¿Fin de ciclo tras el descalabro de ayer?

Laurence Griffiths Getty Images

Tras el derrumbe de La Roja anoche en Maracaná mi amigo Jorge me decía que habíamos asistido a un fin de ciclo. ¿Podemos considerar el descalabro de ayer como un fin de ciclo? Mi hermano no lo cree. Tengo mis dudas al respecto. En cualquier caso los tres coincidimos en que sí lo va a ser para muchos jugadores. Lo cual me lleva al punto que quería llegar: los fallos individuales y colectivos.

Brasil nos arrolló en todos los aspectos: defensivo, atacante, estratégico, táctico, técnico, como equipo. El partido lo empezaron ganando desde las gradas. La catarsis que supuso la interpretación del himno brasileño (como en una tragedia griega los espectadores ahuyentaron la compasión y el miedo) marcó el tono del enfrentamiento. La salida de la canarinha fue demoledora. No solo por el tempranero tanto (Fred). Llegaban a todos los balones antes que nosotros. Mordían. No cedían un milímetro de terreno. Su presión alta era feroz. Nos estaban dando todo un repaso.

Parecía que estábamos viendo el Bayern-Barça de la última Champions. Xavi e Iniesta estaban maniatados. Sergio Busquets capeaba el temporal como podía. La defensa hacia aguas por todas partes. Siempre se encontraban en inferioridad numérica frente a sus rivales. A Arbeloa le perdonaron la roja. Piqué la vio en la segunda parte.

Iker Casillas cantó en los dos goles de Fred (el 1-0 y el 3-0) y creo que podría haber hecho más en el trallazo de Neymar (2-0) porque era por su poste. Este tipo de remate es muy brasileño: sorprenden por el palo corto del meta con potencia y colocación. Tampoco ejerció de capitán como es debido (casi nunca lo ha hecho). Me refiero a cuando Sergio Ramos decidió unilateralmente lanzar el penalti que nos podía meter en el partido o maquillar el resultado. Ni los técnicos, con Vicente del Bosque a la cabeza, ni el capitán supieron parar semejante disparate. Como dice mi hermano pensaríamos lo mismo aunque lo hubiese metido (opinamos igual cuando marcó a lo Panenka en la pasada Eurocopa).

El futuro de Xavi Hernández y Xabi Alonso parece incierto. Castigados fisicamente el culé ha pasado sin pena ni gloria por la Copa Confederaciones. Todos los seleccionadores saben que frenándole el potencial de España queda muy mermado. En cuanto al madridista, ausente por lesión de la competición, hay que ver como se recupera de la operación. La edad no juega a su favor.

Los centrales jugaron infiltrados. Piqué y Ramos no estuvieron a su altura. Por edad les queda cuerda (se puede decir lo mismo de Busquets). Jordi Alba ha quedado retratado en los dos últimos encuentros. Tampoco recibió apoyos de sus centrocampistas de banda. Pienso lo mismo de Arbeloa, quien ayer se encontró con un Neymar  que le desbordó continuamente. En su defensa diré que es la primera vez que le pasa algo así. Estoy acostumbrado a ver como anula a los mejores (Ribery, Robben, Messi, Cristiano Ronaldo, etc.). Pero hay que empezar a plantearse alternativas. No sé si Azpilicueta lo será porque tampoco pudo con Neymar cuando saltó al campo tras el descanso.

Luiz Gustavo es suplente de Javi Martínez en el Bayern. En cambio es titular con Brasil y el navarro es suplente con España. Este me parece el gran error de Del Bosque. No nos podemos permitir el lujo de prescindir de un Campeón de Europa, basico en el esquema del club bávaro, y que ha terminado la temporada como una moto. Mientras que varios titulares de la selección físicamente andan tocados y saturados de minutos. Renunciar al doble pivote para volver al esquema de Luis es una variante táctica. Saldrá bien o mal. Pero Javi Martínez siempre debe tener cabida. Es fácil decirlo ahora visto el desempeño de los Silva, Mata, Xavi, Cesc, etc. Pero lo he pensado desde el principio (y una medular con Busquets y Martínez, por Alonso, nos hace más fuertes y guarda mejor las espaldas de los jugones).

A pesar del trofeo de máximo goleador a Fernando Torres (5 goles, 4 contra Tahití) su ciclo, y el de Villa, tiene los días contados. O debería. Ninguno de ellos ha estado a la altura de una Campeona del Mundo y doble Campeona de Europa. Les dejo la foto del primer remate de Torres: se fue ¡fuera de banda!

Jorge Silva Reuters

En la primera parte hubo un momento en el que pareció que recuperamos el control del balón. Una doble falsa impresión porque ellos se tomaron un respiro y nosotros no llegábamos a puerta. Mucho sobo de pelota pero sin disparo. El primero fue el de la foto de Torres. Entre los minutos 20 y 22 llegaron tres remates consecutivos (el segundo tras un saque de esquina). Muy poco bagaje para ir perdiendo 1-0.

Todo salió mal y ademas nada salió bien. Una expulsión (Piqué), un penalti fallado (Ramos), un casi gol de Pedro salvado en la raya de gol por David Luiz acabando la primera parte (pudo cambiar el rumbo de nuestro abatimiento: 1-1 al descanso sin merecerlo) y sus tres anotaciones en momentos claves (1-0 nada más empezar; 2-0 acabando la primera parte tras la oportunidad de Pedro; 3-0 al comenzar la segunda mitad).

Nos queda el consuelo de la maldición de la Copa Confederaciones: quien la gana no se lleva el Mundial. Pero tampoco tengo claro si nosotros podremos revalidar el titulo. A ver si confirmamos nuestra clasificación de entrada y empezamos a pensar… en renovar puestos y nombres. Desde la portería hasta la delantera.

Juan Barreto AFP

Paulinho, Neymar e Iniesta los tres mejores del torneo

Anuncios

13 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

13 Respuestas a “¿Fin de ciclo tras el descalabro de ayer?

  1. César Sánchez

    Vicente del Bosque se equivocó. Está claro que todas las selecciones del mundo (salvo Italia y Tahití) cambian su estilo de juego cuando se enfrentan a España. Incluida Brasil que salió a presionar y correr, y cortar la circulación del balón a base de patadas. Los equipos se preparan para ganar a España y Del Bosque parece no saberlo. Tras una intensa semifinal contra Italia y un día menos de descanso la Selección no puede salir al Maracaná como si aquello no fuera una auténtica final. ¿Por qué no aprovechó a Jesús Navas o Javi Martínez desde el principio del partido? ¿Y Víctor Valdés aún no se ha ganado la confianza del entrenador?

    En cuanto a los comentarios que señalan un fin de ciclo o que España aburre o que Mourinho si pero Del Bosque no o que hay demasiados catalanes en la Selección, son solo basura. Curiosamente en Sudamérica, aficionados al fútbol y locutores deportivos celebraron no tanto el triunfo de Brasil sino la derrota de España, y aquí reaccionó igual la escoria esa de la bandera con el aguilucho. Llama la atención que tengan reacciones tan parecidas los que aprovechan para proyectar complejos y resentimientos en torno al fútbol.

  2. Ya sé que no tiene nada que ver con lo aquí hablado, pero me llega confirmación del interés del Madrid por Ilarramendi y no tengo otro lugar desde el que manifestar mi alegría. Creo que ha de ser, sin duda, el futuro blanco que no hay que buscar lejos.

  3. Pingback: Peres expresa su esperanza en que la situación en Egipto se calme + MORE | INFORMADORES.INFO

  4. Nuestro amigo Jorge, Adrián, es un tipo muy intuitivo y suele acertar. Yo creo que lo determinante anoche fueron las ganas de los brasileños –sin menospreciar a sus individualidades y a su excelente entrenador- y la desgana de España. Brasil está hambriento de títulos, estaban ahí tan sólo porque eran anfitriones, no por resultados ni por habérselo ganado en el campo. Y España por el contrario viene de ganar dos eurocopas y un Mundial, ¡como para que nos motive la copa del Rey Fahd, o como Blatter y Platini (y Villar) la quieran llamar en cada momento (ahora toca “Copa Confederaciones”)!
    España, con sus periodistas al frente, estomaga al mundo con una actitud prepotente y falsamente humilde, y todos nos la tienen jurada y salen a mordernos. Nuestro fútbol aburre y tiene muy poco gol aunque sea eficaz. Nuestra estructura de capitanes (Iker, Corleone, Ramos,…) pide la sedición a gritos. Y el Marqués jamás navegará contra el viento dominante, ese viento llamado Villarato.
    O sea que sí, que independientemente de las predicciones de Jorge, me gustaría un cambio de ciclo. Esperemos que De Gea, Isco, Deulofeu, Morata, Jesé, Oliver, Alcántara…, (me gustaría haber citado un portero del Madrid, pero hay un tapón que impide que surja) no tarden en instalarse en “la Roja”. Será en cuanto el Marqués se retire, porque las revoluciones no van con él, debe demasiados favores al “stablishment” (Corleone incluido, ahora se ha sabido que fue el “capo” el que hizo sobre el césped la lista de los penaltis contra Italia).

    • Rafaela

      Y visto lo visto ayer, parece que mejor hubiera sido preguntarle a “Corleone” quién tiraba el penalti, ¿no…? Tanto Iniesta como él mismo, son insuperables en ese menester. Incluso Villa, que ahora mismo no recuerdo si ya estaba jugando, lo hubiera hecho bien. En descargo de Ramos, debo decir que casi le sale bien, o sea que no estuvo tirado de pena. Pero hay que dejar a los que saben más, que son los del Quatar; ¡no quiero ni pensar la que os espera la próxima temporada, pardillos!

      • La clave no está en saber tirarlo, sino en querer tirarlo.

        Ramos seguramente se vino arriba —no debió tirarlo—, pero faltó que Corleone o Iniesta dieran un paso al frente y dijeran aquí estoy yo: no lo hicieron. Para qué jugársela y tener la oportunidad de fallar… eso no va con los del Barça.

        Villa, estando Don Vito mangoneando, no tiene ni voz ni voto. Él no se atreverá a llevar la contraria: sabe quién manda.

  5. Buena crónica, Adrián. El ejemplo del Bayern está bien; pero yo, mientras los veía jugar, me acordaba del Real Madrid – Barça de la Supercopa. Me parecía calcado con el 4-3-2-1.

    Me gustó mucho Brasil. Palos incluidos; que yo no llamo palos, por cierto: sino jugar al fútbol con ganas. Nos hemos acostumbrado a las quejas y llantitos varios —no citaré equipo— y cualquier cosa nos parece agresiva.

    En el próximo año y medio, veremos las causas por las que Del Bosque dejó de ser entrenador del Real Madrid: incapacidad manifiesta para tomar decisiones cuando las cosas se ponen feas. Que siga rodando anuncios y recibiendo premios, lo que ha hecho hasta ahora.

    Morirá con los jugadores de la selección, muchos de los cuales deberían dejar de ser convocados de forma inmediata. De hecho, ya tenían que haber dejado de serlo antes de la Copa Confederaciones, en una transición algo más suave. Pero, claro, si decías algo en su contra eras, como poco, un enemigo de la Patria.

    Como mucho, dejará de contar con Arbeloa y Torres —no en el próximo partido, seguro. Vamos, hará lo fácil. Como ha hecho con el paripé de alternar porteros y que nos quedemos contentos durante los primeros partidos para luego salirse con la suya y justificar lo injustificable: Casillas de titular. No hablaré de Xavi ‘Corleone, hacedor de alineaciones’ Hernández porque ya me da vergüenza.

    Todo el mundo criticará a Arbeloa, pero, salvo una ocasión que fue desacierto propio, tuvo que tapar las meteduras de patas de Iniesta y Alba. Pedrito, que estaba por su banda, no le echó un capote en toda la primera mitad. Era curioso escuchar a los comentaristas y leer los comentarios en Twitter: en la primera parte, Arbeloa era el manta; en la segunda, Neymar era el bueno. Torres, además, peleó balones. No con mucho acierto, pero ninguno de los dos estuvo por debajo de la media del equipo.

    Casillas se zampó los tres: en el segundo, quita la mano por miedo. Qué poco aguantan las mentiras: me pareció oir las carcajadas de Mourinho, en Londres, desde mi casa en Madrid. El porterito está sentenciado. Alguna vez escribí que se equivocaba, porque quien manipula a la opinión pública lo acaba pagando: dejó de lado sus funciones como capitán del Madrid para darse a la selección y lo pagará. Al tiempo.

    Si Italia llega a aguantar táctica y físicamente el otro día, no llegamos a la final. Lo de Nigeria fue el primer aviso. Eso sí, los comentaristas ayer ya no pronuncian ‘La Roja’.

    Veámoslo por el lado bueno: ningún equipo en el que juegue Xavi Hernández y que pierda me produce pena extrema. Inclusive la selección española.

  6. Muy buena critica del partido compañero. Como dicen por ahí arriba suscribo todo lo que comentas… España no estuvo a la altura, los jugadores se achicaron desde el minuto 1…antes de que llegase el gol…y siguieron sin reaccionar el resto del partido. Merecieron lo que recibieron.

    No creo que sea el fin de una era aún,pero Del Bosque y los propios jugadores deben pensar còmo mejorar porque pueden hacerlo.

    Y sobre todo…el 9 de La Roja tiene que encontrarse, quien quiera que sea (que Torres espero que no).

    Un saludo

  7. RODRI

    Suscribo todo lo dicho. Y añado una imagen de hace cincuenta y tantos años que me vino a la cabeza cuando Ramos cogió el balón para tirar el penalti.
    Siempre, en el patio del colegio, había algún “chupón” que quería hacer todo.
    Casi siempre le salía mal.
    Anoche tuve esa misma impresión.
    Sigo pensando que como estamos en época de Tour, Del Bosque, el marqués anticolesterol, sigue a piñón fijo, incapaz de reaccionar con sensatez.

  8. Dante

    Se me olvidaba, en el golazo de Neymar, Iker retira la mano ¿miedo a la lesión?

  9. Dante

    Estupenda crónica; la suscribo en su totalidad. Italia ya nos pintó la cara. Tengo la sensación de que las alineaciones y los cambios están pre-establecidos. ¿Porque no salió Navas desde el principio cuando fue el mejor contra Italia? ¿Javi Martínez solo vale para delantero centro de emergencia? Antes que el Bayern, el Madrid de Mourinho ya había dado con las claves para desmontar tanto amaneramiento con el balón (nos han metido 7 pero el balón ha sido nuestro; Xavi Corleone). Como España no juegue a otro ritmo, con más velocidad y verticalidad -en los mejores partidos lo ha hecho- no pasamos de cuartos.

  10. Dionisio

    Sí, yo también estoy acostumbrado a ver cómo Arbeloa anula a los mejores a base de patadas y faltas sin fín. ¡Qué bonito ejemplo has puesto, Adrian! ¿De verdad que no hay otro lateral en España mejor que este buen hombre?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s