Archivo diario: julio 1, 2013

¿Fin de ciclo tras el descalabro de ayer?

Laurence Griffiths Getty Images

Tras el derrumbe de La Roja anoche en Maracaná mi amigo Jorge me decía que habíamos asistido a un fin de ciclo. ¿Podemos considerar el descalabro de ayer como un fin de ciclo? Mi hermano no lo cree. Tengo mis dudas al respecto. En cualquier caso los tres coincidimos en que sí lo va a ser para muchos jugadores. Lo cual me lleva al punto que quería llegar: los fallos individuales y colectivos.

Brasil nos arrolló en todos los aspectos: defensivo, atacante, estratégico, táctico, técnico, como equipo. El partido lo empezaron ganando desde las gradas. La catarsis que supuso la interpretación del himno brasileño (como en una tragedia griega los espectadores ahuyentaron la compasión y el miedo) marcó el tono del enfrentamiento. La salida de la canarinha fue demoledora. No solo por el tempranero tanto (Fred). Llegaban a todos los balones antes que nosotros. Mordían. No cedían un milímetro de terreno. Su presión alta era feroz. Nos estaban dando todo un repaso.

Parecía que estábamos viendo el Bayern-Barça de la última Champions. Xavi e Iniesta estaban maniatados. Sergio Busquets capeaba el temporal como podía. La defensa hacia aguas por todas partes. Siempre se encontraban en inferioridad numérica frente a sus rivales. A Arbeloa le perdonaron la roja. Piqué la vio en la segunda parte.

Iker Casillas cantó en los dos goles de Fred (el 1-0 y el 3-0) y creo que podría haber hecho más en el trallazo de Neymar (2-0) porque era por su poste. Este tipo de remate es muy brasileño: sorprenden por el palo corto del meta con potencia y colocación. Tampoco ejerció de capitán como es debido (casi nunca lo ha hecho). Me refiero a cuando Sergio Ramos decidió unilateralmente lanzar el penalti que nos podía meter en el partido o maquillar el resultado. Ni los técnicos, con Vicente del Bosque a la cabeza, ni el capitán supieron parar semejante disparate. Como dice mi hermano pensaríamos lo mismo aunque lo hubiese metido (opinamos igual cuando marcó a lo Panenka en la pasada Eurocopa).

El futuro de Xavi Hernández y Xabi Alonso parece incierto. Castigados fisicamente el culé ha pasado sin pena ni gloria por la Copa Confederaciones. Todos los seleccionadores saben que frenándole el potencial de España queda muy mermado. En cuanto al madridista, ausente por lesión de la competición, hay que ver como se recupera de la operación. La edad no juega a su favor.

Los centrales jugaron infiltrados. Piqué y Ramos no estuvieron a su altura. Por edad les queda cuerda (se puede decir lo mismo de Busquets). Jordi Alba ha quedado retratado en los dos últimos encuentros. Tampoco recibió apoyos de sus centrocampistas de banda. Pienso lo mismo de Arbeloa, quien ayer se encontró con un Neymar  que le desbordó continuamente. En su defensa diré que es la primera vez que le pasa algo así. Estoy acostumbrado a ver como anula a los mejores (Ribery, Robben, Messi, Cristiano Ronaldo, etc.). Pero hay que empezar a plantearse alternativas. No sé si Azpilicueta lo será porque tampoco pudo con Neymar cuando saltó al campo tras el descanso.

Luiz Gustavo es suplente de Javi Martínez en el Bayern. En cambio es titular con Brasil y el navarro es suplente con España. Este me parece el gran error de Del Bosque. No nos podemos permitir el lujo de prescindir de un Campeón de Europa, basico en el esquema del club bávaro, y que ha terminado la temporada como una moto. Mientras que varios titulares de la selección físicamente andan tocados y saturados de minutos. Renunciar al doble pivote para volver al esquema de Luis es una variante táctica. Saldrá bien o mal. Pero Javi Martínez siempre debe tener cabida. Es fácil decirlo ahora visto el desempeño de los Silva, Mata, Xavi, Cesc, etc. Pero lo he pensado desde el principio (y una medular con Busquets y Martínez, por Alonso, nos hace más fuertes y guarda mejor las espaldas de los jugones).

A pesar del trofeo de máximo goleador a Fernando Torres (5 goles, 4 contra Tahití) su ciclo, y el de Villa, tiene los días contados. O debería. Ninguno de ellos ha estado a la altura de una Campeona del Mundo y doble Campeona de Europa. Les dejo la foto del primer remate de Torres: se fue ¡fuera de banda!

Jorge Silva Reuters

En la primera parte hubo un momento en el que pareció que recuperamos el control del balón. Una doble falsa impresión porque ellos se tomaron un respiro y nosotros no llegábamos a puerta. Mucho sobo de pelota pero sin disparo. El primero fue el de la foto de Torres. Entre los minutos 20 y 22 llegaron tres remates consecutivos (el segundo tras un saque de esquina). Muy poco bagaje para ir perdiendo 1-0.

Todo salió mal y ademas nada salió bien. Una expulsión (Piqué), un penalti fallado (Ramos), un casi gol de Pedro salvado en la raya de gol por David Luiz acabando la primera parte (pudo cambiar el rumbo de nuestro abatimiento: 1-1 al descanso sin merecerlo) y sus tres anotaciones en momentos claves (1-0 nada más empezar; 2-0 acabando la primera parte tras la oportunidad de Pedro; 3-0 al comenzar la segunda mitad).

Nos queda el consuelo de la maldición de la Copa Confederaciones: quien la gana no se lleva el Mundial. Pero tampoco tengo claro si nosotros podremos revalidar el titulo. A ver si confirmamos nuestra clasificación de entrada y empezamos a pensar… en renovar puestos y nombres. Desde la portería hasta la delantera.

Juan Barreto AFP

Paulinho, Neymar e Iniesta los tres mejores del torneo

13 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol