Un siglo de guerras coloniales españolas y algunas de sus canciones (por Rodri)

El 27 de diciembre de 1927, en el Teatro Duque de Sevilla, se estrena la revista lírica “Olé ya” con libreto de Pedro Muñoz Seca y Pedro Pérez Fernández y música del maestro Guerrero.

España, en ese año, mezcla en un coctel explosivo sus ganancias y pérdidas. Se funda la compañía nacional de transporte aéreo de pasajeros, Iberia. Se crea la Compañía Arrendataria del  Monopolio del Petróleo, CAMPSA. La CNT se reorganiza y de su seno nace la Federación Anarquista Ibérica, FAI.  Y a pesar de la dictadura de Primo de Rivera se producen en el país 107 huelgas con un aumento considerable de huelguistas y jornadas laborables sin producción.

Y, sobre todo, los soldados españoles siguen en África aunque, tras las últimas refriegas de Alhucemas en septiembre y octubre del 25, las fuerzas militares españoles y francesas (acuerdo entre Primo de Rivera y Petain) han conseguido una victoria que  ha forzado a Abd elKrim a retirarse.

Consecuencias: Francia se queda con la parte más grande del pastel norteafricano y España con la zona norte que es el Protectorado  Español de Marruecos.

Adelantémonos unos años, vamos al origen de la historia.

España mantuvo guerras con África desde 1859 tras un ataque a soldados españoles cerca de Ceuta. El presidente del gobierno, general O’Donnell, amante en esos momentos de la reina Isabel II, decidió la invasión del sultanato de Marruecos para lavar el ultraje  inferido al pabellón español por las horas salvajes. Y aquí empezó todo. Al principio, bien. En marzo de 1860, tras la batalla de Wa-Ras, España recibía Ceuta y Melilla a perpetuidad, la soberanía sobre las Chafarinas, el territorio de Santa Cruz, (luego se llamó Sidi-Ifni) y Tetuán bajo el dominio español hasta que Marruecos pagase un indemnización de 100 millones de pesetas.

El desfile militar para celebrar la victoria africana motivó que  durante meses tropas acuartelaran en unos descampados próximos  a los Cuatro Caminos madrileños. La estancia duró meses. Esa zona se empezó a llamar Tetuán de Las Victorias y es el barrio que hoy se conoce.

Todos los conflictos bélicos españoles se reflejaban en la vida cotidiana. El estreno de la zarzuela  “Gigantes y Cabezudos” el 29 de noviembre de 1898 fue un éxito apoteósico tanto por la partitura de Fernández Caballero como por el libreto de Miguel de Echegaray. Aquí el tema no era África si no las repatriaciones de los derrotados de Cuba que volvían enfermos, heridos y entristecidos. Siempre los muertos aparte. El número más patriotero y popular fue el “Coro De Repatriados”.

El 27 de julio de 1909 tuvo lugar lo que se conoció como “el desastre del Barranco del Lobo” donde las tropas españolas fueron derrotadas por los rifeños causando un tremenda mortandad, más de mil muertos y seiscientos heridos.

El  28 de septiembre de 1909,  en la zona del zoco de El Had de Beni Sicar, muy cerca de Melilla, murió el soldado Luis Noval Ferrao. Su heroico comportamiento consistió en que estando junto a los enemigos y próximo a las defensas españolas, mandó abrir fuego para impedir el ataque. Realmente murió por las balas españolas. El fuego amigo.

OLYMPUS DIGITAL CAMERADespués de muerto, se le hizo cabo, se le concedió la Cruz Laureada de San Fernando y se le hicieron varios monumentos. Uno de ellos está en un lateral de la plaza de Oriente. Los que hayan visto la película española “Los tramposos” tal vez recuerden una escena en la que Tony Leblanc y Venencio Muro comen en un restaurante, dicen que no pueden pagar y Antonio Ozores se marca un full; es decir, se hace pasar por policía, para irse los tres sin pagar. Les sale mal, claro.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAEse restaurante es el desaparecido “Wamba” y estaba en ese parque junto a la estatua del cabo (ya ascendido por méritos de muerte) Noval.

El único homenaje cantado que he encontrado es este himno en él que se le cita, a partir del 5’24. Ignoro la fecha de su creación. Noval pertenecía al Regimiento Príncipe nº 3.

La letra empieza con: Orgullosa está la Infantería…  Y en la segunda estrofa nos encontramos  con: Soy soldado que anhela victoria, descendiente del cabo Noval…

El 31 de octubre de 1919 en el Teatro Martín de Madrid se estrenó  la revista “Las corsarias” de Jiménez y Paradas con música del maestro Alonso. Obra un tanto chabacana, frívola y simpática, con un argumento que paso de relatar. Pero tenía un pasodoble que, inmediatamente, se convirtió en aire popular y motivo para que  marcaran el paso los soldados que iban a la guerra ¡que a la guerra, a las guerras! de África. El título del pasodoble era: “Banderita”. Y le valió al compositor granaíno la Gran Cruz de Alfonso XII.

En el Teatro Vital Aza, de Málaga, en julio de 1921, la cupletista Lola Montes, nombre artístico de Mercedes Fernández, a quien su marido el empresario Luis Bellido, se empeñó en hacer estrella y le puso el nombre de la irlandesa actriz y bailarina exótica que fue amante de Luis I de Baviera, cantaba con gran dolor y sufrimiento “Soy El Novio De La Muerte”, cuplé que, con música de Juan Costa, escribió Fidel Prado, (*) en alabanza al Tercio de Extranjero de la Legión Española. Millán Astray, prendado por música y letra, hizo que el cadencioso cuplé se adaptara a una vigorosa marcha que siguen cantando los Caballeros Legionarios. Lola Montes cantaba por aquellos tiempos “Tadeo, No Te Cortes El Bigote Que Estás Feo” o el popularísimo “Agua Que No Has De Beber”.

Teatro Centro de Madrid. 16 de abril de 1927. Zarzuela con libreto de Juan José Lorente y música de José Serrano (quien, muy joven, había colaborado con su maestro Fernández Caballero en “Gigantes y Cabezudos”). Se titula “Los de Aragón”. Unos novios se separan. Él va a la guerra de África; ella quiere ser artista y le deja y, abandonando Zaragoza, se marcha por esos mundos. Vuelven los dos. Él, sargento y ella, famosa. No sigo. En la romanza del soldado dice: Cuantas veces solo, entre las chumberas… Esperaba una carta que no llegó. Les separó la guerra de África.

Regresemos al inicio de este siglo de guerras. El 23 de marzo de 1928 se estrena en el Teatro Circo de Price de Madrid, la revista del maestro Guerrero “La orgía dorada”. Es una “ampliación” de aquella “Olé ya” añadiendo a Tomás Borrás en el libreto y a Juan Benlloch en la partitura. Uno de los cuadros que se mantienen es “Soldadito Español”, que daba un resultado magnífico para ese número que  antes se hacía, y se sigue haciendo, de “final con toda la compañía”. Y como siempre, de forma permanente, el canto a la heroicidad de los soldados españoles en África.

En este año 28, en el mes de octubre, se dan dos inauguraciones: la Academia General Militar de Zaragoza, cuyo primer director es el general Franco y la creación del Opus Dei.

El Ejército Español, desde los comienzos de las guerras en 1859, se dividió en dos sectores fundamentales: africanistas, donde se hacía una rápida carrera militar por los ascensos por méritos de guerra, y  peninsulares.

El 22 de julio de 1921 las tropas españolas bajo el mando del general Manuel Fernández Silvestre, Comandante General de Melilla, sufrieron uno de los más grandes reveses de su historia: la derrota de Annual, conocida como “el desastre de Annual”

Hay dos frases anecdóticas pertenecientes a Alfonso XIII. La primera cuando Silvestre, amigo del rey, se adentró sin ningún cuidado entre los rifeños. En un telegrama, el rey le decía al general: Olé tus cojones. Te espero el día 25 (el día de Santiago). La segunda (puede ser una leyenda urbana) cuando se empezaron a pagar los rescates por los militares apresados por los rifeños tras las gestiones hechas por el empresario Horacio Echevarrieta, se dice que el Rey comentó: La carne de gallina es barata, refiriéndose al costo económico del trueque.

Entre octubre de 1957 y abril del 58 estuvimos en guerra en Sidi-Ifni. Terminó la aventura bélica cuando, definitivamente, se arrió la bandera española el 30 de junio del 69.

Y total, ¿para qué? Alguien tendrá algún día que contar el número de muertos de “soldaditos españoles en este siglo de guerras coloniales.

RODEO-FIDEL PRADO

(*)  Antes de conocer al Fidel Prado, letrista de cuplés, leí todas las novelas de ¿otro? Fidel Prado que escribía en la colección Rodeo de novelas del Oeste. Su más directo rival era Marcial Lafuente Estefanía pero yo siempre fui fiel a Fidel Prado. ¿No sé si son las misma persona?. Probablemente no. Si alguien me pueda dar el dato: gracias. A finales de los setenta conocí y entrevisté a Eduardo de Guzmán, periodista, escritor y miembro del comité de la CNT. Yo había leído tres de sus obras “El año de la victoria”, “Nosotros, los asesinos” y “La muerte de la esperanza”. Salió de la cárcel en el  año 49, no pudo volver al periodismo y se ganó la vida escribiendo para la colección FBI novelas con el nombre de Eddie Thorny. Tengo algunas todavía.

FBI-Eddie Thorny

 

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo Cultura, Música, Política

4 Respuestas a “Un siglo de guerras coloniales españolas y algunas de sus canciones (por Rodri)

  1. RODRI

    Si, Gustavo. Ese es otro gran “tema”, no simplemente como apunto: él de los soldados muertos, si no como se hizo en esa España monárquica el reclutamiento de los pobres jóvenes que se fueron a luchar y los que se quedaban en casa. por el dinero de sus padres.
    ¡Magnífico el apunte bibliográfico!

  2. Lo bueno de un gran post como éste, es que luego se te ocurren más cosas. Si me lo permites, añado a tu colección un ejemplo de eso que se dio en llamar “canciones de quintos”, generalmente, las canciones que los mozos (como eran llamados) o quintos cantaban al ser llamados a filas. Pero al patearse una obra tal, por ejemplo, como la Magna Antología del folklore español (varío un poco el título) del profesor García Matos, te das cuenta de que un buen número de esas canciones no hablan de la “mili”, sino del reclutamiento forzado para esas guerras “de ultramar”. Un buen ejemplo es esta toná popular intepretada por Jarcha, con ese estribillo, esclarecedor y jocoso a la par que horripilante: “Si te llaman te joes que te tienes que ir, que tu padre no tiene para librarte a ti”, pues, para quien no lo sepa, el reclutamiento era forzado, y se podía librar de él pagando una cifra que, como es lógico, algunos no podían afrontar (por otro lado, un buen número de legionarios eran condenados a los que se les había dado la opción de librarse de la cárcel de este modo, sin operar ninguna causa ideológica en principio; fue el caso de Valentín González, “El Campesino”). Como ejemplo, uno de los desencadenantes de la Semana Trágica de Barcelona fue el total aniquilamiento de un contingente de “reservistas”, reclutas forzosos, provenientes de la clase obrera barcelonesa en uno de esos desastres, creo que precisamente el del Barranco del Lobo.
    La canción es ésta, pero por supuesto hay muchas más

  3. Dante

    Bravo! Bravo!

  4. Muy interesante este recorrido histórico-sentimental. Muy bueno, Rodri.
    Sin ánimo de enmendarte -¿cómo podría?-, aporto otro dato cultural, que fue el nacimiento de una literatura, corta pero interesante, como fue la novela antibelicista y anticolonialista de los escritores que formaron el grupo “Posguerra”: el mismísimo Fermín Galán (el héroe de Jaca) escribió “La barbarie organizada. Novela del tercio” (1926-1931); Balbontín, “El suicidio del príncipe Ariel” (1929); Arderius: “La duquesa del Nit” (1926) y “La espuela” (1927); García Maroto, “España 1930” (1927); Díaz Fernández, “El blocao”(1928); y Ramón Sender, “Imán” (1930), entre otras. Sus argumentos y una crítica se pueden consultar en el maravilloso libro de Víctor Fuentes “La marcha al pueblo a las letras españolas”
    http://books.google.es/books?id=Ib2Mp2jE8kMC&printsec=frontcover&hl=es#v=onepage&q=sender&f=false
    (uno de mis libros de cabecera)
    Para acabar, sólo diré que, en cierto modo, el africanismo de los militares españoles equivalió al revanchismo italiano y alemán de la posguerra europea, con lo cual, la mayoría ya sabéis lo que quiero decir.
    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s