Archivo diario: mayo 1, 2013

El sueño de la Décima se aparca para la próxima temporada

Benzema Ramos

No pudo ser: el sueño de la Décima se aparca para la próxima temporada. El Real Madrid rompió la imbatibilidad del Borussia Dortmund en esta Champioons.  Pero el 2-0 no fue suficiente, nos quedamos a un gol del pase a la final.

En un gran partido el primer cuarto de hora merengue fue espléndido. Fallamos tres ocasiones claras: Gonzalo Higuaín en el minuto 3, Cristiano Ronaldo erraba minutos después y a renglón seguido fue Mesut Özil. Solos frente al meta rival. Quizás en la de Özil este debería haber pasado a CR7 quien llegaba solo a puerta vacía. A esto tenemos que añadir que su mejor jugador Götze se retiró lesionado en el minuto 14. Por nuestra parte se notaba que tanto Cristiano como Xabi Alonso estaban mermados. El tolosarra fue sustituido por Khedira en el 68.

Llegar al descanso con un rácano 0-0 no presagiaba nada bueno. No habíamos sacado provecho de nuestra superioridad. Y el rodillo alemán seguía a lo suyo: preservar como agua en paño su 4-1 de la ida. Ese empate sin goles era un gran triunfo. Un subidón para su autoestima. Salieron en la segunda mitad convencidos de sus posibilidades. Estuvieron a punto de sentenciar en los primeros 15 minutos. Se habían cambiado las tornas. Lewandoskwy tan acertado en los tres enfrentamientos anteriores estrelló un balón en el larguero y marró una gran ocasión. Diego López hizo la parada de la semifinal: le paró a bocajarro un remate a Gündogan.

Mourinho se la jugó y arriesgó con un doble cambio en el 57: Benzema y Kaká por Higuaín y Coentrao. Esto supuso un cambio táctico y la reorganización defensiva (Sergio Ramos, Varane y Essien). La figura de Ramos sobresalió sobre los demás. Se las tuvo tiesas con el avispado delantero centro polaco en una lucha épica, a lo que añadió su empuje mandando en defensa, subiendo al medio campo e incorporándose al ataque. Tuvo el premio de anotar el 2-0 -a pase de Benzema- cuando aún quedaba tiempo para el soñado y decisivo tercer tanto. Antes, en el 82, Benzema abrió finalmente la lata aprovechando el pase de la muerte de Özil (en jugada conducida por Kaka).

Ramos dijo al final “Si en Dortmund hubiésemos hecho la mitad de lo que hemos hecho hoy, no hubiera existido color.” En Alemania se quejó de la falta de actitud que demostraron en el campo. No puedo estar más de acuerdo con sus manifestaciones. Su partidazo de ayer me congracia nuevamente con él. Intuí que todo estaba perdido cuando vio la amarilla que le alejaba de Wembley

Ahora es el momento de reagruparse tras el palo y pensar en la final de Copa contra el Atleti.

5 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol