Archivo diario: abril 10, 2013

En Champions no se puede ir de paseo

Javier Soriano AFP

En Champions no se puede salir al campo de paseo. Con el 3-0 de la ida y el tempranero 0-1 (Cristiano Ronaldo en el minuto 8 a pase de Khedira) el Real Madrid se fue al descanso con la cabeza puesta en las semis. O en otras cosas. El caso es que vendieron la piel del oso antes de cazarlo. Se sintieron tan superiores que salieron a pasar el rato en la segunda parte. Craso error que pudo costar caro, muy caro. Al final se perdió solo por 3-2 gracias al tanto en los instantes finales de CR7 (tras una buena jugada de Benzema, quien había sustituido a Higuaín).

El Madrid entrò bien en el encuentro. Supo atemperar las ganas del Galatasaray. Y la ensordecedora pasión de las gradas. Supongo que en Mojacar no dejarían jugar este partido (el municipio almeriense es muy sensible a la contaminación acústica y acaba de aprobar una normativa por la que sancionarán a bares y cafés por el impacto de los decibelios producidos por las fichas de dominó y los dados). El Pipita y Di María (se empieza a parecer a si mismo) estaban enchufados. Su presión daba frutos. Modric parecía controlar el tiempo de juego. Khedira andaba suelto. Los laterales –Essien y Coentrao– se imponían. Los centrales cerraban bien.

En una de esas presiones altas el Fideo estuvo a punto de marcar al volver a hacerse con un balón, tras una salida fuera del área de Muslera (desbarató una ocasión en nuestro primer contraataque). Pero en última instancia el portero pudo despejar. Al poco llegó la segunda contra: 0-1. Al rato un taconazo de Cristiano habilita a Di María pero su remate frente al meta se le va alto.

Mesut Özil no daba la sensación de estar a la altura de sus compañeros. Acabo sucumbiendo a la presión. La emocional (era la primera vez que jugaba en la tierra de sus mayores, donde no acogieron bien que eligiese a la selección alemana sobre la turca) y la que provocaba la ruidosa hinchada local. Y eso que encontró a Khedira en la jugada del 0-1. Debería haber servido para encauzar su juego.

La primera mala noticia ocurrió a la media hora cuando Essien abandonó el campo lesionado. Le sustituyó Arbeloa (fue expulsado en el 90 por doble amarilla: dos en un minuto, la segunda por hacer un gesto llamando loco al árbitro). Pero lo peor vino en la segunda mitad (incluyendo la mencionada expulsión).

La transformación fue total. Los blancos se fueron del partido. Solo apareció Ronaldo. Falló un gol y anotó su segundo en el descuento. Tuvo tres oportunidades en total, dos tantos. Más un buen remate que se fue alto por poco.

El empate llegó en el 57 por medio de un impresionante trallazo de Eboué. El lateral diestro se plantó en las inmediaciones de nuestra área libre de marca. Del desconcierto al pánico se pasó en tan solo 120 segundos. Los que van del min. 70 al 72. Sneijder, desaparecido en la ida, enmendó un error anterior (solo ante Diego López)  y realizó un jugadón. Se desembarazó de Varane con una autopase corto y se coló por el centro entre el francés y Pepe. Logró el 2-1. Drogba que fue una pesadilla en el Bernabéu esta vez sí vio portería. Una genialidad. Bien encimado por Varane se sacó un taconazo que supuso el 3-1. Ardió Estambul. Apenas se podía escuchar al locutor de TVE (lo cual me creo tremenda confusión cuando Drogba volvió a anotar, en fuera de juego, hasta que pude ver que se había anulado).

Murad Sexer Reuters

No tardó Mourinho en reaccionar: Benzema por Higuaín (en el 73). Después viendo que podíamos correr peligro con esos balones aéreos tan fatídicos colocó a Albiol (por Özil en el 81).

La falta de Xabi Alonso se notó demasiado. A pesar de esto un equipo que aspira a ganar una Champions no puede estar a punto de hacer el ridículo, con un 3-0 en la ida y un 0-1 en la vuelta. No me parece de recibo. La buena noticia es que hemos pasado a semifinales. Debemos recordar y aprender de las palabras de Cristiano: “Se puso complicado por nuestra culpa. En el fútbol no se puede regalar nada. Hoy nos ha pasado esto y debe servir de ejemplo para en el futuro jugar los noventa minutos.”

5 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol