Archivo diario: diciembre 9, 2012

Se ganó en Valladolid

AS

El Real Madrid viajó en autobús a Valladolid con la necesidad de volver con los 3 puntos. Y se ganó. Así que supongo que la excursión de vuelta sería feliz (al final del post hay una foto del twitter de Mesut Özil).

Los blancos, ayer de verde, salieron a por el encuentro desde el principio. Buscando el remate, finalizando las jugadas. Presionando desde arriba. La presencia en el once de Callejón -en detrimento de Di María– garantizaba ese espíritu de lucha. Pero los de Djukic, bien trabajados, eran conscientes de nuestra tradicional debilidad defensiva: los balones aéreos a balón parado. Así en el primer saque de esquina (min. 6) Manucho anotaba el 1-0. Estaba solo en el área pequeña. Cinco madridistas le observaban. La pelota le llegó tras una confusión en la que intervienen hasta dos jugadores locales. 5 minutos después empataba Benzema. Otro error defensivo, esta vez local. La presión del vigente campeón provocó un pase atrás y la perdida de la pelota: Sereno resbaló y Callejón atento se hizo con la bola. Desbordó en carrera y le sirvió en bandeja de plata el tanto a Benzema. El marcador hacía justicia en el reparto de fallos. Pero no en el juego, claramente favorable al Madrid. En estas estábamos hasta que el segundo córner, también lanzado por Ebert, supuso el 2-1. Manucho le gana la posición a Sergio Ramos y cabecea cómodamente a la red. Era el minuto 21. Los míos no se descompusieron y siguieron a lo suyo. Obtuvieron el premio en el 44. Una excelente jugada de Özil, y una gran pared con Benzema, supuso que el alemán empatase a 2.

Mourinho optó por la lógica en su alineación. Callejón, se había ganado la titularidad, entró en el equipo y Di María se quedó en el banquillo. El Fideo se ha ganado la suplencia. En la defensa no hubo inventos y Nacho salió de lateral izquierdo. Hace unas semanas Dante preguntaba si el canterano era diestro o zurdo. Desde entonces me he fijado en él: es diestro. Jugó a pierna cambiada, pero era el menor de los males (no había que retocar más puestos de la defensa). Durante la primera parte el Real Madrid dominó. Salvo esos fatídicos errores puntuales. Pepe y Ramos aportaban contundencia y serenidad. Xabi Alonso y Khedira se bastaban para controlar el ritmo. Callejón estaba a por todas. Cristiano Ronaldo y Özil eran los mejores. Buscaban y creaban peligro. Se ofrecían. Encontraban al compañero. Y aprovechaban los desmarques de Benzema y la brega de Callejón.

El Valladolid acusó la baja de Ebert (a la media hora) y quizás por eso en el descanso Mou apostó por la primera de las variantes que ofreció ayer: entró Di María por Nacho. Esto supuso que Callejón bajó al lateral izquierdo.Un cuarto de hora después, en el 60, se la jugó: Modric por Arbeloa. Había que ganar el partido y esto se consigue desde el centro del campo. Tras el 2-3 (min. 71) amarró y buscó asegurar el resultado:  Varane sustituyó a Benzema. Volvió a acertar porque le salió todo bien

Curiosamente en estos segundos 45 minutos no vimos al CR7 de la primera mitad. Özil tampoco fue el mismo. Hasta que anotó el 2-3 de falta. Impecable lanzamiento. A partir de ahí, con el subidón de haber metido dos goles y el marcador a favor, volvió por sus fueros. Impuso criterio y control. Bien apoyado por Alonso y Modric. Khedira parecía fatigado, pero su presencia siempre impone al contrincante.

Ahora la siguiente cita será el próximo fin de semana en el Bernabéu contra el Celta Espanyol. Y esta noche el Betis recibe al Barça

Bus

20 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol