Archivo diario: noviembre 15, 2012

La policía catalana de CiU

Ayer la policía catalana de CiU volvió a demostrar su verdadero rostro: un cuerpo represivo al servicio de la burguesía corrupta que ocupa la Generalitat. Felipe Puig, el responsable de Interior nombrado por Artur Mas, es un viejo conocido. Desde los tiempos de la presidencia de Jordi Pujol: fue Consejero de Medio Ambiente primero, para luego pasar a serlo de Política Territorial y Obras Públicas (2001-2003).  Durante este último mandato se adjudicaron las obras del túnel de metro del Carmel. El hundimiento se produjo al poco tiempo de la toma de posesión del gobierno de Pasqual Maragall (PSC). 

Puig, llegó a copar 41 cargos consecutivamente, estuvo en el centro de la tormenta política generada por el presidente Maragall en el Parlament (marzo 2005), cuando denunció que el problema de CIU “era el 3%”. La cifra se refería al presunto cobro de comisiones ilegales a ADIGSA, dependiente del departamento controlado por Puig. No estuvo imputado, aunque sí lo están cargos de su confianza, en un proceso en el que los constructores han declarado que la trama corrupta llegó a tarifar comisiones de hasta el 20%.

En su actual cargo –Consejero de Interior– saltó a la primera plana de nuevo. Fue en mayo del año pasado. Y recurro de nuevo a la Wiki: El 27 de mayo de 2011, tras el intento de desalojo por parte de los Mossos d’Esquadra de la acampada en Plaza de Cataluña organizada a partir de las protestas del 15 de mayo, miles de personas solicitaron su destitución al ser el responsable directo. Puig afirma no haber ordenado un desalojo, pero grabaciones filtradas demuestran que las órdenes del comisario Joan Carles Molinero a las 7:40 eran “comenzar el desalojo” y “la prioridad es recoger la logística importante”. A fecha de 7 de junio, Puig acumulaba siete denuncias y una querella por aquellos incidentes, incluyendo una denuncia de la asamblea general de Sol (acampada de Madrid).En una comparecencia parlamentaria el 8 de junio, Puig declaró que la culpa de las cargas policiales la tuvo la agresividad de los indignados.

Ya había dado muestras de sus intenciones nada más ser nombrado: “tensar la ley hasta allí donde esté permitido y un poco más”. Esta declaración recuerda mucho a unas del hoy cesado concejal del Ayuntamiento de Madrid, Pedro Calvo.

Ayer en Tarragona los Mossos se volvieron a lucir, haciendo gala de lo que mejor saben hacer: pegar a mujeres y menores. Como podrán comprobar a continuación.

Algunas fuentes dicen que el peligroso terrorista radical tiene 13 años. Otras afirman que solo son 10 (pienso que tiene 13). De cualquier forma es un menor, Y no se trata de una acción fortuita como afirman ahora los responsables policiales. Como tampoco lo fueron los golpes que le propinaron a la muchacha. El segundo y el tercer porrazo que la dan, por lo que vemos en la filmación, son puro ensañamiento.

No quisiera terminar sin señalar un asunto que me parece importante. El agredido es un menor. Y me parece una barbaridad que al mostrar las consecuencias del golpe no se pixele su rostro. Una irresponsabilidad que han cometido muchos medios, y también gente en las redes sociales. En las últimas horas he podido comprobar que alguna prensa ha rectificado al respecto.

20 comentarios

Archivado bajo Política