Archivo diario: noviembre 2, 2012

Se reivindica al Gonzalo García Pelayo cineasta

Hará una hora que me conecté. En mi buzón de entrada había un email de Gonzalo García Pelayo con un enlace a un estupendo artículo de Marcos Ordóñez en El País. Se titula “El gran García Pelayo” y les recomiendo su lectura.

[…] La reivindicación comenzó, como suele suceder, al otro lado del charco: hará tres años, el Festival de Cine de Buenos Aires (Bafici) programó con gran éxito Frente al mar Vivir en Sevilla (1978), su película favorita (en mi memoria destellan las memorables intervenciones de Silvio, de Farruco, del Niño del Taller). El Bafici fue la punta de lanza del rescate, pero también la labor de la combativa revista Lumière. En buena medida gracias a ellos, Gonzalo García Pelayo entrará, como quien dice, por la puerta grande de la Maestranza: el Festival de Cine Europeo de Sevilla ha organizado un ciclo de sus películas (del 6 al 10 de noviembre) y, entre el 5 y el 7, la universidad de su ciudad le dedica el seminario Penetrar la alegría. Un homenaje merecidísimo, al que seguirán otros dos, en el madrileño CineMad (16 al 25 de noviembre) y en la Filmoteca de Cantabria (Santander), del 21 al 28. Descúbranlo, háganse el favor. […]

Me alegra mucho leer la pieza de Ordóñez. Por muchos motivos: Gonzalo fue mi mentor, es amigo, y su carrera como director de cine está por encima del nivel que se le reconoció en su época. Además tuve la fortuna y el honor de colaborar en la elaboración del guión de Vivir en Sevilla. Por ejemplo su primera película Manuela, en mi opinión, representó una novedad en la cinematografía española. Un musical en toda regla, donde las letras de las canciones formaban parte del guión. La música era protagonista de una cinta basada en un texto de reconocido valor (la novela de Manuel Halcón del mismo titulo).  Siempre he sostenido que hay una secuencia que luego Tarantino repitió en uno de sus dos Kill Bill (GGP piensa que exagero). En Manuela la secuencia área es de un campo andaluz (creo recordar que de Carmona) mientras que en Kill Bill es Indochina. En ambos casos la canción es de Lole y Manuel. En la española es “Un Nuevo Día“, de su álbum de debut, y en la norteamericana es “Tu Mirá“, de su segundo disco. El paralelismo entre ambas es obvio.

Su faceta más conocida es la del juego. Y se ha rodado una película sobre esta parte de su vida. Aunque para mí lo más importante ha sido su labor por la música, especialmente la española. Tanto en los medios (99.5, Onda 2, Radio Nacional de España, TVE) como en la producción discográfica y la representación artística.

Les dejo con una foto de un partido entre Onda 2 (nosotros ya habíamos desembarcado en la FM de Radio España) contra los ex de Radio Popular FM (99.5). Ganamos 2-1. De izquierda a derecha, de pie: Juan Carlos Galindo, Carlos Finally, Julio Matito (Smash), Chema Martínez (autor del gol del triunfo, de penalti), José María Ponce (se convirtió en el director y productor estrella del porno nacional), Carlos Tena, y Gonzalo Garrido (se apuntó de masajista). Agachados, también de izquierda a derecha: Gonzalo García Pelayo, un servidor (¿llevaba el brazalete de capitán?), Luis Mario Quintana, Pedro de Frutos, y Eric Saba.

12 comentarios

Archivado bajo Cine, Cultura, Recomendaciones