Archivo diario: octubre 21, 2012

Otra faena de aliño en el Bernabéu antes de Champions

Como ya viene siendo habitual en los partidos del Real Madrid, en el Bernabéu, antes de un partido de Champions asistimos a una faena de aliño. Salvo en los primeros veinte minutos el equipo ahorró esfuerzos y energía. El providencial 1-0 de Higuaín -su pase se envenenó y encontró la red- despejó el camino a los 11 de la primera parte. Un polémico penalti -para mi lo fue- sobre Özil, en el 67, transformado por Cristiano Ronaldo sentenció la contienda. Aunque después un excelente cabezazo picado hacia abajo de Mario Bermejo pudo haber metido al Celta en el partido. Iker Casillas respondió con la parada del partido. Y enmendó dos errores garrafales anteriores (en uno de ellos vio la amarilla, por haber tocado la pelota con la mano fuera del área tras resbalar). En realidad Casillas solo paró tres remates a puerta: uno lejano y peligroso de Iago Aspas en la primera mitad, y dos de Bermejo en la segunda parte.

Conocido el estrago producido por el virus FIFA se especuló con la alineación blanca. Mourinho salió con Sergio Ramos y Essien de laterales. Pepe y Varane de centrales. Y juntó a Kaká, Modric y Özil en el 11 (dio descanso a De María). Higuaín jugó por Benzema. Los cambios fueron el Fideo por un intrascendente Kaká (en el descanso). Callejón por el intermitente Mesut Özil, quien ayer volvió a mostrar su talento a cuentagotas. Las mejores jugadas salieron de sus botas. El canterano nada más salir dispuso de una gran oportunidad. Que se unía a las 3 que dispuso CR7 (2 testarazos francos y un larguero), las 2 de Ramos, y varias buenas llegadas que no fructificaron en nada productivo (no se terminaron las jugadas). Benzema entró en el 84 por el Pipita, quien a medida que avanzaba el encuentro se difuminaba. Pero sin perder esa capacidad de presionar a la defensa contraria. El francés aporto frescura en estos instantes finales, y combinó bien con un generoso Ronaldo. El portugués buscó siempre al compañero mejor colocado (otra cosa es el acierto o desacierto en el pase), y bajó a ayudar en defensa. No solo en los córners, también en los saques de falta.

Para la cita del miércoles, en una plaza tradicionalmente difícil para el Madrid como es Alemania, habremos recuperado a Khedira (hoy por hoy la mejor pareja de baile para Xabi Alonso), jugará Di María de titular, y la incorporación de Essien (buen partido el suyo ayer), permiten afrontar con optimismo el duelo frente al Borussia Dortmund. Más el poco desgaste de ayer.

P.D.: No pude dejar de recordar la tarde de tedio en el Bernabéu mientras veía el trepidante 4-5 del Depor vs. Barça (con 3 goles de Messi).

11 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol