Archivo diario: octubre 8, 2012

Messi 2 Ronaldo 2 en un gran Clásico con un arbitraje nefasto

En un gran Clásico los mejores aparecieron cuando más los necesitaban sus equipos. Y entre Leo Messi y Cristiano Ronaldo marcaron los 4 goles del 2-2 con el que finalizó el encuentro. El arbitraje en cambio no estuvo a la altura del partido. Fue nefasto. Especialmente en la primera mitad, donde perdonó tarjetas amarillas a Cesc Fábregas, Sergio Busquets (estos dos parecen tener bula en este campeonato), la roja a Pedro “el karateka” (solo vio la amarilla) y otra a Adriano por mano (además debió pitar penalti). En la segunda comenzó obviando otra pena máxima. Esta vez de Mascherano sobre Özil. Posteriormente los azulgranas reclamaron uno de Pepe sobre Iniesta. En mi opinión no lo hubo, y el bueno de Andrés se libró de la amarilla por simular. Pero Delgado Ferreira no quiso saber nada. Ya estaba inmerso en la espiral de las compensaciones. Por eso Busquets terminó el partido, así como Xabi Alonso bastantes minutos después. Y Jordi Alba el jugador que más faltas cometió ni siquiera recibió tarjeta. En este sentido hay más datos:

  • En el minuto 40 apareció un rotulo en pantalla que señalaba 11 faltas del Barça por 6 del Madrid (supongo que el responsable de la información ya estará en la calle).
  • Al finalizar los blaugranas contabilizaban 18 faltas por 16 de los blancos. En cambio los locales solo vieron 2 amarillas por 4 de los visitantes.

De entrada Vilanova sorprendió con la presencia de Adriano en el centro de la defensa. Mourinho recurrió a la lógica y puso a los mejores. En la reanudación entraron Higuaín, Kaká y Essien (por Benzema, Özil y Di María).  Ambos técnicos acertaron con sus alineaciones.

El Real Madrid lo bordó en la primera media hora. Justo hasta que Messi empató a uno. Se presionaba arriba, dificultando la salida del balón a los culés. El Fideo realizó el primer remate (sobre el min. 5). Luego Benzema dispuso de una clarísima ocasión: en una internada de CR7 por la banda derecha, cambia de lado y se la pone al francés que está desmarcado a la izquierda, entre los vértices de ambas áreas, pero la manda hacia el banderín de córner. Sergio Ramos -otro mal partido el suyo- cabeceó fuera sin oposición a la salida de un saque de esquina. Y en el 23 llegó el tanto. El 0-1 hacía justicia. Una gran jugada, muy elaborada, con una participación activa de Khedira desde el inicio, un gran pase en largo y diagonal de Alonso a Özil (en la banda derecha), y un movimiento final de Benzema que habilita a Ronaldo por la izquierda. Este fusila a Víctor Valdés por el palo corto.

En esta fase solo hubo un chut del Barça, de Iniesta (se fue fuera). Hasta que Messi logró el 1-1. Un cumulo de accidentes y errores de la defensa blanca. Empezando por Marcelo que se encuentra muy alejado de Pedro, uno de los mejores de su equipo. El pase de este es mal despejado por Ramos (su enésimo mal rechace de la temporada y el tercero del Clásico), en vez de ir largo para adelante va para arriba y detrás; a esto hay que añadir un mal salto de Pepe, la pelota tropieza en el muslo de Alonso, y Casillas olvida que es portero, no usa las manos y se traga un balón en su área; el crack argentino en el sitio justo aprovecha la oportunidad caída del cielo.

En el 61 una magistral falta lanzada por Leo Messi supone el 2-1. Y en el 66 Cristiano hace el 2-2 tras un gran pase en profundidad de Özil, que le deja solo ante Valdés. En esta segunda mitad el Barcelona mejoró, especialmente desde la salida de Cesc (desacertado el tiempo que estuvo presente).

Me pareció un partido vibrante, jugado de poder a poder, con ambos equipos buscando el triunfo. Los míos perdonaron en la primera media hora. Y no quisiera cerrar sin olvidar los palos de Benzema (con 0-1) y Montoya (sustituyó a Alves lesionado en el 27 y cuajó un gran partido). La diferencia sigue siendo de 8 puntos y el Atlético de Madrid alcanza al Barça en la cabeza de la clasificación de la Liga.

29 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol