Comienza la Olimpiada

Una vez finalizados los Juegos Olímpicos comienza la Olimpiada. Ese periodo de cuatro años entre JJOO. Y también es el momento de analizar la actuación de nuestros deportistas.

Por fortuna erré mi pronostico de 12 medallas. Finalmente fueron 17, una menos que en Pekín 2008. Y pocos Oros: solo 3 (2 menos que en 2008)). Pero ha habido grandes triunfadores y estrepitosos fracasos. Entre estos últimos destacan negativamente Atletismo, Ciclismo, Fútbol y Tenis.

La presencia de Odriazola al frente de la Federación de Atletismo no era un buen augurio. En Pekín no hubo una buena actuación. Ni en el Mundial del año pasado. Londres 2012 ha confirmado nuestra decadencia en uno de los deportes rey de los Juegos. Hace cuatro años nos vendieron que hubo 11 Diplomas, para ocultar la carencia de medallas. Ahora con 4 Diplomas ¿qué inventarán? Y atención porque de las 4 acreditaciones tres corresponden a atletas que superan los 30 años. Es decir veteranos que afrontan el final de sus carreras. La implicación es clara: no hay renovación. Como no la hay en la Presidencia de una Federación que se presenta con el mayor numero de participantes, técnicos, asesores e invitados. Y que dispone de la subvención más amplia. En claro contraste, por ejemplo, con la luchadora vitoriana Iron Maider Unda, que ganó un Bronce sin ayudas federativas, y no encontró dinero para pagar el desplazamiento de su entrenador. Si al Sr. Odriazola le quedase un poco de dignidad, se daría cuenta que se le ha pasado el arroz, y no se presentará a la reelección este próximo otoño.

El Ciclismo ha sufrido problemas derivados de las sanciones por doping, lesiones y autentica mala suerte (Hermida rompió la cadena cuando iba en la escapada buena de Mountain Bike, y terminó cuarto; Luis León también tuvo problemas con la cadena en la salida de la contrarreloj y luego pinchó; en Pista nuestras posibilidades se esfumaron cuando nuestro aspirante se quedó sin sillín).

El desastre de la selección de Fútbol ha supuesto la dimisión de Luis Milla. Tres partidos jugados, ninguno ganado (dos perdidos y uno empatado), y sin haber marcado un solo gol. Sobran más comentarios.

La ausencia de Rafa Nadal, por lesión, no debe ser excusa para haber vuelto sin ninguna presea. Somos una potencia mundial. Pero no lo hemos demostrado.

Las alegrías en cambio han venido del lado de nuestras deportistas y del Taekwondo. Y por supuesto de la excelente final de Baloncesto contra Estados Unidos.

Nuestras guerreras ha lucido principalmente en el agua: 2 Oros en VelaWindsurf y Elliot (dos especialidades que podrían no estar en Rio 2016). Plata en Waterpolo, Natación (las históricas 2 de Mirea Belmonte, de un total de 6 a lo largo de los años), Sincronizada (Andrea Fuentes y Ona Carbonell), y añadimos la de Taekwondo (Brigitte Yagüe). Y Bronce acuáticos en Piragüismo  y el equipo de Natación Sincronizada, además de una fantástica en Balonmano y la ya mencionada de Lucha Libre. Ellas han conseguido 11 Medallas de las 17 logradas por España.

La Federación de Taekwondo ha hecho pleno: sus tres participantes han conseguido tres medallas. 1 Oro (Joel González) y 2 Platas. Odriazola debería tomar buena nota, también los técnicos del Atletismo, y ser más selectivos a la hora de seleccionar (por no mencionar el sainete del atleta sancionado por doping, y perdonado por la FIA a escasos días del inicio de los JJOO; su participación fue desastrosa).

Si el futuro deportivo de las chicas del Waterpolo parece asegurado por su juventud, creo que el éxito de los del Baloncesto podría ser un fin de ciclo. Y hay un paralelismo entre ambos equipos: sus caminos empezaron ganando los Mundiales juniors de sus respectivos deportes. Ellas han saltado rápidamente a la élite. Su primera participación en unos Juegos se salda con una más que meritoria Plata. Un hito sin precedentes, en un país que no cuenta con más de 600 jugadoras federadas. Recordemos que las campeonas olímpicas, USA, necesitaron 2 Platas y 1 Bronce para conseguir su primer Oro (contra las nuestras).  Por su parte la generación comandada por Pau Gasol ha disputado 2 finales olímpicas seguidas, ha ganado un Mundial, dos Eurobasket (más una Plata). Y por edad todo parece indicar que debe producirse una transición por motivos de edad. Pau, Reyes, Navarro, llevan muchos kilómetros a sus espaldas. No sé si hay relevos de garantía. Pero pienso en Ricky Rubio, Marc Gasol, Ibaka, Mirotic (si se resuelven los problemas que limitan la presencia a un solo nacionalizado). Hay varios tests que pueden marcar la pauta: la evolución de los sub18, campeones de Europa; el Eurobasket del año que viene; y el Mundial del 2014, a celebrar en España.

Les dejo con un enlace a Marca, con fotos de todos nuestros medallistas, y otro a El País, con el histórico de nuestras participaciones en Juegos Olímpicos.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Deportes

2 Respuestas a “Comienza la Olimpiada

  1. Dante

    Estupendo resumen, Adrián. Echo en falta en “las alegrías” la plata de David Cal que por otra parte es nuestro medallista récord y que nunca nos ha decepcionado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s