Archivo diario: agosto 10, 2012

Sabor agridulce para nuestras guerreras

La jornada de ayer dejó un sabor agridulce para nuestras guerreras: Iron Mairen Unda ganó la medalla de Bronce en Lucha Libre (es la primera que ganamos en esta modalidad). La vitoriana había ganado todos sus combates, menos la semifinal. Pero venció el último y se llevó la presea. Y aquí me viene a la memoria algo que le escuche al gran Pedro Ferrándiz de pequeño: “la Plata y quedar segundo es mejor que ser tercero y Bronce, pero la alegría de ganar el último partido es superior a la de terminar segundo perdiendo la final.”

Algo parecido le ha sucedido a Mairen y a nuestras selecciones de Balonmano y Waterpolo.

Las guerreras perdieron su semifinal ante Montenegro 26-27. Los nervios las atenazaron en ataque. Esta grandísima generación de jugadoras no encuentra su camino en semis. Ya les ha sucedido en dos Mundiales. Ahora tienen la oportunidad de tomarse una doble revancha ganando el partido de despedida: su medalla de Bronce pasa por ganar a Corea del Sur, contra quienes perdieron en su debut olímpico en estos Juegos.

La sensación española de estos JJOO, las guerreras acuáticas, perdieron la final 8-5 contra USA. Tenemos que olvidar lo más rápidamente el sabor amargo de la derrota. Estas chicas han hecho historia en un país que apenas cuenta con 600 waterpolistas federadas. Y son los primeros Juegos Olímpicos en los que presentamos un equipo. Pero hay más: la potente selección estadounidense ha necesitado dos Platas y un Bronce antes de ganar su primer Oro.

La envergadura y la experiencia de nuestras rivales han sido decisivas. Las nuestras, al igual que las de Balonmano, han estado atenazadas por los nervios. Y eso que empezaron dominando en el marcador (1-0 y 2-1). Pero luego vino un atasco en ataque que produjo una sequía anotadora durante demasiados minutos. 5-2 al descanso y 7-2 en la reanudación.

Para terminar quisiera destacar la labor defensiva de ambos equipos (mejores las vencedoras, como es obvio): el partido del grupo terminó empatado a 9. En la final las de EEUU han anotado uno menos. El problema es que España se ha quedado en 5 (tres de Jennifer Pareja, quien parece haber escuchado mi ruego de ayer, y dos de Anni Espar).

Ahora hay que levantar el ánimo y empezar a darse cuenta de lo que han conseguido: Plata. Y empezar a pensar en ganar el próximo Mundial, el año que viene. Ellas pueden. Y su juventud es el mejor aval. La experiencia, después de Londres 2012, ya la han ganado.

7 comentarios

Archivado bajo Deportes