Archivo diario: junio 26, 2012

Vamos a (dejar de) contar mentiras

Luis de Guindos se ha lucido hoy en la Comisión de Economía del Congreso. Y está infectado del espíritu gubernamental: la mentira. Como ya he repetido en distintas ocasiones si el PP nos mintió sobre el trágico atentado de Atocha por qué no va a hacerlo ahora.

La última, de esta mañana, ha sido el recurrente tema de la herencia: la culpa de la burbuja inmobiliaria es de Zapatero. A Z le podemos echar a los leones por muchas cosas, entre ellas la de no haber desinflado la burbuja creada a partir de la especulación del ladrillo. Pero nunca su creación, que tuvo su origen en la liberalización del suelo (ley auspiciada por Cascos con el visto bueno de Rato, ambos vicepresidentes del gobierno de Aznar). Y como bien señala Ernesto Ekaizer, en su libro Indecentes, el problema de esta crisis no es la deuda publica -la nuestra está por debajo de los países de nuestro nivel económico- ni el déficit. La raíz de nuestros males la encontramos en la deuda privada. Especialmente la de las constructoras.

La gran parte de los fallidos hipotecarios se encuentra en todas esas promociones, urbanizaciones, etc., que han aumentado el stock de viviendas (y locales, oficinas, etc.). Los bancos y cajas financiaron esos proyectos que acabaron no teniendo salida comercial. Y ahora hay que proteger tanto a entidades financiera como a los grandes emporios: ACS, FCC, Ferrovial, etc. No olvidemos tampoco a los negocios locales, autonómicos o desprotegidos del favor político que una vez tuvieron (Fadesa, Martinsa, Polaris,…). Hace no menos de 48 horas tuvimos otro indicio: hay que rescatar a las concesionarias de las autopistas de peaje, en manos de … ¿Lo han adivinado verdad? Las mismas constructoras que se beneficiaron de las obras. Es decir si el negocio va mal papá Estado está al quite. Una vez más las constructoras aparecen como las más beneficiadas. Y en el caso concreto de la Comunidad de Madrid algunas además son responsables del “tamayazo”… Para esta peña de golfos hay dinero público, pero no lo hay para los mineros.

Si la economia va despacio vamos a contar mentiras… Y mientras en Francia su nuevo Jefe de Estado, Presidente de la República, y su gobierno sube un 2% el salario mínimo.

6 comentarios

Archivado bajo Crisis, Política