Intocable

El cine francés está pasando por un gran momento. Cito tan solo tres ejemplos: Bienvenidos al Norte, The Artist e Intocable. En realidad debería hacerlo extensible en general al cine producido fuera de Estados Unidos (UK, España, Argentina, Brasil, etc.). Esto no es menospreciar a la filmografía norteamericana, pero sus grandes producciones se mueven por terrenos predecibles donde priman los efectos especiales, mientras sus “pequeñas” películas resultan más atractivas. Porque su fuerza narrativa se basa en buenas historias y excelentes actores. Cualidades muy “europeas” hoy en día. Y que por supuesto son los ingredientes de Intocable.

François Cluzot da otra clase de interpretación. El polifacético actor se luce en un rol no tan fácil como parece (constreñido en una silla de ruedas), sin caer en excesos de gesticulación. Omar Sy, quien le da replica, ha sido todo un descubrimiento. Al menos para mi (y se le había visto con anterioridad no me fijé). Es el contrapunto excelente a Cluzot, y al mundo que este representa en la historia. Podríamos decir que Sy es un fijo para los directores Eric Toledano y Olivier Nakache (ha trabajado en cuatro de las seis pelis del binomio). Y atención a los actores de reparto: son todos sensacionales.

Basada en hechos reales Intocable es una deliciosa comedia. Si la han visto concordaran conmigo. Si no lo han hecho se la recomiendo, y no tarden tanto en verla como yo.

4 comentarios

Archivado bajo Cine, Cultura, Recomendaciones

4 Respuestas a “Intocable

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Con ocasión de “Pollo al Vinagre” (Chabrol, 1985) intercambié anillos con el cine francés, y hasta hoy sigo sin romper con él mi compromiso. Mirando hacia atrás, es quizá la filmografía nacional que más he seguido, muy especialmente esas películas consideradas por la crítica como “pequeñas”, pero que en el corazón del espectador se convierten en gigantescas apenas unas horas después de su visionado. Son mis pelis favoritas, y Francia es un vivero de ellas. Aviso a navegantes y el auténtico motivo de este largo comentario: Digital Plus ha debido de comprar recientemente un lote de películas francesas relativamente modernas y de estreno clandestino por nuestros lares, que viene goteando por sus diversos canales desde hace un par de meses y que es una auténtica gozada que recomiendo sin ambages. Gracias a ello, el último mes he visto el melodrama “Pequeñas mentiras sin importancia” y el imponente thriller “No se lo digas a nadie” (ambas de Guillaume Canet, 2010 y 2006 respectivamente, y ambas con su actor fetiche François Cluzet “el intocable”, precisamente), así como el genial bio-pic “Gainsbourg, vida de un héroe” (Joann Sfar, 2010, basado en su propio cómic) o la encantadora e inteligente comedia “Una dulce mentira” (Pierre Salvadori, 2010) con un trío protagonista, Nathalie Baye, Audrey Tautou y Sami Bouajila, simplemente para comérselos a besos a los tres. No os perdáis ninguna.

    • Antonio, Digital Plus se ha hecho con el lote por una sencilla razón: son prácticamente suyas. De origen: Canal +, la compañía madre francesa, es productora o coproductora de la mayoría de las mejores películas francesas. El Plus original es ahora propiedad de la empresa francesa de servicios y aguas Vivendi, que también tienen a Universal entre sus propiedades… hay una cierta endogamia en todo este. Aunque involuntaria. Cuando Polygram (propiedad de Philips) estaba dirigida por un francés, Alain Levy, creó una división de cine. Una de sus producciones fue French Kiss, con Cluzot en su reparto. Posteriormente Polygram fue adquirida por MCA/Universal…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s