Un siglo de canciones 126: “Madame George” (por Pedro García)

En un reciente comentario sobre el disco “Astral Weeks” de Van Morrison confesaba que no sería capaz de destacar ninguna canción entre las ocho que la componen porque lo que predomina en él es un sentido de unidad y ambiente hipnótico en las canciones que conforman este gran disco. Pero para hacer justicia a mis sensaciones y recuerdos tengo que reconocer que entre esas canciones había una que me impactó de lleno desde la primera escucha y que no ha dejado de maravillarme por más veces que la oiga. Se trata de “Madame George”.

Estoy seguro que las primeras veces que escuché algo de “Astral Weeks” fue en la FM madrileña. Eran los primeros años 70 (¡del pasado siglo!) y Van Morrison ya tenía una sólida carrera en solitario habiendo publicado algunos de sus mejores trabajos. “Astral Weeks” se había editado en 1968 pero en algunos programas especializados de entonces, sus presentadores no se limitaban a poner los singles de actualidad sino que informaban, completaban e instruían sobre la música del gusto de cada uno (¡cuánta añoranza de aquella radio y aquellos tiempos!). Como decía, “Astral Weeks” era un disco sin éxitos de single donde destacaba la intensidad de “Madame George”, una obra de arte de casi diez minutos que resume todo el espíritu del disco y donde la voz de Van Morrison va recorriendo todos los matices sonoros de que es capaz.

Una primera versión de esta canción estaba contenida en las sesiones de 1967 que grabó para el sello Bang, la compañía de discos de Bert Berns. Pero el tratamiento era muy distinto ya que predominaban los arreglos pop y festivos que le gustaban a Berns y de los que despotricó Morrison, a pesar de conseguir con él un gran éxito con “Brown Eyed Girl”. No obstante, estaba claro que Van Morrison quería otro tipo de arreglo y dio con la tecla adecuada con el ambiente conseguido por el productor Lewis Merenstein y el grupo de jazz acompañante. 

Una cuestión nunca resuelta es la que atañe a la letra de esta canción y a la identidad de su protagonista, Madame George. Siempre hubo diversas interpretaciones al respecto y esa controversia se trasladó incluso a foros de Internet donde se pueden leer las más diversas interpretaciones: desde la que afirma que es el encuentro del protagonista de la historia con un travestido asustado por la policía, pasando por la hipótesis de una prostituta, de una “drag queen”, de un “camello” o incluso la que aventura que se refiere a Georgi Hyde Lees, la mujer y musa del poeta irlandés William Butler Yeats quien influyó claramente en algunas canciones de Van Morrison. La esposa y musa del poeta, se consideraba una medium e impulsaba la creatividad de Yeats mediante el trance y la escritura automatica (en la letra de la canción hay una clara referencia: when you fall into a trance a sitting on a sofa playing games of chance with your folded arms and history books you glance into the eyes of Madame George. Es curioso que el mismo autor no haya aclarado nunca esta cuestión y se ha limitado en alguna entrevista a negar todas las interpretaciones y conceder que en realidad la figura de Madame George estaba basada en seis o siete personajes diferentes. En cualquier caso, la escena sucede en las calles del barrio de su infancia en Belfast y más allá de especulaciones sobre la veracidad de la historia, lo cierto es que la voz de Van Morrison consigue transmitirnos progresivamente una sensación intensa de dolor y melancolía que se agudiza en la parte final de la canción donde los arreglos de cuerda y la voz desesperada van despidiendo a la protagonista de la historia.

Down on Cyprus avenue
with a childlike vision leaping into view clicking, clacking of the high heeled shoe
ford & fitzroy, Madame George
marching with the soldier boy behind
he’s much older with hat on drinking wine
and that smell of sweet perfume comes drifting through
the cool night air like shalimar
and outside they’re making all the stops
the kids out in the street collecting bottle-tops
gone for cigarettes and matches in the shops
happy taken Madame George
that’s when you fall
whoa, that’s when you fall
yeah, that’s when you fall
when you fall into a trance
a sitting on a sofa playing games of chance
with your folded arms and history books you glance
into the eyes of Madame George
and you think you found the bag
you’re getting weaker and your knees begin to sag
in the corner playing dominoes in drag
the one and only Madame George
and then from outside the frosty window raps
she jumps up and says lord have mercy i think it’s the cops
and immediately drops everything she gots
down into the street below
and you know you gotta go
on that train from Dublin up to Sandy row
throwing pennies at the bridges down below
and the rain, hail, sleet, and snow
say goodbye to Madame George
dry your eye for Madame George
wonder why for Madame George
and as you leave, the room is filled with music, laughing, music,
dancing, music all around the room
and all the little boys come around, walking away from it all
so cold
and as you’re about to leave
she jumps up and says hey love, you forgot your gloves
and the gloves to love to love the gloves…
to say goodbye to Madame George
dry your eye for Madame George
wonder why for Madame George
dry your eyes for Madame George
say goodbye in the wind and the rain on the back street
in the backstreet, in the back street
say goodbye to Madame George
in the backstreet, in the back street, in the back street
down home, down home in the back street
gotta go
say goodbye, goodbye, goodbye
dry your eye your eye your eye your eye your eye…
say goodbye to Madame George
and the loves to love to love the love
say goodbye
oooooo
mmmmmmm
say goodbye goodbye goodbye goodbye to Madame George
dry your eye for Madame George
wonder why for Madame George
the love’s to love the love’s to love the love’s to love…
say goodbye, goodbye
get on the train
get on the train, the train, the train…
this is the train, this is the train…
whoa, say goodbye, goodbye….
get on the train, get on the train…

Entradas anteriores:

Un siglo de canciones (todos los posts)

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Cultura, Música, Recomendaciones

Una respuesta a “Un siglo de canciones 126: “Madame George” (por Pedro García)

  1. ¡¡Gracias, Pedro!!
    recuerdo “Astral weeks” tan lejano que me han gustado mucho escuchar este tema.
    Y sobre todo leer lo que has contado.
    No tenía ni idea.
    Me deleitaré con la letra cuando vuelva del trabajo… 🙂
    Gracias otra vez, excelente texto!!!!! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s