Terapia en el Bernabéu

Primero fue la terapia de grupo: el Bernabéu estaba dispuesto a volcarse con los suyos. Se notaba en los aledaños del estadio, se palpaba dentro del mismo antes del inicio del partido, y se confirmó cuando el Real Madrid saltó al campo. Especialmente cariñosos estuvimos con Iker Casillas.

Luego tuvimos la terapia de choque: el 5-1 con dos goles de Cristiano Ronaldo (marcó su tantos nº 100 y 101 en ¡92 partidos de Liga!), dos de Benzema (otra vez inmenso) y uno de Higuaín (quien no solo abrió el marcador, también dio pases de gol).

Para mi gozo jugaron de entrada CR7, Higuaín y Benzema.  Montanier, el técnico donostiarra se plantó con una defensa de cinco y dos mediocentros. Y el Madrid volvió a ser el All White que asombraba no hace tanto. La salida merengue fue en tromba. Sin concesiones. Ni mamoneos. Buscando el remate; terminando las jugadas. A los seis minutos el marcador ya estaba 1-0. El planteamiento visitante se iba al traste.

Fueron cinco y pudieron ser más. Hubo un aluvión de oportunidades. Como debe ser. Porque meter cinco requiere de bastantes ocasiones. El gol de la honra visitante fue logrado por ese gran jugador que es Xabi Prieto (con la involuntaria colaboración de Sergio Ramos), y su equipo apenas se acercó a la meta de Casillas.

Xabi Alonso frente a su exequipo volvió por sus fueros. Sensacional su pase (40 metros) en el segundo primer gol de Benzema (gran control con el cuerpo, en carrera, y mejor resolución con una excelente vaselina). También las asistencias de Kaká, Khedira y el Pipita merecen ser destacadas.

Confío en el valor terapeutico de esta victoria. Debe ser la vuelta a la senda correcta, y no un espejismo. Se han ganado con todo merecimiento nuestra confianza.

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

3 Respuestas a “Terapia en el Bernabéu

  1. Hola Pilarín, disculpa por no haberte saludado en tu primer comentario por aquí. Aprovecho ahora para darte la bienvenida (más vale tarde que nunca). Y de paso comento que a mi la arrogancia/chulería de los deportistas no me asusta ni me preocupa. Soy de la escuela de Alí/Clay.

    Dante gracias a tu comentario me he dado cuenta del error en mi texto: el pase de Alonso a Benzema es en el primer gol del francés, no en el segundo. Acabo de corregirlo. También me gustó Varanne (al que tengo en observación). Su pase en profundidad a Higuaín, en la jugada que este le mete el balón del gol 101 a CR7, es de crack.

  2. Pilarín

    Bueno, es que todo el mundo puede atisbar cómo es Cristiano observando sus reacciones y expresiones corporales en el campo… Esa mirada desafiante cuando marca un gol ( ¡He sido yo, sí! ¿Pasa algo…?) ese escaqueo cuando se trata de felicitar a un compañero, motivado por el hecho de que, solo él es digno de alabanzas según su criterio…

  3. Dante

    De acuerdo en general contigo, Adrián. Yo también quiero mucho a Casillas pero me molestan muchísimo las broncas que echa en público a los compañeros cuando le meten un gol; nadie se las echa a él cuando falla estrepitosamente en partidos que nos han supuesto dos puntos menos. Me gustó mucho Varane; Ramos bien pero precipitado a veces. Que alguien le diga a Cristiano que por cortesía debería felicitar al compañero que marca un gol (Higuain en el primero). Benzema magnífico casi todo el partido (su primer gol, a lo Messi, para enmarcar) pero muy fallón en el último pase en el segundo tiempo. Sigo sin ver que tiene de bueno Coentrao.
    Me gusta el Madrid cuando sale así, intimidador, rápido y solidario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s