Archivo diario: febrero 13, 2012

Javier Marías: el Barça está a 10 puntos del Madrid

Javier Marías: el Barcelona está a 10 puntos del Real Madrid. A pesar de las cosas que usted escribe sobre su equipo. El pasado 5 de febrero sus opiniones sobre el Madrid parecían producto de la inquina antimadridista que últimamente caracteriza a la empresa que le contrata. Usted sabrá… pero busque otros caminos para encontrarse: sus lectores habituales hace ya unas cuantas novelas que nos dimos cuenta que las musas le han abandonado.  La ruta que ha elegido, para suplir carencias, es puro servilismo a la causa de quien le paga. Y se nota mucho.

El partido de ayer en el Bernabéu fue brillante. Ambos equipos dieron la cara. Quizás lo peor que le pudo pasar al Levante fue adelantarse en el marcador tan pronto. Otro gol encajado en una jugada que se inicia a balón parado. Sergio Ramos en un lance desafortunado cabecea hacia atrás -despeja mal- y Cabral llega libre de marca y anota. No sé si esto desquició a Ramos (o fue porque la India Martínez y los Estopa pasaron por la capital), pero el caso es que no estuvo al nivel que viene demostrando a lo largo de la temporada. Más bien parecía la peor versión de Pepe. Y Undiano le perdonó la expulsión -roja directa- por una patada a Del Horno (quien le había provocado anteriormente). Probablemente no la vio, pero el linier si debió de verlo. Algo parecido sucedió con el penalti señalado a Iborra, que supuso su expulsión. Era muy difícil para el árbitro el poder percatarse de las manos del jugador. Y fue el juez de línea quien dio el queo, por algo se encontraba de frente. Y ya para terminar con la actuación arbitral decir que de los dos goles anulados al equipo local (Benzema e Higuaín) el primero de ellos fue legal. Lo logró el francés y suponemos que el trencilla pensó que el Pipita -estaba en orsay- había intervenido en la jugada (no lo hizo).

La primera parte fue sensacional. El 0-1 daba ese punto de emoción. El aluvión de juego y oportunidades blancas era inmenso. El medio campo funcionaba a tope. Granero y Xabi Alonso movían en corto y largo. Abrían el juego por las bandas. Buscaban a Özil, cada vez más comprometido (lastima esa pelota que se le fue a la cepa del poste, en la segunda parte, tras una excelente internada en solitario). Mourinho volvió a agradarme alineando de salida a Higuaín, Benzema y Cristiano Ronaldo.

Y atención porque los levantinos muy bien organizados sabían perfectamente a lo que jugaban. Por algo van cuartos en la Liga, aunque llevan unos partidos sin ganar. Además tenían el marcador a favor.

El penalti y expulsión del minuto 44 (Cristiano transformó la pena máxima, logrando el primero de sus tres goles) parecían demasiado losa. Pero ellos siguieron a lo suyo. A pesar de todos los pesares. Incluyendo los dos goles de CR7 en el 50 y 57. El 2-1 fue una internada de Higuaín, como si de un extremo se tratase. Su excelente pase lo cabeceó el portugués con fuerza y decisión. A lo Santillana. Su tercero fue una obra maestra. Una folha seca con el empeine que provocó el delirio en las gradas. Y los canticos de admiración hacia Ronaldo, quien se fue corriendo para el banquillo a celebrar el golazo.

En el 63 Kone remachó un excelente contragolpe. Estaban en 10 y el simultáneo reflejaba 3-2. Lo que pasa es que en casa del pobre las alegrías duran poco. Y Benzema en otro golazo establecía el definitivo 4-2. Que debió ser más amplio por la maniobra de Özil señalada anteriormente.

Les escribía ayer que los 10 puntos de diferencia son importantes pero no decisivos. Nos permite un margen de error de tres partidos (incluido el del Qatar Nou). Pero aún quedan 48 puntos en juego (16 partidos). Y la euforia no es buena consejera…

Racing 0 Atlético 0
Osasuna 3 Barcelona 2
Betis 2 Athletic 1
Espanyol 0 Real Zaragoza 2
Málaga 3 Mallorca 1
Rayo 2 Getafe 0
Valencia 4 Sporting 0
Villarreal 3 Granada 1
Real Madrid 4 Levante 2

Entrada relacionada:

Palmar en Pamplona

22 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol