Archivo diario: noviembre 20, 2011

La cuenta del viejo

Los viejos del planeta fútbol tenemos nuestras cuentas particulares. Y los profesionales también. Es un herencia de cuando las victorias valían solo dos puntos, la media inglesa (victoria en casa y empate fuera) garantizaba el título de Liga, existían los “positivos” y  “negativos” (los puntos que ganabas como visitante y los que perdías de local). Y nuestra peculiar forma de ver las cosas se traduce en medir las fuerzas de nuestros competidores ante los mismos rivales. Así nos encontramos que el Qatarona empató en San Sebastián y nosotros ganamos. + 2 a nuestro favor. Y lo mismo sucedió en el campo del Valencia. Su 2-2 frente al 2-3 logrado anoche. Supongo que ellos estarán esperando sus enfrentamientos frente a Levante y Racing -nuestros pinchazos- para equilibrar esta desfavorable diferencia de 4 puntos (3 en la clasificación real).

El Zaragoza no anda fino. Es un equipo endeble, sin garra. Algo impropio en un colectivo entrenado por Aguirre. La goleada (0-6) frente al Real Madrid al comienzo de la temporada no fue casual, vista la trayectoria posterior de ambos Ayer en el Qatar Nou más de lo mismo. Encajaron un 4-0 que no fue más por la acertada actuación de Roberto, su portero.

Y una vez más el estadio del Barça no se llenó. ¿Por qué? ¿Ya no juegan tan bien y el público se ha dado cuenta? ¿Tan poco fieles son sus seguidores? Se ven detrás del Madrid y traicionan al equipo, tan pronto…

El Barcelona no necesita ayudas arbitrales para imponerse a los maños. Pero las tuvo: dos tantos en fuera de juego. El primero el de Messi (suponía el 2-0, tras el anotado por Piqué). De primeras lo tuve claro, pero con la repetición dudé, y llegué a pensar que el argentino estaba en posición legal. Acabo de ver una foto con un buen ángulo y está en offside. En cualquier caso monumental despiste de la defensa: no se puede dejar solo al mejor jugador del mundo. En el tanto de Puyol (3-0) no hay dudas: arranca en fuera de juego y recoge el rechace para rematar también en situación antirreglamentaria. A esto se pueden alegar dos cosas:

  • Se ha puesto de moda hablar de “la segunda jugada” para referirse a una acción posterior al arranque de la jugada. Atención “la jugada”. Es la misma. Me parece que la norma solo sirve para confundir. Antes estaba más claro: si el jugador está en fuera de juego posicional y no interviene, no pasa nada. Pero si participa es fuera de juego. Como fue el caso en el tercer gol culé.
  • Cuando el bravo capitán blaugrana recoge el rechace, a su primer remate, no hay dos jugadores rivales entre él y la línea de gol. Posición ilegal por tanto. Se puede argumentar que no fue él quien logró el gol, porque fue en propia puerta (un defensor intentó despejar). Pero el árbitro aclara cualquier discrepancia al respecto: en el acta figura Puyol. Aparte de su clara intención de empujar la pelota.

El 4-0 fue obra de David Villa (ya son media docena de partidos los que inicia sentado en el banquillo de suplentes).

En un vibrante y emocionante partido el Madrid se impuso 2-3 al Valencia. Una muy buena primera parte acabó con 0-1 (Benzema, muy  activo además en este periodo). Gol que no pudimos ver en directo, porque los de la cadena de Roures repetían estúpidamente varias veces una falta intrascendente. Que Xabi Alonso sacó rápidamente y dejó al francés solo delante del portero.

Los locales salieron muy enchufados desde el principio. Los ayer rojos tardaron cinco minutos en cogerle el aire al encuentro. A medida que avanzaban los minutos pasaron a controlar el juego. Y a los 19 minutos marcaban el primero de sus tres tantos

Sorprendió Mourinho alineando a Khedira y Lass como acompañantes de Alonso. Y volvió a acertar. Porque entre los tres desarmaron a un equipo que salió a morder como era de esperar.  Y a Khedira, quien se incorporaba con soltura al área valencianista, le anularon un gol.

Emery colocó a Parejo para tapar la salida del tolosarra. Y se equivocó. Nuestro excanterano no está para estos trotes, y menos aun ante el excelente estado de forma de Xabi.

La segunda parte tuvo de todo: goles, tanto los que subieron al marcador (4) como los anulados (Soldado, acertó Teixeira como en el de Khedira)), un balón al larguero (Aduriz), cinco minutos finales de infarto (en los que se reclamó una inexistente mano de Higuaín, quien con el pecho salvó un remate que se colaba en el último aliento del encuentro). Lo peor fueron los primeros 20 minutos: tanganas, tarjetas. La verdad es que los jugadores se lo pusieron muy difícil al juez de la contienda. Quien castigó a los míos con amarillas (6 más una de la primera parte),  y perdonó la roja a un par de jugadores locales.

La escalada de agresiones, entradas duras y juego sucio la inició Albelda. ¿Quién iba a ser? Es un autentico especialista en la materia. Pero después de estos veinte lamentables minutos las aguas volvieron a su cauce. Y llegó lo mejor.

Özil sacó un córner, tras un gran contraataque, y Sergio Ramos cabeceó con toda su alma el 0-2. Picando la pelota hacia abajo y dirigiéndola al palo largo. Pareció Santillana. Corría el min. 71. Luego en el 74 un pase en profundidad de Jonás habilita a Pablo Hernández. Solo ante Casillas este desbarató la clara ocasión con su habitual acierto en los mano a mano. El problema es que el rechace le llega a Soldado. Al primer toque chuta magistralmente, colocando el balón entre una nube de jugadores (1-2). Volvíamos a tener partido. Hasta que Cristiano Ronaldo en el 78 puso el 1-3 en el marcador.  En una contra llevada por Pepe el sprint de CR7 fuerza una mala salida del guardameta Alves. Cristiano controla muy escorado hacia la banda izquierda y coloca el esférico en la red, entre el poste y un par de defensas que corrían desesperados para cubrir huecos. ¿Todo decidido? Eso parecía hasta que…

En el 82 Marcelo se sobra: deja que un balón se vaya fuera, y Pablo Hernández no está por la labor y se hace con él, evitando que salga. En la Sexta alguien con buen criterio comentó que esa relajación del brasileño provocó una reacción en cadena de la defensa. El pase del extremo lo remató Soldado sin oposición ni molestia alguna. Era su segundo de la noche. Con 2-3 el final resultó dramático. Y se añadieron 5 minutos más de tiempo añadido.

El caso es que el Madrid sigue líder con tres puntos de ventaja sobre el Barcelona, más los de mi “cuenta del viejo”…

16 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol