Archivo diario: noviembre 7, 2011

Domingo All White

Ayer pasé un Domingo All White: por la mañana y por la tarde.

El partido del Bernabéu era a las 12, como si fuésemos el Rayo Vallecano. El resultado, 7-1, da idea del partidazo que disfrutamos. Y eso que el árbitro nos hurtó cinco minutos de espectáculo. Porque en la segunda parte hubo cuatro goles (las celebraciones se llevaron un par de minutos), un penalti y la expulsión de Satrústegui por segunda amarilla, más la lesión en la que Di María tuvo que abandonar el campo en camilla (como consecuencia de su esfuerzo por pelear un balón en defensa, en la jugada que se ve en la foto).

El Fideo estaba realizando un partido sensacional. Pases de gol, internadas por la banda, y por el interior. Generoso en el esfuerzo en defensa. Lástima que su mejor jugada no terminó en la red. Remató mal. Hizo lo difícil y falló lo más fácil.

Xabi Alonso dio otra lección. Y van… Khedira se confirma como su mejor escudero. Labor a la que ayer también se sumó Arbeloa. Impecable en defensa, ayer además presenciamos el lujo de verle dar dos asistencias. La segunda de ellas (el segundo tanto de Benzema) robó la pelota en el medio campo (donde se acomodó aprovechando la superioridad numérica).

Cristiano Ronaldo logró otro hat-trick: dos de cabeza (el segundo en un impresionante salto, con suspensión incluida), y otro al transformar la pena máxima sobre Mesut Özil. Este en su mejor jugada de la mañana se hizo con el esférico en el círculo central, abrió a Higuaín en la banda quien lanzó un pase profundo en diagonal al carril del 9, donde apareció Özil. Y fue derribado. Le doy mucho mérito a haber seguido la jugada, en velocidad y tras haber recorrido medio campo. No estuvo a la altura de Lyon (su mejor partido de esta temporada, pero su presencia fue positiva).

Benzema salió por Di María y tuvimos la oportunidad de ver al francés y al Pipita jugar juntos. Marcó dos goles, pero el argentino, autor de un golazo,  acusó su presencia, y pasó desapercibido salvo en la jugada del penalty y su constante brega.

La primera parte terminó 3-1. En el gol del Osasuna pecamos de pardillos. Y acusamos la Pepada del encuentro: en mi opinión fingió un golpe, para frenar un contraataque rojillo. Pero estos no lanzaron la pelota fuera, y la jugada se abortó con una falta al borde del área. Pepe abandonó el campo  y no pudo volver a entrar hasta que el juego volviese a pararse. Mientras los míos protestaban, la conexión rojiblanca se movió con rapidez: Raúl García sacó sobre Ibrahima y este subió el 1-1 al marcador. El portugués compensó después su error con un gol de cabeza (que bien pudo haber empujado CR7).

Mourinho recordó una jugada similar contra el Olympique: nos lo anularon y le mostraron la amarilla a Alonso. Son obviamente dos criterios distintos.

Dos datos finales: el resultado de 11 contra 10 fue 3-0. Y el Qatarona le metió 8 al Osasuna.

Por la tarde me acerqué al Palacio de Deportes, gracias a la gentileza de Vicente Paniagua (mañana habrá un sorprendente post sobre él): jugábamos contra el Cajasol de Joan Plaza. Ganamos, con un tercer cuarto esplendido de Pocius. Vi el encuentro muy bien acompañado. Además de Paniagua estaban Vicente Ramos, Toncho Nava y Rafael Rullán.  Arlauckas se sentó detrás, pero iba más a su rollo. Tampoco tuve trato con él cuando jugó en el Madrid.

Cuando llegué a casa el Athletic de Bilbao empataba a uno con el Barça (Ander Herrera y Fábregas). Lo que vi fue un partido jugado de poder a poder. Las condiciones climatológicas supusieron los segundos goles de ambos equipos. Sendos errores que para nada desmerecen a unos jugadores que se entregaron, y lucharon a pesar de las adversidades.

Para la historia más datos: el rival del Barcelona volvió a quedarse en 10 (Amorebieta, internacional por Venezuela, definitivamente tiene un problema de cabeza: su segunda amarilla es inconcebible, y todo parece indicar que había olvidado que ya tenía una).  Una jugada en la que los locales tenían superioridad  numérica fue abortada por un inexistente fuera de juego. Y por último, un claro agarrón no fue señalado como penalti contra la portería de Víctor Valdés.

La jornada se cerró con el Getafe 3 Atlético de Madrid 2. Falcao consiguió el 0-1 al transformar un penal. Esta jugada supuso la expulsión de Lopo. El Geta en 10 le metió un 3-1 al Atleti con 11.

Como verán  penaltis, expulsiones y un domino blanco, que hicieron que el día del Señor fuese All White (por cierto los obispos no protestaron por el partido de las doce: a pesar de que les mermaría la recaudación de las misas de las 11, 12 y 13 horas).

Mallorca 0 Sevilla 0
Betis 0 Málaga 0
Levante 0 Valencia 2
Real Madrid 7 Osasuna 1
Granada 0 Racing 0
Zaragoza 2 Sporting 2
Rayo 4 R. Sociedad 0
Espanyol 0 Villarreal 0
Athletic 2 Barcelona 2
Getafe 3 Atlético 2

9 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol