Archivo diario: octubre 23, 2011

Claman para que les piten penaltis a favor… y lo fallan

El Barça clama para que les piten penaltis a favor, y cuando lo hacen van y lo fallan.  Me dirán que es por la falta de costumbre. Pero a Messi hay que exigirle que no falle en los momentos clave, porque eso sí es a lo que estamos acostumbrados.

Iturralde, arbitro de cámara donde los haya, cumplió con su cometido: favorecer al Barcelona. En la primera parte, por ejemplo, pasó por alto una acción muy fea de Dani Alves. Merecedora de roja en mi opinión. Amarilla como poco. No pitó ni falta. El brasileño “agredió” a un rival que escapaba: en la obstrucción le golpeó voluntariamente con su cuerpo. Luego tuvo que ver otra amarilla por juego peligroso sobre el portero rival (ver foto). Pero lo más grave sucedió en el descuento. Señaló la inexistente pena máxima, expulsó a Kanouté y Navarro (ambos por acumulación de tarjetas), y alargó el encuentro diez minutos. Todo esto ocurrió en los cuatro minutos del descuento. Y provocado por una decisión arbitral equivocada: no hubo falta de Fazio sobre Iniesta.

Seguro que los culés nos contaran, como el día de la Champions de esta semana, que jugaron un gran partido, que si el portero rival, los postes o el que asó la manteca. Pero no cuela. El fútbol son goles. Y el miércoles solo lograron dos ante un desconocido y ayer empataron a cero contra el Sevilla. Y marraron un penalty.

En el Camp Nou se enfrentaban dos de los tres imbatidos (el Levante, colíder hasta ayer, es el otro). Además tanto Barcelona como Sevilla son los menos goleados hasta el momento. Y tras el 0-0 de anoche seguirán siéndolo.

Destacó el trabajo estratégico de los sevillistas, y sus rápidas salidas con un Jesús Navas que parece volver por sus fueros. A las importantes bajas de jugadores como Perroti y Negredo se sumó la presencia de Kanouté en el banquillo. Y Varas demostró estar en un gran momento de forma. Lo cual servirá de munición para quienes reclaman su presencia como tercer guardameta de la selección. Por su parte Víctor Valdés salvó a los suyos en la primera parte (remate de Navas).

El Real Madrid arrasó en la primera parte en La Rosaleda: 0-4. Que fue el resultado final. Comentaba Mourinho que esos primeros 45 minutos habían sido mejores que los del martes contra el Olympique. Estoy de acuerdo. Y la segunda parte fue una faena de aliño, donde dos postes y Casillas impidieron el gol del honor malagueño. Iker también se había lucido en la primera parte, especialmente en una salida para frenar una llegada de Rondón, con 0-0.

Dos excelentes pases de Di María dieron lugar a los tantos de Higuaín, quien abrió el marcador, y Cristiano Ronaldo. El Pipita anotó en esa jugada tan suya: supera al portero, buscando el lado exterior, y empuja el balón a la red. En esta ocasión tenía ángulo suficiente. El de Ronaldo fue de delantero clásico: entró en el área como una exhalación, superando a los centrales, y puso el pie rematando el excelente pase del Fideo. El portugués luego marcó dos más: el 3-0 fue una excelente jugada individual, finalizada con un disparo desde fuera del área. Completó su hat-trick con un remate imposible de espuela a la salida de un córner.

Fue un 0-4 en menos de media hora: los 27 min. que transcurrieron entre el primer y cuarto tanto. Y los 3 de CR7 fueron en un cuarto de hora.

Mateu Lahoz está considerado el mejor árbitro español. Y siempre que lo escucho me pregunto cómo serán los demás. A algunos como Iturralde los conocemos, y confirman como ayer las malas sensaciones que suscitan. Si ayer la montó al final Lahoz se lió al principio del encuentro: no señalo un claro penalti sobre Ronaldo en el min. 2. Luego para compensar, un minuto después, se tragó uno más claro aún sobre Joaquín. Quien posteriormente le reclamaría otro por mano de Sergio Ramos. Pienso que protestó por la irritación provocada por el que no le señalaron.

A falta del resultado del Levante el Real Madrid es el nuevo líder de la Primera División (un punto por encima del Barça).

8 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol