Archivo diario: agosto 15, 2011

Todo sigue igual (ida de la Súpercopa)

Se me hace extraño ver un Madrid-Barça a 700 km del Santiago Bernabéu, donde se disputó el primer clásico de la temporada 2011/12. Y fue el quinto de este año (aún quedan dos más: la vuelta de la Súpercopa el miércoles y el de la nueva Liga, ambos a jugar en el Camp Nou). Y todo sigue igual. A saber:

  • El Barcelona de Guardiola sigue imbatido en el Bernabéu.

  • Pepe sigue siendo un peligro para los rivales, su propio equipo, y el espectáculo en general.

  • Las idas de olla de Víctor Valdés también alcanzan el nivel del defensa portugués. El penalti que cometió ayer sobre Cristiano Ronaldo pudo causar estragos entre los suyos. Porque era pena máxima y expulsión. Con el agravante que los culés ya habían realizado los tres cambios. Se hubiesen quedado en 10 y con un jugador de campo en la portería.

  • El portero azulgrana tiene bula en sus acciones sobre Ronaldo Le perdonan los penaltis y las rojas. Es una curiosa combinación entre lo que el árbitro y sus linieres no ven, y lo que no quieren ver. Sucedió en la manita de la Liga pasada, en Barcelona, y volvió a ocurrir ayer, en Madrid.

  • A Messi no se le puede dejar suelto. Te la lía al menor descuido, fallo, etc. Ayer marcó aprovechando un mal despeje, un rebote y una indecisión en el centro de la defensa blanca.

  • Dani Alves sigue siendo tan buen futbolista como actor.

  • Abidal es el pupas.

  • Khedira debería controlar su entusiasmo.

  • Decía Mourinho en la víspera que la Súpercopa era el título más importante del verano y el menos valioso de la temporada. A esta obviedad solo cabe añadir que además es el primer torneo oficial que se disputa, Y marca el inicio de la nueva temporada

En lineas generales -y obviando los trozos de banda que no veía a causa de la realización o por la pantalla en la que seguí el partido- el encuentro me gustó mucho. El Madrid dominó la primera parte y se fue con un 1-2 al descanso. Abrió el marcador Özil, tras una gran internada de Benzema. No se había cumplido el primer cuarto de hora. Unos 20 minutos después empataba Villa. Un golazo, de esos tan característicos suyos. Remate cruzado a la escuadra, desde más o menos la esquina del área grande. Y finalizando el ya relatado gol de Messi. Un mazazo. Los blaugranas no pudieron ser más efectivos: solo remataron 2 veces y anotaron en ambas ocasiones.

En la segunda parte cambiaron las tornas. El Barça salió dominando. Y de repente el balón llegó suelto a Xabi Alonso, quien empalmó desde fuera del área. La pelota encontró la red tras atravesar un bosque de piernas.

En mi opinión la clave estuvo en los guardametas. Recibieron dos goles cada uno. Pero Valdés además hizo dos paradas imposibles (un cabezazo picado de Benzema y una volea de Cristiano desde el área pequeña). Casillas no paró lo imposible, y me queda la duda de si pudo hacer algo más en los que encajó.

El 2-2 es un resultado excelente para el Barcelona de cara al partido de vuelta.

16 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol