Un siglo de canciones 106: “Novocaine For The Soul”

Novocaine For The Soul” es una de las primeras canciones que Mark Everett (también conocido como E) compuso en colaboración con otros autores. En esta ocasión la escribió junto a Mark Goldenberg. Y también fue el primer sencillo de “Beatiful Freak” (1996), el álbum debut de su banda Eels.

Pero no era la primera grabación de Mark Oliver Everett. Anteriormente había grabado tres discos en solitario (usando el nombre artístico de E). La denominación de la banda (Anguilas sería su traducción) respondía a la necesidad de comenzar el nombre por la misma letra, la segunda vocal, con el objetivo de tener agrupada la discografía en las estanterías de las tiendas de discos (en esa época aún abundaban).

Estas dos últimas semanas han estado actuando por nuestro país. Y poco a poco se van dando a conocer entre nosotros. Porque Eels y el señor E siempre han sido minoritarios entre nosotros.

Everett, nacido en 1963, es hijo del físico Hugh Everett III (el primero en proponer la teoría de los universos paralelos en la física cuántica). Sus canciones tratan asuntos tan poco frecuentes como los de la salud mental. Y otros más habituales como los amores no correspondidos.

Everett IV tiene otra misión: reivindicar la figura de su padre. Fruto de la admiración que siente por él, y el escarnio que sufrió ante su hipótesis del multiverso. De hecho Everett padre dejó el mundo de la investigación para trabajar como  analista de Defensa y consultor (aplicó comercialmente sus desarrollos para el uso generalizado de los multiplicadores de LaGrange en investigación operativa).

Las tragedias familiares también han sido objeto de sus composiciones. Tiene un álbum “inspirado” por el suicidio de su hermana y la prematura muerte de su madre (cáncer). Como verán la soledad, base de sus mejores canciones, no se restringe solamente al mundo del amor imposible.

La novocaína, conocida en los círculos sanitarios como procaina, es un fármaco que bloquea la conducción nerviosa. Se usa como anestésico local -fue el primero sintético y data desde 1905- en combinación con otros medicamentos.

Novocaine For The Soul” obtuvo más éxito comercial en Gran Bretaña que en su país de origen (donde se convirtió en una canción de culto y llegó al nº 1 de las listas alternativas). Alcanzó el Top 10 de las listas británicas y le ayudó para convencer a la BBC para producir un documental sobre su progenitor. Además fue usado en una serie inglesa de TV (también se incluyó en American Gothic, una película estadounidense).

El tema sampleaLet the Four Winds Blow” (1961) de un clásico como es Fats Domino. El video, muy comentado en su momento, fue dirigido por Mark Romanek. El realizador comenta que se inspiró en Mary Poppins para colocar a los miembros de la banda suspendidos en el aire.

Si no conocen a Eels y a su fuerza motriz, Mark Everett, tienen una oportunidad inmejorable: “Novocaine For The Soul“.

Entradas anteriores en:

Un siglo de canciones (todos los posts)

Anuncios

6 comentarios

Archivado bajo Cultura, Música, Recomendaciones

6 Respuestas a “Un siglo de canciones 106: “Novocaine For The Soul”

  1. Fet

    Lo simpático del caso del nombre es que descubrieron que, en las tiendas de discos, entre E. y Eels había cienes de discos de Eagles, Earth, Wind & Fire…

  2. Rosana

    hermoso tema!

  3. Deberían haberle encargado a E la banda sonora de Fringe en honor a su padre, sin cuyas teorías del “multiverso” la serie no existiría.

  4. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s