Un siglo de canciones 105: “Azzurro” (por Carlos Gerona)

La canción que he elegido de Adriano Celentano es “Azzurro“, que en muchas épocas de mi vida me ha acompañado al menos una vez al día con gran placer, como fiel seguidor que soy de Juan de Pablos y su mítico Flor de Pasión. Además, mi padre machacaba el single (que creo todavía conservo) una y otra vez en casa y con el tiempo hasta se ha llegado a convertir en una suerte de himno oficioso italiano, sobre todo en acontecimientos futboleros. ¿Quién no la ha tarareado o silbado alguna vez? Celentano es un personaje cercano y carismático que cuenta con legiones tanto de admiradores entregados como de detractores acérrimos. En mi opinión, y musicalmente hablando, es un cantante y showman espectacular con un magnífico repertorio de canciones memorables a sus espaldas.

Adriano Celentano nació en Milán en 1938, aunque sus orígenes familiares están en la Apulia. Junto a sus padres, emigrantes sureños que buscaban trabajo en la capital, residió en la milanesa Cristoforo Gluck, que más tarde inmortalizó en una de sus mejores canciones, “Il Ragazzo De La Via Gluck” (1966), recuerdos entrañables, simpáticos y levemente reivindicativos de su niñez.

A pesar del escándalo de 1961 en el Festival de San Remo con “24000 Baci“, acusado de incitación a la violencia, y de la imagen rockera que Adriano cultivaba por aquella época, no perdió de vista en ningún momento cierta visión católica de corte social, compartida por muchos italianos y que hasta hoy se manifiesta en el día a día del país, extendiéndose a la clase política, tan cercana al Vaticano

Celentano fue rockero de manual y Teddy Boy en los años 50, debutando profesionalmente en los abarrotados y sudorosos festivales que se celebraban en el Palacio de Ghiaccio de Milán, a finales de la década. Ya en los 60, no se reconoce como el típico joven hippie airado y reivindicativo y con humildad sigue a lo suyo, cantar canciones intemporales con su peculiar y maravilloso estilo mediterráneo, para algunos un poco hortera. Es un clarísimo ejemplo de incorrección política y una auténtica pesadilla para la clase gobernante de su país, famoso por sus frecuentes exabruptos, que en ocasiones han sido estruendosas meteduras de pata a escala nacional en temas tan sensibles como el aborto o la igualdad de la mujer. Incluso se llegó a hablar de la candidatura de Adriano a la alcaldía de Milán. Celentano es así…

Dentro de su polifacética carrera, ha sido actor en multitud de películas italianas de medio pelo. También comenzó un proyecto nada más y nada menos que con el malogrado Pier Paolo Pasolini para llevar al celuloide las andanzas del Ragazzo de la Via Gluck, que finalmente nunca se llevó a cabo. Ha alternado continuas y polémicas apariciones como presentador de televisión con la publicación de nuevo material a lo largo de las décadas, sabiéndose adaptar más que dignamente a los nuevos tiempos. Todo un personaje.

Azzurro” pertenece al álbum “Una Carezza In Un Pugno” de 1968, y su autor es el gran Paolo Conte, que precisamente en esa fecha se incorporaba a Clan, el sello de Adriano. Conte tiene una excelente versión, si se puede llamar así, dada su autoría…

Lo que más me llama la atención de “Azzurro” es su simplicidad junto a la inconfundible modulación de voz de Celentano, que da a casi todas sus canciones un aire muy mediterráneo. Es un tema en el que la letra está al servicio de la música y viceversa, una canción redonda que todos hemos silbado, cantado con los amigos o en la ducha. Costumbrismo amable que habla de la soledad, del amor y de la memoria… Muchas veces, menos es más. Puro Pop.

Letra original:

Cerco l’estate tutto l’anno

e all’improvviso eccola qua.

Lei è partita per le spiagge

e sono solo quassù in città,

sento fischiare sopra i tetti

un aeroplano che se ne va.

(Ripresa)

Azzurro,

il pomeriggio è troppo azzurro

e lungo per me.

Mi accorgo

di non avere più risorse,

senza di te

E allora

io quasi quasi prendo il treno

e vengo, vengo da te,

Ma il treno dei desideri

nei miei pensieri all’incontrario va.

Sembra quand’ero all’oratorio,

con tanto sole, tanti anni fa.

Quelle domeniche da solo

in un cortile, a passeggiar

ora mi annoio più di allora,

neanche un prete per chiacchierar.

(Ripresa)

Cerco un po’ d’Africa in giardino,

tra l’oleandro e il baobab,

come facevo da bambino,

ma qui c’è gente, non si può più,

stanno innaffiando le tue rose,

non c’è il leone, chissà dov’è.

Letra en español

Espero el verano todo el año

y de repente aquí está.

Ella se ha marchado a la playa

y estoy solo aquí en la ciudad.

Siento silbar sobre el tejado

un aeroplano que se va

(Estribillo)

Azul,

la tarde está muy azul

y se me hace larga.

Me doy cuenta

de que no tengo remedio

sin ti

Y ahora

cogí el tren por los pelos

para ir, hacia ti,

Pero el tren de mis deseos

en mi pensamiento va al revés.

Se parece a cuando estaba en el seminario

hacía tanto sol, hace muchos años.

Aquellos domingos en soledad

paseando por el campo

Hoy me enfado más que entonces,

pero ni siquiera tengo un cura para charlar.

(Estribillo)

Busco algo de África en el jardín,

entre el laurel y el baobab,

como hacía cuando era niño,

pero aquí hay gente, y ya no se puede,

están regando tus rosas,

no está el león, quién sabe dónde está.

(Estribillo)

Entradas anteriores en:

Un siglo de canciones (todos los posts)

Anuncios

12 comentarios

Archivado bajo Cultura, Música, Recomendaciones

12 Respuestas a “Un siglo de canciones 105: “Azzurro” (por Carlos Gerona)

  1. MUY BUENO CARLOS!
    sigue así
    a mi me encantaban las pelis de Celentano
    y sus canciones más conocidas me flipan

  2. NC

    A sus setenta años, Adriano sigue con buen humor y en activo. Hace unos días se le vio en las RSS en la campaña italiana a favor de frenar la energía nuclear

    Y Mina también lleva una actividad digna de ser seguida: su web es sorprendente

    http://www.minamazzini.com/news/

  3. Maestro Ciruela

    El caso de Celentano es remarcable. Junto con Mina, creo que son los únicos supervivientes italianos en activo y con éxito de los que aparecieron en esa época, -finales de los 50, principios de los 60 – y digo con éxito, porque aunque por motivos que se me escapan, de orden empresarial- en España pareciera que llevaran muertos muchos años, en Italia y una buena parte del mundo, han seguido y siguen vendiendo muy bien su material. Resulta enternecedor a día de hoy, ver a Celentano surgir de improviso en el metraje de “La Dolce Vita” felliniana interpretando un rock and roll…
    Forza Azzurro!

  4. Carlos Gerona

    Me encantaba Radio El País, Elena. Moncho Alpuente y Madrid Me Mata, Tribus Urbanas, Los Sonidos de la Ciudad. El Profe, Juan Pablo Silvestre……. y, por supuesto, Juan de Pablos

  5. En el Facebook de Carlos mencionaban que Jaime Urrutia había grabado una versión de “Azzurro”. No lo sabía, pero le pega mucho:

  6. elena gabriel

    Excelente, Carlos!!! 🙂 🙂 🙂
    Ni siquiera me había fijado en que el autor es Paolo Conte… 🙂 Yo también me enamoré de Juan de Pablos en el año 78, cuando empezó Onda Dos (o fue antes?) Tal vez fuera en radio El País, donde trabajamos una temporada juntos, también estaba Paquito Clavol con Juan Pablo Silvestre.
    En cualquier caso me encanta tu artículo… Ya lo estoy cantando siguiendo la letra… 🙂

  7. Carlos Gerona

    Adriano Celentano es un personaje de lo más singular y para mí una de las referencias de una década tan maravillosa y sugerente como fueron los Sesenta. Todo un icono para los italianos y un músico además con una estupenda trayectoria a lo largo de los años. Gracias amigos por vuestros comentarios y Forza Celentano…..

  8. Buenísimo Gerona, e imprescindible Celentano. En un documental en la tele supe de un episodio de lucha obrera en la Fiat de Turín, más o menos en esa época, que el condottiero Agnelli quiso sofocar creando una especie de isla autogestionaria en la factoría controlada por los sindicatos de izquierdas, concretamente en su “nave 24”. Nunca he podido confirmar que tuviera algo que ver con la letra de “24.000 baci” y con el escándalo subsiguiente. (Pero convengamos en que “se non è vero, è ben trovato”, je je).

  9. Celentano era lo más. Y sus canciones de esa época aún perduran. Sobre todo esta. Recuerdo escucharle en Radio Peninsular “la más músical” con mi madre.

  10. Rodri

    Había escuchado a Celentano en “Il tuo bacio é come un rock” gracias a que he sido un admirador de la música italiana por un amiga Letizia Fabro Del Vecchio queen aquella época adolescente tenía muchos discos. En el Festival de San Remo del 61 le pude ver. Gracias Federico Gallo, que hacía la retransmisión, me enteré de que la habían dado permiso en la “mili” para ir al Festival. Y se presentó con “24 mille baci” empezando…¡¡¡de espaldas!!!
    En la tele no daban crédito.
    Desde entonces fue el número 1 de todos los cantantes europeos. Para mí, por lo menos.
    Gracias, Carlos

  11. ¡Chacho! Descubrí hace poco a De Pablos y me “enamoré” de él: a parte de su sencillez, me hizo ver que, comparado con el suyo, mis gustos musicales no son tan diversos.

  12. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s