Dedicado a Carme Chacón

30 de mayo de 2011

Espero me sepan disculpar por no haber encontrado la versión en catalán. En desagravio les dejo con la original, la que venció en Eurovisión.

Anuncios

13 comentarios

Archivado bajo Música, Política

13 Respuestas a “Dedicado a Carme Chacón

  1. Maestro Ciruela

    ¡Qué entrañables anécdotas de Los Madriles, amigos contertulios! Sin duda, deben ser como bálsamo en la herida durante estas aciagas jornadas que les toca vivir. No se preocupen que a todo se acostumbra uno, y ustedes también lo harán, a perder una liga detrás de otra siempre a la zaga del Barça. Otro tanto se podrá decir sobre la Champions, y otras copichuelas de menor enjundia. El Barça ha eclosionado para instaurar la nueva era, una especie de ” Pax Romana”, en la que al Madrid le tocará el papel de Cartago con su Aníbal-Mourinho, personaje al que veo grandes similitudes con el simpático “Maestro Ciruela” (Juan Antonio Ipiña) que el Sr. Antonio Perea nos ha descrito con su gracejo habitual. De hecho, ha empezado de la misma manera, o sea, no ganando la liga ni la copa de la Champions aunque ha estado cerca de conseguirlo. Y va camino en los próximos diez años, de emular su gesta, la de perder siempre. Aunque, ¿ quién se cree que Aníbal-Mourinho estará por aquí dentro de diez años, o incluso de dos…?

  2. Puestos a meter “off-topics” ahí va el mío. En el graderío del viejo Chamartín se conocía como “Maestro Ciruela” (“que no sabía leer y puso una escuela”, qué apodo más sincero el que ha elegido nuestro amigo comentarista) a Juan Antonio Ipiña, un excelente centrocampista vasco llegado en 1939 del Atlético de Madrid (entonces conocido como Atlético de Aviación en referencia precisamente a la aviación que bombardeó Madrid a las órdenes de Franco durante los tres años anteriores, lo que vació a ese club de simpatías entre los madrileños derrotados en la guerra) que se pasaba los partidos diciendo a sus compañeros lo que tenían que hacer, pero haciendo él mismo más bien poco. Obviamente, a pesar de su calidad no logró una empatía en lo personal con los aficionados. Fue quizá porque aquella capital republicana le identificaba con las nuevas burguesías periféricas recién llegadas a Madrid tras entregarse sin resistencia sus paíssos de origen al ejército de Franco. Hay que tener en cuenta que la guerra civil duró lo que la resistencia de Madrid y los madrileños eran mayoritariamente madridistas y, como he dicho, republicanos. Esto es parte de lo que dicen las enciclopedias sobre el “Maestro Ciruela”:

    “Poderoso interior con gran técnica y mucha fortaleza llegó al Real Madrid en un periodo de reconstrucción. Tras la tragedia de la Guerra Civil española, las esperanzas del fútbol español se desvanecieron, y tuvieron que transcurrir tres años hasta que de nuevo comenzara la actividad. Ipiña se incorporó a un Real Madrid en el que tan sólo permanecían cuatro futbolistas: Lecue, Sauto, Bonet y Quincoces. Las condiciones económicas del Club no permitían grandes desembolsos aunque Ipiña, fue una excepción. Una apuesta de futuro.
    En la temporada 1939-40 llega al Real Madrid, equipo en el que permaneció diez temporadas y donde colgó las botas. Diez años en los que no consiguió ningún título de Liga, aunque hasta en dos ocasiones estuvo cerca de lograrlo.”

    Durante esas diez temporadas de Ipiña en el Madrid las ligas fueron ganadas por el Atlético de Madrid/Aviación, tres veces; el Barcelona, tres veces; el Valencia, dos veces; el Sevilla, una y el Atlético de Bilbao, otra. El Madrid no ganaría su primera liga con Franco hasta la temporada 1953-54, la de la llegada de Di Stéfano, que aquel año fue “pichichi” con 29 goles.

    • Lo del “maestro ciruela” seguro que te lo contaba tú madre.

      • Acertaste, es una historia que ella contaba en casa, junto a las de “El Mangas”-Molowni, su favorito “cuando no se disfrazaba de césped”- o las de Paunero. Mi madre fue socia del Madrid desde la república hasta que yo nací. Mi padre lo fue hasta su fallecimiento en 1964. Ambos iban siempre al estadio juntos, primero al viejo Chamartín, después al Metropolitano del Atlético mientras el Bernabéu se construía y al fin a éste último. Contaba también historias muy duras acerca del trato de “rojos” que recibían en el Metropolitano por parte de sus “anfitriones”, y al final de su vida le asombraba que en ciertos medios se considerara progre ser del Atleti, con aquel historial franquista a sus espaldas. También recordaba la proliferación de camisas azules cuando las visitas del Barcelona. Mi hermana,cuando se hizo mayor y fallecido ya mi padre, escribió una carta al entonces gerente de la casa, Antonio Calderón, solicitándole ser socia en continuidad de la tradición de mi familia, y Calderón se lo concedió en una carta muy cariñosa. Yo era muy pequeño y cuando crecí no me decidí a hacer lo mismo. Mis sobrinos, en cambio, sí son socios.

    • Algunas cosas de éstas, Antonio, me las contaba mi padre (lo de los franquistas que siempre ha habido en el At. de Madrid); mi pdre fue, a parte de metelúrgico, etrenador y siempre me contaba la “batalla” de que habían ganado una vez al At. Aviación.
      A Molowny lo ví jugar; regateaba en un palmo. Llevaba trozos de limón emboscados en las mangas: de ahí su apodo.
      El gran Alfredo echaba unas broncas tremendas a sus compañeros que agachaban la cabeza menos Mateos que era muy de barrio y le contestaba. Yo les oía desde la barandilla que nos separaba del césped. También llegué a ver jugar a Pereda y Joseito por la banda dercha. Me gustaba mucho Rial: !qué paredes con Gento!
      Todo lo que cuentas sobre los prejuicios sobre el Real Madrid vienen de la época revisionista de gente como Váquez Montalbán, haciendo simplificaciones (R. MAdrid= derecha; Barça=izquierda) a la que tan dados son los amigos culés. Hace poco más de un año oí por la SER a Juan José Millás hacer un comentario de este tipo cuando le preguntaron que quién quería que ganara el clásico. Es decir la “inteligencia progre” en torno a El País y la SER, han sido los voceros de esta interesada patraña.
      Gracias, Antonio, por tu documentado comentario. Saludos

      • Dante, es todo un honor compartir contigo estos retazos de nuestros recuerdos de familia, soy yo el agradecido. Esta claro que frecuentaste más aquel Bernabéu que yo. Lo que dices de Montalbán y los nuevos progres priseros no puede ser más cierto, pero tarde o temprano la verdad se abre camino. Un abrazo. (La verdad empezó por UNICEF y según dicen los informativos ya ha llegado a Qatar. No es difícil predecir cuál será su siguiente parada).

  3. Maestro Ciruela

    Sr. Vogel, ¿es que no se ha enterado usted de que el Barça ha ganado con brillantez al Manchester en la final de la Champions, y por lo tanto es el flamante campeón?

  4. Claro que no has encontrado la versión en catalán, es que en 1967 todavía no existía el catalán. El catalán lo inventó J. M Serrat al año siguiente con motivo del “La la lá” (y después se fue a los toros con Sabina).

  5. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s