Archivo diario: abril 8, 2011

¿Camps o Chaves? ¿Quién será peor?

8 de abril de 2011

¿Camps o Chaves? ¿Quién será peor?

Es como lo de “susto o muerte”– me contestó un veterano periodista amigo de este blog. Y le pregunté -a otros también- porque llevo tiempo dándole vueltas al asunto. Fue el único que me contestó. Otros sonrieron y lo más frecuente fueron las caras de perplejidad, sorprendidos ante el planteamiento. Veamos algunos aspectos:

  • Ambos son o han sido Presidentes de su Comunidad Autónoma y han protagonizado sucesiones “a dedo”. En sentido inverso: Camps llegó por designación de Zaplana, su predecesor, y Chaves dejo colocado a Griñan.
  • Chaves es Presidente de su partido (PSOE) y Camps no (PP).
  • Chaves es Vicepresidente 3º del gobierno de España y Camps no.
  • Sus gestiones al frente de sus autonomías están salpicadas de irregularidades y presuntos casos de corrupción.

Los lectores de El Mundano conocen o suponen mi posición respecto al Sr. Camps (Gürtel, Correa, el Bigotes, Fabra, Costa, los trajes, la visita del Papa, la F1, la tele autonómica, etc.).

Del Sr. Chaves, aparte de Canal Sur, Marbella, EREs, etc. hay que destacar su cristiana preocupación por la familia. La propia y la ajena (como Aido, hija de un íntimo amigo, quizás siguiendo el ejemplo de Z y Pajín, hija de un amigo de la infancia en León).

La mediación de Iván Chaves para varias empresas ante la Junta de Andalucía, a cambio de sustanciosas comisiones, mientras su padre, Manuel Chaves, era presidente de la Junta de Andalucía ha sido el último escándalo que le ha salpicado pero no es el único.

El más notorio ha sido el de la ayuda de diez millones de euros que el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía, que él presidía, concedió en 2009 a la empresa Minas de Aguas Teñidas (Matsa), en la que trabajaba su hija Paula Chaves.

El pasado mes de enero, el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) obligó al actual presidente de la Junta, José Antonio Griñán, a incoar un expediente sancionador contra su antecesor, Manuel Chaves, por no haberse inhibido en aquella decisión.

Pero además de sus hijos, dos hermanos de Chaves también han protagonizado otro supuesto caso de nepotismo. El mayor de la saga, Antonio José Chaves, disfrutó de un presunto trato de favor mediante las adjudicaciones millonarias a favor de la empresa Climo Cubierta de un tercer hermano, Leonardo, desde una Dirección General del Gobierno andaluz, cuando Manuel Chaves, estaba al frente del Gobierno autonómico. Un auto judicial de la Sección Tercera de la Audiencia de Sevilla sobre el citado caso advirtió que los hermanos Chaves podían haber incumplido la Ley de Incompatibilidades de Altos Cargos de la administración andaluza, aunque el Gobierno andaluz lo negó.

En ese escándalo aparecen relacionados también dos sobrinos carnales del ex presidente de la Junta.

Hay un historial de acusaciones resumido aquí.

En el caso de Andalucía la cosa es más grave y profunda, y pone patas arriba toda su labor durante tantos años al frente de la Junta. Antonio San José escribía ayer en El Plural un artículo al respecto, del que extraigo dos párrafos:

[…] Tormenta perfecta
Si a la crisis de los ERE unimos el caso Pizarro, las inquietantes noticias sobre familiares directos de Manuel Chaves (nuevamente los jueces dictaminarán lo que es verdad o calumnia) y la propia situación del partido a nivel nacional con un resultado incierto en las elecciones del 22 de mayo y un futuro también en el aire derivado de la sucesión de Zapatero, observaremos como la tormenta perfecta se cierne sobre el actual partido de gobierno en Andalucía para regocijo no disimulado de la oposición popular que ve caer como fruta madura la posibilidad de su acceso, por primera vez, al poder. Dice una máxima que hay un momento en que los partidos entran una espiral de autodestrucción. Éste, sin duda, es un ejemplo muy clarificador al respecto.

La operación Chaves
Así las cosas se entiende mal la operación diseñada en su día por Zapatero para sacar a Manuel Chaves de la presidencia de la Junta de Andalucía y situarle en una vicepresidencia de escasa visibilidad en Madrid. Ni la Junta, ni el partido ni el propio Chaves han ganado con el cambio. Por contra, su sustitución por Griñán evidenció grietas que ahora amenazan con resquebrajar el poder socialista en la comunidad. Los andaluces suelen utilizar en ocasiones la expresión: “¿qué necesidad hay?”. Pues eso mismo se pregunta ahora mucha gente progresista atónita ante tanta torpeza. […] 

Y Paco Piniella, veterano activista gaditano, publicaba un excelente post al respecto: ¿Qué pasa en el PSOE de Cádiz?

Hoy inauguramos una encuesta: ¿Camps o Chaves? ¿Quién será peor? Conocen los datos (los ya sabidos y los de rabiosa actualidad). Si les apetece, les agradecería que votasen.

7 comentarios

Archivado bajo Política