Archivo diario: abril 3, 2011

Se acabó

3 de abril de 2011

Se acabó la Liga en cuanto a la lucha por el titulo se refiere. Por si no había quedado claro tras el 5-0 del Camp Nou, después de los partidos de ayer se han despejado todas las dudas. Los más realistas, como mi amigo Jorge, decían el pasado agosto que igual si teníamos suerte como mucho ganaríamos la Copa. Otros empezamos a verlo negro desde el principio: 0-0 en Mallorca y en el Ciutat de Valencia, ante un recién ascendido Levante. Quizás los tropiezos iniciales del Barcelona maquillaron los nuestros. Pero llegó el 5-0 en Barcelona. Y se acabó.

El 1-1 de Almería, donde Mourinho tiró el partido para mandar sus recaditos, el 0-0 en Coruña donde volvió a equivocarse en la alineación o la derrota en Pamplona (el Barça había goleado nada más bajarse del autobús) fueron indicios claros. Hasta lo de ayer.

Esta semana estoy muy refranero. Y ayer en el Bernabéu -ya estaba nervioso antes del partido- recordaba aquel de “la venganza se sirve en plato frio”. Porque Preciado (a quien no aprecio) se presentó con 6 bajas, planteó su partido y se llevó los tres puntos. Y además le acompaño la suerte que le faltó en Barcelona ante los de Guardiola. En aquel encuentro sus suplentes pusieron en apuros a los azulgranas (pero perdieron 1-0). Y luego asistimos al bochornoso espectáculo del cruce de declaraciones entre Mou (acusando de alinear a los suplentes frente a nuestro máximo rival) y el técnico del Sporting (insultando al portugués). Parece que las aguas han vuelto a su cauce: el cántabro confirmó que el de Setúbal pasó al vestuario visitante a felicitar uno por uno a todos los jugadores del Sporting.

El problema del resultado de ayer no es solo la diferencia de ocho puntos que nos separan de la cabeza. El real, el de verdad, el que cuenta, es que le hemos despejado el camino al Barça. Ya no están forzados ni presionados. Pueden jugar con la comodidad y tranquilidad que proporciona el colchón de la puntuación. Como ya demostraron ayer ante el Villareal, un equipo que juega bien y que está disputando conseguir la plaza directa para jugar la Champions. Se permitieron jugar con suplentes (incluso un suplente de suplentes), un par de jugadores del B (y si no me equivoco debutó mi admirado Thiago, titular desde el inicio) y no acusaron las ausencias de la columna vertebral del equipo: Puyol, Xavi y Messi (salió en la segunda parte porque no aguantaba estar en el banquillo). Y esto cuando faltan las etapas alpinas de la temporada es conceder mucha ventaja a tu rival en los campeonatos nacionales (Copa y Liga) y europeos (si ambos pasan de cuartos).

¿Donde está la profundidad de la plantilla del Madrid? ¿Qué pasó contra el Sporting? Un equipo que probablemente se salve tras su victoria de ayer. El Real Madrid no puede escudarse en sus bajas. Vuelvo a insistir: los asturianos venían con seis. Y el Barça se impuso en su visita a Vila Real. La clave estuvo en otro pésimo primer tiempo blanco. Y Casillas volvió a reconocer que La primera parte ha sido de una dejadez total, la hemos tirado, no hemos hecho nada.” Un par de datos para que se hagan una idea de lo que fue:

  • Dos intervenciones de Iker desbarataron las jugadas de mayor peligro de los primeros 45 minutos. Los míos apenas remataron cuatro veces.
  • El mejor jugador merengue fue Lass. No lo digo por desmerecerle, es por dejar en evidencia a los demás.

La segunda parte trajo el precioso gol de De Las Cuevas, la reaparición de Higuaín, quien dispuso de una buena oportunidad nada más salir y disparó contra el muñeco. Al igual que Adebayor en dos mano a mano frente a un acertado Juan Pablo, el arquero sportinguista inédito en la primera parte (Manolito como Sansón ha perdido facultades tras cortarse el pelo y quitarse las trenzas). Khedira sigue regañado con el gol y ya es mala suerte la suya: en dos ocasiones le sacaron el balón en la mismísima raya de gol (y en la primera de ellas ¡por partida doble!). Y desde luego recurrir a la épica y bombear balones a la olla no me parece propio del fútbol moderno, es más bien del jurasico de Javier Clemente. Así no es Mourinho. Para este viaje no hacían falta estas alforjas. Y a este precio: 10 millones de euros de ficha, más una indemnización millonaria al Inter (con el agravante de que se llevaron prácticamente gratis a Sneijder), y otra indemnización, en este caso al anterior técnico (el año de contrato que le quedaba a Pellegrini, sin olvidar la que tuvimos que pagar al Villareal por ficharle). Y no me olvido de la mamonauda de la selección portuguesa.

Aviso a navegantes: quiero que siga Mourinho (para lo bueno y lo malo). Como quería que continuase el chileno. Necesitamos continuidad en el banquillo. E ilusión por los dos títulos que nos quedan por disputar: Copa y Champions (el martes toca la ida en casa contra el Tottenham).

P.D.: no puedo ni debo olvidar los 4 goles 4 de Soldado en su regreso a Getafe (ganó 2-4 el Valencia).

15 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol