Ana Botella necesita coches oficiales y un séquito para arreglarse las mechas

9 de marzo de 2011

Ayer fue el Día Internacional de la Mujer Trabajadora y no me pareció oportuno comentar esta noticia: Ana Botella necesita coches oficiales y un séquito para arreglarse las mechas. Referirme a la “mujer mujer” en fecha tan señalada me resultaba ofensivo.

Gonzo el reportero de El Intermedio de La Sexta descubrió el pastel. Y por seguir en las casas de Roures podíamos leer en Público:

El séquito de Botella para ir a la peluquería

El Ayuntamiento de Madrid no aclara el uso de un coche oficial.

La concejala de Medio Ambiente y teniente de alcalde de Madrid, Ana Botella, fue este martes protagonista de una nueva polémica. Después de algunas meteduras de pata sonadas, la dirigente conservadora protagonizó un vídeo de El Intermedio de La Sexta en el que se la ve llegando a la peluquería. Hasta ahí, nada especial si no fuera porque lo hizo acompañada de toda una comitiva de guardaespaldas y un gran despliegue de vehículos.

Botella se bajó de un Citröen C5 y los escoltas la rodearon de inmediato. Así, parapetada, eludió las preguntas del reportero televisivo que le preguntaba, entre otras cosas, por el límite de los 110 kilómetros por hora y por la contaminación. En el programa pusieron en evidencia, además, la “demagogia” de la edil por decir que había visto a la ministra del ramo, Rosa Aguilar, en un Audi “grande de los que contaminan bien, bien, bien”.

Desde el Ayuntamiento de Madrid aseguraron ayer que el coche del que había descendido no era el oficial. Explicaron que no pertenece a su flota porque los que ellos utilizan son del modelo Toyota Prius. Precisamente en uno de esos modelos viajaban, tras ella, dos funcionarios públicos. Desde el consistorio, donde se presume continuamente de transparencia, no supieron aclarar si este coche formaba parte del destacamento municipal. Lo que sí indicaban fuentes municipales es que la persona que llevaba a la número dos de Alberto Ruiz-Gallardón no podía ser su chófer habitual porque los conductores del ayuntamiento tienen prohibido guiar otro vehículo que no sea el suyo.

Protección

En cuanto al grupo de hombres que iban con ella, eran miembros del Cuerpo Nacional de Policía, que exceden en número a la escolta que acompaña a otros concejales. El motivo es que la edil disfruta del dispositivo de seguridad destinado a la familia de un ex presidente del Gobierno. El Ministerio del Interior rechazó ayer precisar la cifra exacta de los policías que la acompañan por motivos de seguridad.

De todos modos, ayer desde dentro del PP algunos dirigentes criticaban a Botella por desplazarse de este modo para cuestiones particulares y le reprochaban que aún se sienta como en la Moncloa. Los que la rodean afirman que lo hace por evitar cualquier incidente. En su partido también decían que, en vez de controlar a su séquito, lo mejor sería averiguar si el C5 en el que se desplazaba era un modelo con motor diesel.

Por mi parte puedo añadir que durante meses coincidía con ella cada mañana. La parada de la ruta escolar de mi hijo estaba a la puerta de su recién estrenada concejalía. Entonces era la de Asuntos Sociales. Corría el año 2003 y Alberto Ruiz-Gallardón acababa de ser elegido alcalde.

Al poco de tomar posesión del cargo se ausentó una semana para acompañar a su esposo, el Presidente Aznar, a la inauguración del 58º periodo de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas. ¿Es normal que alguien se vaya una semana de permiso a las pocas semanas de incorporarse a un nuevo empleo? Y ojo, que además por medio estuvieron las vacaciones estivales… Se lo recriminé a su vuelta de Nueva York.

También lo hice respecto a las horas a las que se incorporaba a su puesto. El autobús recogía al Mundanito sobre las nueve de la mañana. Compraba la prensa y me tomaba unos cafés al lado de la Concejalía. Nunca llegó antes de las diez de la mañana. Y se lo hacía notar…

Estas grotescas situaciones terminaron cuando decidió que el centro de Madrid estaba mal comunicado, y se gastó una fortuna para cambiar la ubicación de sus dependencias. Se mudó al barrio de Salamanca -desde luego pilla más cerca del Embassy– acondicionando un edificio para ajustarlo a sus caprichos. Porque esta señora confundía los asuntos sociales con los mundanos. Y luego las manzanas con las peras, la contaminación con el paro…

18 comentarios

Archivado bajo Madrid, Medios, Política

18 Respuestas a “Ana Botella necesita coches oficiales y un séquito para arreglarse las mechas

  1. Pingback: Ana Botella necesita coches oficiales y un séquito para arreglarse las mechas

  2. Manolo Fernández

    Quise decir “guerrilleros”… pero me vale también “trileros” como animales de compañía.

  3. Manolo Fernández

    Entre “guerrileros” y “legionarios” anda el asunto.

  4. Slowhand

    Exacto! Nª Sra. de La Paloma! No confundir con el de curas!

  5. Manolo Fernández

    Adrián, si se gasta un dineral en cirugía estética, debe haberle pedido el número de teléfono de su “especialista” a Belén Esteban.

  6. Y esta denuncia, ¿servirá de algo? Porque coches oficiales para usos particulares debe ser algo tan extendido (presumo) como untar mantequilla en el pan.

    Nada nuevo bajo el sol, me temo.

  7. El problema Antonio no es solo lo que ellos hacen, también es la ausencia total de la oposición en este sentido. No se dijo nada contra el cambio de sede (un dispendio de cientos de millones), sus injustificadas ausencias por su calidad de esposa de presidente o expresidente de gobierno, sus constantes desvaríos, su falta de rigor y escaso bagaje municipal, el apoyo a Maciel y sus legionarios de Cristo, etc., etc.

    ¡Qué bueno lo de la mujer del jefe de la aldea de Asterix! Pero Gustavo, aunque entiendo -y comparto- tu punto de vista, me sigue pareciendo una falta de respeto hacia las verdaderas trabajadoras.

    Javier, Antonio también coincidía contigo en lo del ADN de usos y costumbres. Prefiero pensar que no es así (porque además la izquierda tenemos mucho que callar sobre nuestro reciente pasado y actual presente).

    Slowhand no sabía que el edificio de la Carrera de San Francisco había sido un colegio. Ahora es la sede del SAMUR Social… yo también estoy perdiendo la fe.

    No lo sé Manolo. Igual se bebe su apellido. Pero sí sé que se gasta un dineral en su aspecto (ropa, peluquería, cirugía estética, etc.).

    • Slowhand

      Temo que me expresé mal! Es casi enfrente. Con lo cual le tenía un especial cariño al edificio, y, siendo sinceros, me tomé como una afrenta personal el desdén con el que lo trató.

      La oposición en Madrid dicen que existe. Son como las meigas…

      Salu2!

  8. La derechona ha hecho siempre las cosas porque sí, como su Dios manda. Juega a la democracia porque con ella nos creemos mejor todos sus cuentos, en los que son expertos tras siglos de uso, aunque ella preferiría sin duda que gobernaran las gentes de bien y de orden, que son ellos mismos, las familias con las que casan y algunos advenedizos que les bailan el agua. Cosa de clase, vamos.

  9. Pues creo que ayer hubieras acertado, amigo Mundano: “día de la mujer TRABAJADORA” no de la mujer explotadora. Esta señora sigue dándoselas de 1ª dama a lo USA, y, como la mujer del jefe de aldea de Asterix, se cree que por ello tiene derecho a colarse en la cola de la pescadería.

  10. Javier Sánchez

    Adrián, lo habitual se convierte en costumbre, y las costumbres en cultura, y éstas se transmiten genéticamente. Demasiado tiempo ejerciendo de súbditos – como colaboracionistas o víctimas de sus daños colaterales- de absolutismos inquisitoriales. Berlusconi es presidente- además de por su poder económico- porque la mayoría de los/as italianos/as llevan un Silvio dentro, y no precisamente del tipo “silviofernándezmelgarejo”.
    La satrapía, el despotismo, el nepotismo, y la filosinecura, tienen una importante presencia en el ADN del genoma ibérico.
    Pd: Para ser riguroso, tengo que reconocer que no solo en la piel de toro cuecen habas endémicas.
    Otra Pd: Slowhand, como dice mi amigo Antonio- filósofo pedestre-, a los españoles nos cabe Falete bailando sevillanas, y sin vaselina.

  11. Slowhand

    Esto es lo que nos merecemos. Una tipeja de semejante calibre encargada del Medio Ambiente. Es la máxima expresión de la importancia que se le da al asunto desde el Ayuntamiento del superprogre Gallardón.

    No le valía con un palacio precioso en los Austrias (me ha llamado la atención lo de la ruta, ahí estaba mi colegio!), y aquí no pasó nada.
    Las calles de Madrid, una pocilga, y aquí no pasó nada.
    Los límites de contaminación, previa eliminación de estaciones de medición, saltando por los aires, y aquí no pasó nada.
    En horas de trabajo (luego hablamos de los liberados sindicales), a sus cosas, y aquí no pasó nada.

    No tengo la más mínima fe en que algún día pase algo.

    Salu2!y enhorabuena por el artículo.

  12. Manolo Fernández

    Adrián, ¿estás seguro de que, además, no se bebe el apellido?. Su marido sí.

  13. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s