Camino de Uña

4 de marzo de 2011

Camino de Uña (Cuenca) había una parada obligatoria: el mesón La Ponderosa.

Habíamos quedado para comer en el restaurante Zaballos, famoso por tener el mejor morteruelo de la provincia. Y doy fe que está de campeonato. También me habían “vendido” sus zarajos, pero no los tenían. Lástima.

Zaballos es un restaurante familiar. Doña Luisa, excelente cocinera, está a los fogones. Don Andrés rige la barra. Y uno de sus hijos, Andrés, atiende el restaurante. La comida fue excelente. Y la relación calidad-precio sencillamente excelente.

Pero antes de llegar a Uña era necesario un control de avituallamiento en La Ponderosa (en Cuenca capital). El aperitivo no fue “light”: unos huevos “rotos” de rechupete, una ensalada de tomate con un aliño para chuparse los dedos (estos dos platos son de hacer barquitos), unas setas en un punto perfecto y una ración de oreja que no probé (muy alabada por mis compañeros).

El viernes pasado nos acompaño hasta la climatología. Así que después de comer los fumadores pudieron disfrutar de la terraza de Zaballos y un servidor no se congeló.

Ya de regreso en Madrid me encontré a Javier Rioyo enfrente del portal de mi casa. Tras los abrazos y saludos de rigor (y un repaso rápido de los últimos cotilleos y acontecimientos) le comenté que venía de Uña y Cuenca.

¿Habrás pasado por La Ponderosa?

Por supuesto. Fue la primera parada.

6 comentarios

Archivado bajo Recomendaciones

6 Respuestas a “Camino de Uña

  1. Javier Sánchez

    Uña, especie de dedal que usan las cigarreras para cerrar y doblar los extremos de los pitillos. Cigarreras, pitillos, esto me hace recordar que la AFE (Asociación de Fumadores Empedernidos) le va a conceder este año el Premio Limón al Gran Maestre de El Mundano, mi buen amigo ADRIÁN.
    La Ponderosa, me recuerda a Bonanza. Las épocas de bonanza se denominan también de Vacas Gordas, y se caracterizan porque la mayoría de las gentes disfrutan de muchos bienes. Pues bien, el estado de ánimo que se complace en la poseción de un bien, se llama FELICIDAD.
    FELICIDAD y ADRIÁN.
    Adrián, todo este circunloquio tiene un fin, desearte Felicidades hoy día 5 de Marzo.
    Pd: Ya sabes que no me he leído a tu amigo Gracián.

  2. Rodri ya que te pones puntilloso me veo obligado a aclarar el asunto: cené en casa al volver y merendé en el Parador de Cuenca. Imagino que estas buenas nuevas te tranquilizarán. Gracias por preocuparte de mi dieta y de comprobar que sigo el consejo médico de cinco ingestas al día.

    Fanshawe pues llegamos con hambre a comer. Piensa que hay unos 36 km de Cuenca a Uña. Y que éramos tres a repartir las raciones. De todas formas la función del aperitivo es no solo la de un tentempié, también tiene que estimular el apetito…

  3. RODRI

    ¿Y te volviste sin merendar ni cenar?
    ¡Gastronómicamente, es un viaje perdido!

  4. Madrededios… ¿pero cómo llegasteis a la comida después de ese aperitivo?

  5. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s