Unos apuntes sobre la denominada Ley Sinde

23 de diciembre de 2010

Como ya conocerán se tumbó la propuesta en el Congreso por 21 votos a 17. Y quisiera hacer unos apuntes sobre la denominada Ley Sinde.

1: Encuentro paralelismos con una ley de Corcuera (a la sazón ministro de Interior) conocida como la de “la patada en la puerta”. Dos artículos, insisto 2, resultaron no ser constitucionales. Para muchos esto era suficiente para justificar el revuelo. Estoy de acuerdo. Pero no por eso el resto del decreto estaba mal y tenía que ser suspendido. Era suficiente con la modificación de los dos puntos en cuestión. Corcuera, cumpliendo con su palabra -y empecinamiento- dimitió. Creo que la ministra debería hacer lo mismo. No ha sacado adelante su proyecto estrella, no ha sabido gestionarlo y se ha montado un follón innecesario. En resumidas cuentas: no ha sabido venderlo. Y tengan en cuenta que ha habido más de un año para hacerlo.

2: El  gran beneficiado de todo esto es Telefónica. Ellos sí que han hecho lobby contra la propiedad intelectual, los derechos de autor, etc. ¿Por qué cómo iban a poder vender sino el ADSL más caro y lento de la UE? Recuerden que son la empresa mas sancionada en Europa (superando a Microsoft). Y son  uno de los principales anunciantes del país. Además sus contribuciones a las campañas de algunos partidos son de escándalo. El poder del dinero teje, muñe y condiciona voluntades y votaciones.

3: Algunas de las posturas de los contrarios a la Ley Sinde, y promotores del Manifiesto contra ella, son hipócritas y falsas. De entrada algunos publican libros no disponibles gratuitamente en la Red,  mientras claman por una cultura gratis. Otros son plagiadores reconocidos. Y unos cuantos más están vinculados profesionalmente a las operadoras. Por no mencionar a los plumillas que se atribuyeron una representación que nadie les otorgó. Entre estos últimos destaca el amigo Nacho Escolar (al que considero periodista aunque no tenga la licenciatura). Hoy en su blog publica falsedades, datos erróneos, manipulando la realidad. Es decir haciendo exactamente lo mismo que crítica. Y no solo me refiero a enlaces que no funcionan (para apoyar argumentos) o no se corresponden a lo citado. Aporta unos informes de la BSA (Business Software Alliance) del 2007. Los datos del estudio solo corresponden al software de PC y no son un estudio general sobre la piratería informática. Mal interpreta y manipula datos. Los de esta tabla por ejemplo. Las cifras disponibles para Discos son del 2008. Y se refieren solo a la caída en ventas de CDs. No refleja años anteriores (y por supuesto posteriores). La suma de todos estos años es brutal. Un ejemplo: hasta hace unos pocos años la cifra necesaria para obtener un Disco de Oro era de 50 mil unidades vendidas. Ahora se necesitan vender 30.000 copias (después de una bajada a 40 mil). Tampoco menciona que estamos en la lista de “países a vigilar”, mientras  afirma que  “seguimos estando muy lejos de ser uno de los países más piratas del planet.” No es la primera vez que sucede esto. Ya ocurrió en su día con un incompleto reporte ingles.

Manifestaba Gabilondo el otro día que se consideraba incapaz de discernir sobre todos los aspectos del asunto. Pero parece que colegas suyos -¿algunos a sueldo de Telefónica?- lo tienen clarísimo. En fin…

Entradas relacionadas:

Cifras y cifras (Efe Eme)

Los Derechos de Autor como uno de los Derechos Humanos

El patio anda revuelto (Efe Eme)

Dos realidades (otro post sobre el tema)

P.D.: La foto es de Charly Hernández (publicada en Efe Eme)

Anuncios

46 comentarios

Archivado bajo Cultura, General, Medios, Política

46 Respuestas a “Unos apuntes sobre la denominada Ley Sinde

  1. Paco Salazar

    Muy interesante el hilo y el debate suscitado, Adrián. Se agradece.
    Solo apuntar dos cosas a la carrera. La primera, en ralación a las posturas hipócritas, demagógicas, falsas, etc. que señalas, el disgusto que me produjo leer el artículo de mi admirado Jesús Mosterín aparecido recientemente en El País:
    http://www.elpais.com/articulo/opinion/favor/Internet/elpepiopi/20110105elpepiopi_11/Tes
    Me parece increíble que tamaño intelectual pueda escribir un artículo como ese.
    La segunda es una pregunta/reflexión: ¿Alguien duda que con la situación actual se está acabando con el entramado cultural del país y que eso nos empobrece?
    Salud

    • “Con 30 libros a cuestas, supongo que soy uno de los autores. Sin embargo, nunca he recibido un céntimo de la SGAE.”

      Paco -y demás- tan culpable de semejante chorrada es quien la escribe (Mosterín) como quien la pública (El País) y no corrige (jefe de cierre, redactor jefe, responsable del encargo, etc.). Y tengo noticias para usted Sr Mosterín: no ha recibido un céntimo de SGAE ¡ni lo recibirá! SGAE gestiona los derechos de autor de los del Cine, la Música y las Artes Escénicas (Danza y Teatro). Lo de los libros lo llevan los de CEDRO. Esa es su sociedad de gestión estimado autor de 30 libros. Visto lo cual solo cabe pensar:

      1: intenta manipular, falseando la verdad -aportando datos falsos- para engañar al personal o
      2: es rematadamente tonto. Porque después de 30 libros editados todavía no se ha enterado que SGAE no tiene nada que ver con sus derechos. Y plantea otra interrogante: ¿es miembro de CEDRO? Porque si no se ha dado de alta como autor ahí va a ser difícil que le incluyan en el reparto.

      También podría ser una mezcla de los dos puntos…

      ¿Y qué podemos decir del artículo? Empezando por el título: “A favor de Internet”. Es como afirmar que se está a favor de la luz eléctrica, el agua caliente o el teléfono. Pero es que parte del argumentarío es así de pueril (lo de los cuchillos es de traca) o directamente tan falso y grave, como lo de SGAE y CEDRO, cuando afirma: “La ministra González-Sinde, no contenta con haber introducido el canon ahora tumbado”. Pues ni la Ministra ha introducido nada, ni la UE ha tumbado el canon. El cual ya existía en el mundo analógico, y el actual responde a una directiva europea y existe desde 1996. Y lo que el Tribunal de Luxemburgo ha dictaminado es sobre su aplicación: quedan exentos las instituciones y administraciones públicas, así como ciertas empresas y profesionales.

      Lo de Google Earth y el espionaje mejor lo dejamos para otro día.

      Y sí Paco, hay gente que duda “que con la situación actual se está acabando con el entramado cultural del país y que eso nos empobrece”. De buena fe o respondiendo a los intereses de las telecos, enemigos de los derechos de autor, etc.

  2. ATEO-ROJO-MASON: No creo que señalar a Telefónica sea un adorno floral. Hasta Escolar reconoce mi apunte. No reivindico la novedad del planteamiento, pero sí que no lo habrá leído en muchos sitios. Aquí y poco más.

    En ref. al fútbol es un off topic como una casa y no viene a cuento. Desafortunadamente parece que muchos de ustedes -los culés- son aficionados a esto. Si ya conocemos que no saben perder, una vez más confirmamos que tampoco saben ganar.

    ¡Feliz 2011!

    • ATEO-ROJO-MASON

      Por favor, no me juzge la frase “adorno floral” como minusvaloración de su planteamiento, no es así, mi intención era separar todas aquellas consideraciones que nos llevan a valorar el significado de la ley o de la sentencia de Luxemburgo, de las que no, y aunque el argumento del interes de telefónica es una posibilidad real y muy importante, creia su inclusión en la valoración no lleva a aclararla, lo considero un argumento añadido que puede ser cierto, pero que no influye ni en la ley ni en la sentencia.

      En cuanto al off-topic, estamos de acuerdo, aunque solo sea en una sola palabra y en quien es el actor de la misma, es “ganar” claro.

      Feliz 2011 a usted también.

  3. ATEO - ROJO - MASON

    No entiendo su entrada Adrian. El punto 1 me parece muy acertado, pero el resto, además de meterse innecesariamente a mi parecer con Don Ignacio, de meterse con Telefónica y con cierta razón no lo niego; pero que no aporta mas que razones para no hacer una ley, ¿que conclusión hay que sacar?.

    ¿hay que hacer una ley bien hecha y conforme a la normativa europea?

    ¿o va por otro camino?.

    • Efectivamente hay que hacer una ley bien hecha (y el sector de la música viene clamando por una Ley de la Música desde hace tiempo, pero esto es salirse del tema) y por supuesto conforme a la normativa europea. Que es más dura en países como Francia y Reino Unido. Esta me parece blandita, un parche. Como la de no fumar, que ha habido que “endurecer” pasado el tiempo. Pero como piensan muchos: mejor la ley Sinde que nada (o sea la vigente ley de la jungla).

      • ATEO - ROJO - MASON

        Bien. En eso estamos de acuerdo.
        Es que a veces la paja esconde el fondo, y creo que no hace falta emplear tanto esfuerzo en los “adornos florales”, no nos llevan a nada concreto.

        Saludos, y Feliz Año 2011 en el que, y no lo siento, el Barça volverá a ganar la Liga.
        Y el resto también, ¿veremos una final de la Champions Madrid-Barça? y si la vemos ¿volverá el Madrid a suicidarse o probará de jugar a lo Inter?, yo creo que ni a Mourinho le gusta jugar a lo Inter, si lo hizo fué porqué sabia que de tu a tu no tenia nada que hacer, pero claro entre suicidarse y especular ¿que táctica va a emplear en el próximo Barça-Madrid?, especulando no siempre suena la flauta, que se lo pregunten al Manchester o al Chelsea, pero alguna vez puede que si… y sobre todo no encajaria una manita…. y eso tiene también su importancia….

  4. “Y luego hay una incongruencia más una premisa falsa. Esta es que todos los discos venden y tienen éxito. Y no es el caso, ni de lejos. Acertar con 3 o 4 lanzamientos de cada 10 es muy buen promedio.”

    Es lo malo de no pasar de las diez primeras páginas. Página 17:

    “Pero otra de los razones que las compañías esgrimen a favor del alto precio de los CDs tiene que ver con el éxito, o mejor dicho, el escaso éxito que tienen los nuevos lanzamientos discográficos. Según informa la RIAA (la organización que reúne a las grandes discográficas en Estados Unidos) “la gran mayoría [de los lanzamientos] no llegan a ser rentables nunca. Luego de los costos de producción, grabación, promoción y distribución, la mayoría nunca vende lo suficiente para recuperar estos costos, y mucho menos generar ganancias. Al final, menos del 10% resultan rentables, y en efecto, son estos discos los que financian a todo el resto” (riaa.com). “

    En cuanto a lo demás, es posible que los minoristas argentinos no sean tan voraces como los españoles -y en estos márgenes abusivos podríamos encontrar una explicación para el cierre generalizado de tiendas de discos en nuestro país. Seguramente, la situación argentina es diferente a la española en muchos aspectos, pero no lo será tanto en lo que a los cambios tecnológicos respecta, y probablemente esa sea la parte más relevante del trabajo de Palmeiro y la que más se empeña en obviar la industria musical.

    La reivindicación de la rebaja del IVA para productos culturales (libros, discos, etc.) viene de lejos, y habría sido un buen punto de encuentro entre artistas, industria y público, pero me temo que los acontecimientos han terminado por quitar importancia a esta cuestión.

    • Hombre ddaa esperar a la pagina 17 para decir algo que debería aparecer en las 5 primeras, después del tostón de los gráficos, fondo hundido, insumos, etc., pues qué quieres que te diga… y te insisto el problema de los precios de los discos es de las tiendas, no de las discográficas. Y repito: los editores sí fijan el precio de los libros, los de la música y el cine no podemos. Además hay otro agravio comparativo: los libros tiene IVA reducido y los demás el tipo máximo. Y amigo esto solo se puede modificar -a la baja- a nivel europeo. Y por cierto, soy desde hace décadas un firme defensor de la rebaja del IVA para la música.

  5. ddaa gracias por el enlace. No conozco a César Palmeiro, pero por el inicio parece el trabajo de un estudiante. Lo cual explica alguna de las cosas que dice (porque habla de oídas). No he pasado de las primeras diez páginas. Por dos motivos: es muy largo y cuando ha comenzado con las “argentinadas” -con todos mis respetos- del fondo hundido, insumos, gráficos absurdos, etc., he confirmado que no había trabajado en su vida. Y luego hay una incongruencia más una premisa falsa. Esta es que todos los discos venden y tienen éxito. Y no es el caso, ni de lejos. Acertar con 3 o 4 lanzamientos de cada 10 es muy buen promedio. Y la incongruencia es que después de ofrecer una buena tabla, donde atribuye a las discográficas el 24% de los ingresos dice unas páginas más adelante que ingresan el 85%. Por esto yo le suspendía. Vuelvo a la tabla para matizar aspectos: va bien encaminado y puede ser pedagógico. Por ejemplo confirma lo que te vengo afirmando: el rol de las tiendas. Se llevan la parte del león. Son el porcentaje más alto (27% según Palmeiro). Yo siempre pongo mi ejemplo, español: si yo le vendo al Corte Inglés el CD a 7 euros + IVA y aparece en el punto de venta a 15/16 euros ¿por qué me protestan a mí? Yo soy la discográfica no la tienda. Menciono un ejemplo de aquí -o de la UE- porque nosotros tenemos el IVA. Otro importante socio ¡por decreto ley! En su informe no aparece. No entiendo porque no lo toma en consideración: tiene un enorme peso en el precio final y creo que en su pueblo es del 21%. En Europa el porcentaje de autores (derechos de autor) es mayor (entre un diez y un once por ciento). Y los royalties del “productor” (el director de la grabación) son un 3% o un 4%, superior al dos por ciento que menciona. Quisiera aprovechar para aclarar que de ese 24% que ingresan las cias. se supone que se sufragan todos los gastos e inversiones. Bueno, subiendo dos puntos (autores y “productor”) en realidad sería un 22%. Y ojo que sigue faltando el socio Hacienda…

    Gracias Don Mitxel (y me alegra verle por aquí). Le recomiendo los enlaces. Y este primero:
    https://elmundano.wordpress.com/2007/12/28/anticanonlandia/
    Este “Anticanonlandia” es de hace tres años, del principio de El Mundano. Quizás sea farragoso, esté mal editado/presentado, pero desenmascara a algunos de los sospechosos habituales (o al menos lo intenta).

    Javier, KC y Luis, hoy alguien me refrescaba la memoria (creo que en Facebook) sobre el genial Beethoven. Siguiendo la teoría de vivir de los directos le hubiese ido fatal, y probablemente nos habríamos perdido una parte de sus composiciones. Era un mediocre pianista, pero un excelente compositor. Y creo que tanto Gould como Celibidache llevan razón. Y no pienso que sea una contradicción. De alguna forma esta aparente incongruencia mía les pasó a los Beatles: llegó un momento que grabar era más estimulante que actuar. Cada cual es cada cual, y tampoco soy amigo de las imposiciones.

  6. Un trabajo del economista y productor musical argentino, César Palmeiro.
    “La Industria Discográfica y La Revolución Digital”

  7. mitxel

    Felicidades don Adrián. Es lo más aclaratorio que he leído sobre la ley Sinde, y lo digo completamente en serio desde mi posición “titubeante>”.

    Dar a cada uno lo suyo es la mejor forma de no caer en sectarismos y de tener credibilidad.

    También me ha parecido interesante el intercambio con don Ignacio Escolar.

  8. Luis Prosper

    Javier, precisamente porque hay gente pa tó no se debe forzar a unos a que hagan lo que otros consideren mejor. Cuando voy a un museo o una galería quiero ver el cuadro terminado, no me interesa nada ver como lo pintan. Tampoco me interesa ver a un escritor como escribe. El que quiera ir al circo que vaya. Yo quiero la obra acabada y única y si a Escolar le gusta más ir a ver trapecistas que vaya, pero que nos deje a los demás hacer y disfrutar de las cosas como más nos guste.

    • Javier Sánchez

      Luís, no entraba en la posición de Escolar, ni en la de nadie en particular- ni tan siquiera en la mía-, sobre este tema. Solo trataba de contraponer (poner enfrente) tu posición reforzada por la opinión de un grande, con otra posición, totalmente diferente, reforzada por la opinión de otro grande.
      Totalmente de acuerdo en que no debemos dejar que nos fuercen a hacer lo que no nos apetece, pero creo que desear haber presenciado en directo a Glenn Gould tocar las Variaciones Goldberg, no es para que le inscriban a uno en la Asociación de Amantes del Circo.
      “Ca uno es ca uno y tiene sus caunás”.

  9. KC

    Por otro lado, y al hilo de lo que comenta Luis Prosper, ¿es realmente consciente la gente del trabajo que hay detrás de una obra intelectual, sea del tipo que sea? ¿o es que aquí pensamos que se componen canciones, escriben libros y realizan películas en un par de días tal y como viene la inspiración?
    Lo de las alfombras rojas, glamoures artificiales y modelos prestados para que los estilistas se promocionen no tiene nada que ver con el proceso creativo, aunque últimamente sospecho que es con lo único con lo que la generalidad de la gente se queda.

  10. KC

    Sobre este tema lo más alucinante es cómo usan algunos la cuestión para darle un significado político desde los argumentos más cínicos, demagógicos y tramperos que he leído en mi vida, a sabiendas de que la creación -exceptuando la religiosa-, tiene mucho más que ver con la I que con la D. Es bastante hilarante leer que los autores/creadores son los causantes de todo ésto, cuando son los que menos pintan, aparte de que la cuestión clave tenga mucho más que ver con el funcionamiento de discográficas, editoriales y productoras que con el acto creativo en sí. Y causa vergüenza ajena ver cómo alguien escribe un artículo en el que acaba amenazando al Gobierno en cuestión de votos, dejando ver claramente el quid populista de todo esto, como hace el tal E.Dans en su blog.

    En fin, yo ya he propuesto que no se pague nada por obra cultural y que Esperanza Aguirre empiece a escribir novelas y ensayos y que Fabra haga películas, pero se me ha adelantado Vassile sustituyendo Gran Hermano 24h por CNN +, que vendría a ser lo mismo.

    Desde hace ya bastantes años, y Berlusconi es la confirmación, se sabe que la D de intelectuales tienen más bien poco, y que a ellos lo que les gusta es que el resto sea más bien poco instruido, así que ver a unos señores blogguers abanderando la causa del Arte y su finalidad da para un sonrojo general que rima con jocoso.

    Saludos.

  11. Luis Prosper

    Adrian, enhorabuena por este post y los comentarios que ha merecido. Es curioso que a Escolar le preocupen las presiones de EEUU y sin embargo se alegre tanto de que las peliculas de EEUU tengan tanta taquilla. Cuando quiera saber si la piratería afecta al cine español se lo preguntaré a alguien que se dedica al cine en España y me fiaré siempre mucho mas de él que de un periodista que está a favor de la piratería. Lo mismo haré cuando quiera saber si la piratería afecta a la música en España.
    Cuando Escolar dice que el futuro de los músicos está en los conciertos en vivo demuestra que su concepto de la música se reduce a las orquestas de pueblo y a las bodas y bautizos. Glenn Gould dejó de dar conciertos porque creía que una buena grabación era la verdadera obra y no el tener que salir a un escenario a recibir aplausos. Escolar tampoco sabe que no siempre el compositor es el cantante o que el arreglista es que toca la guitarra. Esa idea fascista y tremendamente reaccionaria de “adaptarse a los tiempos” cuando adaptarse a los tiempos significa tener que volver a ser juglares no me parece muy moderna. Esa otra frase de Escolar “que se tomen la medicina” es muy de Millan Astray. Enhorabuena Escolar, poco a poco se te ve de que pie cojeas.

    • Javier Sánchez

      Luís este tema, en función de los intereses- no solo económicos- que están encima y debajo del tapete, e incluso escondidos en más de una manga, presenta tantos “dientes” que le asemeja a un peine. Muy ilustrativas todas las entradas, incluso la tuya, aunque deseo hacer contraposición a un comentario tuyo.
      Dices lo que pensaba el gran Glenn Gould al respecto; el gran H. von Karajan también mostró devoción hacia las grabaciones. Sin embargo, Sergiu Celibidache, otro grande, paisano de nuestro querido anfitrión, se negaba a grabar porque consideraba que ninguna grabación es capaz de captar todos los matices sonoros que se perciben en una sala de conciertos, y porque la música se produce para ser oída en ese instante, y no para servir de compañía en las tareas caseras, en un viaje, etc.
      Una constatación más de que hay gente “pa tó”.

  12. En este conflicto hay dos discursos que no van a ninguna parte. Uno, el del insulto tirando a hiperbólico (“ladrones”, “criminales”, “piratas”, “violadores orgiásticos”, etc.), acompañado de exigencias de mano dura y subvenciones multimillonarias, amenazas de imposible cumplimiento, llamadas a la conmiseración por los puestos de trabajo perdidos y sazonado con comparaciones surrealistas (los tomates, el piso, el coche). Otro, el de “cultura gratis”, “que los músicos vivan de los conciertos y se olviden de cobrar por sus canciones”, “creadores somos todos” y demás mentecateces.

    Spotify no “es el modelo que proponéis”, sino el último cartucho de una industria que ha cometido tantos errores a lo largo de los últimos quince años que ya no puede permitirse uno más. Y desde luego que detrás de estos modelos de negocio no está la industria musical, sino el talento de unos emprendedores que, como en el caso de Itunes/Ipod, vienen de fuera de ella. Un poco de pedagogía:

    P: ¿Esperaba que su invento pusiera en jaque a la industria musical?

    R: La posibilidad de intercambiar música por Internet la vimos desde el principio y se la ofrecimos a la industria. Le dijimos: Tenemos una nueva técnica con la que se puede enviar música por redes de datos. La respuesta que nos dieron entonces hoy les debe de dar vergüenza: “Pero si nadie tiene Internet en casa”. “Nunca será un mercado de masas, es demasiado incómodo. Los discos de compacto son mejor producto”. Entonces ya teníamos la forma de codificarlo que permitía la venta por Internet, pero no supieron ver el potencial y nos mandaron a casa.

    P: Otros sí que vieron el potencial.

    R: Efectivamente, la técnica existía y lamentablemente algunos la empezaron a usar de manera ilegal. Hay muchas aplicaciones legales de MP3. Yo creo que se ha exagerado un poco el perjuicio que esto ha creado a la industria. Desde el principio dijimos que la mejor forma de combatir la piratería era lanzar buenas ofertas legales al mercado; pero no las hubo durante mucho tiempo. La primera oferta legal no llegó hasta el año pasado con iTunes de Apple. Ha tardado 10 años en producirse el cambio de actitud de la industria.

    “Se ha exagerado el perjuicio del MP3 en la industria musical”, dice Bernhard Grill · ELPAÍS.com

    • Disculpa el retraso en la publicación… Te contesto con una cita y unos enlaces:

      “La distribución electrónica de música limita el sonido, lo comprime, lo transforma…entonces ¿para qué hemos desarrollado un conocimiento tan preciso de cómo utilizar un micrófono?” (Manfred Eicher en Babelia)

      https://elmundano.wordpress.com/2010/01/16/la-calidad-perdida-efe-eme/

      Eicher es el fundador de ECM, músico y productor (por tanto ECM es un sello independiente y autogestionado:

      http://es.wikipedia.org/wiki/ECM_(discogr%C3%A1fica)

      • Entiendo el retraso, Adrián. Lo que no entiendo es la respuesta sobre la calidad del sonido, que me parece una ilustración perfecta del “dónde vas, manzanas traigo”. Y rogaría a unos y a otros que, en lugar de buscar muñecos de pimpampum y chivos expiatorios (para unos, Escolar y Dans, para otros, Alejandro Sanz, Bosé y Ramoncín), hablemos de lo que importa que, a mi juicio, es cómo conciliar la protección de los derechos de autores y creadores con la situación creada por la confluencia de la digitalización, por un lado y del auge de Internet por otro.

        • No es tan complicado de entender amigo ddaa: has enlazado a Grill, inventor del mp3, afirmando cosas con las que necesariamente no estoy de acuerdo. Y te lo contrapongo con un compatriota suyo, el señor de ECM. Porque además mi preocupación es la calidad. Profesional y personalmente. Y eso es lo que percibo que se está perdiendo. Y por eso ya somos unos cuantos que ya no nos dedicamos a esto, porque hemos perdido el impulso, la capacidad de riesgo, las ganas de buscar, etc. Aparte de perder mucho dinero. No nos compensa. Y además hay que soportar estupideces a diestro y siniestro (no lo digo por tus comentarios). Yo no tengo que conciliar nada con nadie. Mis grabaciones son mías. Y las comparto o no. Nadie tiene porque decirme como tengo que venderlas, alquilarlas o regalarlas. Salvo que estemos bajo un régimen comunista, donde no se reconoce la propiedad y todo es del estado. Y como productor he tenido que pagar -y negociar- derechos de autor. Pero nunca se me había pasado por la cabeza atacarlos frontalmente. Como sucede desde hace una década por lo menos. Desde los medios -que rechazaban pagar royalties y copyrights- hasta las operadores de telefonía y proveedoras de acceso a Internet. Y he modificado precios y condiciones en SGAE, para beneficio de todas las independientes. Sin más problemas, simplemente negociando. Y no he pretendido asaltar a nadie. Y por supuesto dudo mucho de nuestras capacidades para resolver este problema -artificial y enquistado- desde esta modesta ventana de El Mundano (y ahora sí me refiero a nosotros). Porque como digo muchas veces si alguien tuviese la llave, primero lo sabríamos y después ese “genio” estaría ya forrado, con lo que volvemos a la primera premisa (lo sabríamos).

  13. Es un poco tarde, pero el ejemplo que he puesto de blockbuster frente a netflix es aplicable, tanto a la música, como al cine, como a los libros. Las empresas que se aferren a un modelo de negocio obsoleto, perecerán. Las compañías que cifren su éxito en vender soportes que nadie quiere, se los comerán con patatas. Las leyes que pretendan proteger los intereses de estas empresas -frente a los de los consumidores y los creadores- en lugar de tomar nota de la nueva situación, serán rechazadas o se quedarán en papel mojado. Los organismos como Ibercrea o la Coalición de Creadores tendrán que envainársela y tragarse sus amenazas, porque nunca van a poder sustanciarlas. Y las webs de descargas dejarán de ser un problema cuando prosperen iniciativas como Spotify o Netflix, que convierten las descargas, el almacenamiento y la clasificación de archivos en un engorro frente a la comodidad de la suscripción y el streaming. Y lo del top manta me suena como a la Edad de Piedra. Un artículo para la reflexión

    Periodistas 21: PostSinde: la propiedad ya no importa

    • Amigo ddaa el Sr. Varela me merece poco respeto. Por variadas razones que no vienen al caso. Y ya el titulo del enlace que propones me parece gravísimo. .. Y ante tu insistencia me reitero en la mía: el ejemplo de Blockbuster no es válido, porque es un comercio no un creador ni tampoco un gestor de derechos. Pero si estoy de acuerdo contigo en algo: son las tiendas las que deben reinventarse. No los productores (sean discográficos, audiovisuales o editores de libros). Hace tiempo escribí una nota al respecto referida a las tiendas de discos:

      https://elmundano.wordpress.com/2009/10/03/%c2%bfa-quien-le-pillo-el-toro-del-cambio-tecnologico-efe-eme/

      Y esa industria obsoleta -la discográfica- de la que tanto os llenáis la boca es precisamente la que está detrás de Spotify, el modelo de negocio que proponéis (aunque aun no hayan podido arrancar en EE.UU.).

      Aprovecho esta respuesta para recoger algunos comentarios. El primero de Ramón Colom, ex Director de TVE, que ha dejado escrito lo siguiente en mi Facebook:
      “Pongo en marcha mi mente: ¿Qué piensa Javier de Paz sobre el asunto?, ¿Qué gestiones ha hecho Javier de Paz con el Gobierno? ¿Para qué está Javier de Paz en Telefónica? ¿Y don Luis? El otro día fui citado para ir a un juicio contra un mantero que detuvieron el 2008. El encausado ni estaba ni se le esperaba. Los policías que lo detuvieron me contaban que estaban “en franca retirada porque ya no les es rentable salir a vender. Ahora el negocio es de Telefónica”. Palabra de policía”.

      Julio Valdeón, escritor y asiduo de El mundano (aunque nos tiene abandonados en los últimos meses, pero volverá en los próximos días) le mandaba un email a Javier Pérez de Albeniz con el siguiente texto:
      “¿Qué hubiera sido del rock and roll si Sam Phillips no abre Sun Records? ¿Le parece mal que José Ignacio Lapido cobre por sus discos? ¿Donde encontraríamos hoy las piezas de Jerry Lee Lewis, Louis Armstrong o Charley Patton remasterizadas y anotadas si no fuera por Charly, JSP Records o Catfish Records? ¿Las van a restaurar las asociaciones de internautas en el salón de su casa?”.

      Y por último dándome una vuelta por el blog de Varela he encontrado unos comentarios de noto. Imagino que ddaa los habrá visto también porque había varios suyos. No sé quien es noto ni le conozco de nada. Pero tiene un blog dedicado a Paz de la Huerta:

      http://fotohousing.blogspot.com/

      Me hubiese gustado haber leído lo que decía no solo antes de haber contestado a Escolar, sino incluso antes de haber escrito el post. Traigo aquí varias de sus reflexiones (en una coincide claramente con Julio Valdeón):
      “El mensaje no es que el cine español se hunde por la piratería, solo que están hasta los cojones de que la gente se apropie de sus propiedades sin que nadie defienda sus derechos, que por cierto, son los únicos que reconoce la ley. Existe una cosa llamada la tutela judicial efectiva, garantizada en la Constitución, que en la situación actual es un sarcasmo.

      Respecto a los datos, ya cansa la invocación a la subvención: por cada euro que el estado aporta, se movilizan cuatro y el negocio devuelve al estado en impuestos directos uno y medio, indirectos más. Es un incentivo como cualquier otro.

      Y aun más ridícula es la mención a las televisiones. La ley les obliga a apoyar a la industria local, a hacer negocio con ella, no a tirar el dinero. Os recuerdo que existe un dumping feroz por parte de la industria americana que vende series por una decima parte de lo que cuesta producirlas. Si quieres una industria audiovisual, hay que hacer algo.

      ¿Qué tiene que ver eso con la piratería y la ley Sinde? La piratería, y me refiero al abuso tipo Series yonquis, bajar películas sin pagar, etc. es intolerable y hay que acabar con ella por un tema de derechos fundamentales. Esa es toda la discusión.

      Luego si quieres habla de la industria cultural. Te doy pistas, por si no sabes por dónde empezar: Tusquets, Max Brod, Manfred Eichner, Berry Gordy, David Geffen, Joe Boyd, Daniel Toscan, Querejeta o Jose Luis Dibildos o Alfredo Matas, Emile Berliner, Norman Granz, Jim Stewart, Trebuchelli, Pacheco (Mario o Johnny), Chris Blackwell, Libinsky, etc. en fin, gente a la que no te puedes comparar, de la que deberías hablar con respeto y que han creado millones de artefactos que enriquecen nuestro espíritu y nuestra vida, y que frecuentemente se han arruinado en el empeño.

      Odio las simplificaciones, descalificaciones y acusaciones absurdas e injustas que los chorizos, pro-chorizos y asimilados lanzáis contra gente que vale, insisto, mil veces más que vosotros. Habéis inventado un nuevo racismo, el racismo anti industria cultural, cargado de prejuicios, desconocimiento y tan miserable y repugnante como todos los demás.
      @RAk Verás, me alegro mucho de vayas a escuchar a Paul Gilbert, pero te recuerdo que las canciones que interpreta están compuestas por alguien, que normalmente no está en la sala cantando, que los discos que graba están producidos por alguien, que no está en la sala, y que eso señores tienen sus derechos, y que aunque le pagaras 1000 euros a Gilbert, no compensarías lo que les robas a los otros si te descargas su disco. Son trabajos diferentes, productos diferentes y negocios diferentes. Por favor, no seáis tan simples.
      La realidad: independientemente de la posición en el ranking:

      La tasa de piratería ascendió, en media ponderada, a un 76,0% sobre
      estos mercados en el segundo semestre del año, si bien, música y
      películas tuvieron tasas de piratería muy superiores, del 95,6% y 83,7%
      respectivamente frente a los videojuegos, 52,3%, y el 19,7% del sector del
      libro.

      El valor total de los contenidos pirateados asciende a 5.121 millones de
      euros; es decir, más de tres veces el valor del consumo legal. Si todos los
      contenidos consumidos fueran pagados, el mercado podría ser tres veces
      mayor que el actual.
      Datos.

      • Fet

        La Iglesia Católica Apostólica Romana es responsable de haber traducido (mal en muchos casos, el primero La Vulgata, pero esa es otra historia), copiado y conservado miles de libros que habrían desaparecido de no ser por ella. ¿Le debemos amor eterno, sumisión y gratitud sin fin por tales hechos? ¿No le tenemos en cuenta todo el daño, destrucción y muerte de que fue responsable?
        Quiero decir que vale, que la industria ha contribuido al actual estado de cosas, que muchos son sus logros, de acuerdo. Pero con un poco de investigación también podríamos encontrar millones de casos en los que han explotado descaradamente (se me ocurren los grandes estudios de cine, la increíble oposición a los derechos de autor que mantuvo durante parte del siglo pasado -caso sonado el de la DC con Schuster y Siegel…) a los artistas, reduciéndolos a meros productores asalariados sin derechos sobre sus obras.
        Así que muy bonito el name dropping, pero también es seguro que por el camino se quedaron miles de artistas, muchos probablemente geniales, por falta de interés de la industria y otros por no querer plegarse a condiciones que en su momento fueron de práctico esclavismo. Los Beatles fueron rechazados en varias ocasiones, si mal no recuerdo; de ello podríamos deducir que fueron su tesón y la casualidad de que no desistieran, los responsables de que una de las obras más magníficas del pop sea hoy una realidad, y no la visión de un técnico en un despacho.
        Toda moneda tiene una cara y una cruz. Dependiendo del lado en el que nos situemos le concederemos más valor a una u otra.

        • Hombre Sir Fet me parece totalmente fuera de contexto la comparación con la ICAR. Donde además para imponer su criterio se han derramado litros y litros de sangre (guerras, hogueras, persecuciones) aparte de siglos de uso y abuso… Es como si para contestarte al tópico de “hay que adaptarse a los nuevos tiempos” te dijese que cuando Hitler, Franco o Stalin tomaron el poder también había que adaptarse a los nuevos tiempos. El ejemplo bueno es el de los Beatles. Pero no olvides ¡que grabaron! Porque al igual que hubo alguien (Decca) que les dijo que no hubo otro que les fichó (EMI). Había alternativas. Y niego la mayor: no conozco ningún caso (y si los hay no serán mas de tres) de un músico/autor genial que no haya obtenido reconocimiento por su talento. Habrá tardado más o menos. Pero se ha dado a conocer. Sospecho que lo mismo es aplicable al cine (directores y guionistas). Hoy en día no lo sé. No conozco más de 3 casos de artistas surgidos desde el mundo del mp3, Internet, etc. Y ninguno desde la piratería (top manta). ¿Será por falta de talento? ¿O por falta de oportunidades? Respecto a esto último se van cumpliendo mis peores augurios: primero, la progresiva desaparición de multis (solo quedan 4 y a poco habrá 3) reduce drásticamente su capacidad de riesgo. Antiguamente había un balance “ecológico”: lo que ganabas con lo comercial te permitía desarrollar nuevo talento y arriesgar. Hoy esto ya no sucede. Y la segunda parte es la referida a quienes más sufren: las independientes y las autogestionadas. Han sido de las primeras en caer. Y a todo esto sigo insistiendo: el problema del caos del cambio tecnológico lo tienen principalmente las tiendas. Los productores -las discográficas- contratan, financian e intentan comercializar obras culturales y de entretenimiento. Son las tiendas las que venden, las que están en contacto directo con el público. Y han sido ellas las que no lo han olido. Y el ejemplo de Amazon, hoy el gran supermercado online, estaba ahí a la vista de todos. Las compañías han intentado vías de exploración: desde intentar salvar Napster comprándola, y hundiéndose financieramente en el intento (lo mismo que le pasó a Warner en su fusión con AOL) hasta llegar a Spotify.

          Si lo que pretendes decirme es que la industria no es necesaria te equivocas de cabo a rabo. De entrada necesitas una empresa para poder emitir facturas y cobrar, hacer pagos, IVAs, IRPFs, etc. Hasta las disqueras autogestionadas por artistas precisan de estos trámites. Y por cierto lo de la autogestión es bastante más antiguo que lo de Internet. Al menos desde 1919 y la United Artists (Chaplin, Fairbanks, Pickford y ¡un gestor!). Pero antes de la electricidad ya existía la figura del representante: el editor musical.

  14. Nacho: lleva razón Sir Fét. Tu mensaje -por los links- estaba en la cola de moderación (con otros) por Askimer. Ya estoy de vuelta de NY, he aprobado el mensaje y en un rato te contesto. Y muchas gracias por la visita y tu respuesta/aclaración.

    ddaa tu mensaje también estaba pendiente de moderación. No estoy de acuerdo en tu aseveración sobre los creadores: mezclas actores con directores, autónomos con productores, editoriales de música con discográficas, comercios (Blockbuster) con entidades de gestión y productoras de contenidos culturales y/o entretenimiento. De los nombres que citas Bardem es un actor, quien cobra por su trabajo. Y por eso le preocupa que desaparezcan o reduzcan actividad sus empleadores. Los escritores son autores, mayormente autonomos, y sus ingresos dependen del procentaje acordado sobre las ventas del libro (o un adelanto si lo hubiere). Trueba es director de cine y productor. Segun la legislación europea al respecto es autor -como director- del 25% de la pelicula que dirige. Y como productor es empresario. Como lo son las discograficas, propietarias de la grabación que pagan (salvo que se acuerde un modelo de contrato “anglosajon”: la propiedad es del artista o de quien le haya financiado su grabación). Por tanto son responsables de los pagos a autores y artistas (por derechos de autor a la correspondiente sociedad de gestión más los royalties artisiticos y de producción).

    Pisando Flojo estoy de acuerdo contigo en lo que dices (o lo que vislumbro que pretendes afirmar). Por eso soy crítico con la Ley Sinde: se quedaba a medio camino y era más light que las legislaciones francesas, alemanas, británicas y estadounidenses. Y además la han tumbado (de momento).

    Javier me he quedado con ganas de leer la entrevista de Godard. Acabo de amanecer y no me ha dado tiempo a buscar el enlace. Te agradecería, en la medida de lo posible, que en futuras referencias y recomendaciones nos incluyas los enlaces. Nos hace la vida más fácil a todos los interesados. Gracias.

    El problema de tu exposición Antonio es que está versión de la ley Sinde no autorizaba el cierre sin intervención judicial. Ese debate ya sucedió. Pero esta es la sensación que ha permanecido en el imaginario colectivo, dado el ruido que se ha formado alrededor y la falta de iniciativa gubernamental para explicar lo de la comisión o agencia ministerial, sus conclusiones y el informe/denuncia que presentarían al juez correspondiente (al que se le apremia a actuar rápidamente y no demorarse eternamente). Y en cuanto a lo de la dimisión de la ministra no es una doctrina, es mi opinión. Lo ha hecho rematadamente mal: no ha sacado su proyecto adelante -el único de calado que conocemos desde que asumió el cargo- porque no ha sabido ni querido buscar los apoyos necesarios. Tampoco lo ha consensuado. Y acaba echándole la culpa al “arbitro” cuando dice que los artistas la han fallado. ¿Qué dice? Haberte asegurado su apoyo, planteado una hoja de ruta, una estrategia, etc. La ministra es ella ¡no nosotros!

    Jesús te pasa como a Iñaki Gabilondo. Es lo mismo que le escuché decir la semana pasada en su programa de CNN+. Quédate con la copla de Telefónica (y demás operadores) y verás más claramente.

    Ernesto decir que hay que buscar nuevos formatos está muy bien. ¿Pero cuáles? ¿Quién los busca? No parece ser tarea tan sencilla. E imagino que habrá empresas, ingenieros, etc. aplicándose a ello.

    Sir Fét la estocada de muerte al CD ya está dada. Y debo de ser de los puristas que lo prefiere al MP3. Aunque no llego al extremo de alabar las excelencias del vinilo sobre el disco digital (que las tiene) porque sacrifico por la portabilidad, espacio y capacidad. Que son las mismas razones que argumentan los “devotos” del MP3 sobre el CD. Y aprovecho tu comentario para hacer un poco de historia: la primera gran estocada no fue la aparición del MP3 sino el fenómeno del Top Manta. Devaluaron el formato, lo tiraron por los suelos (no es un chiste fácil). Se impuso en todas partes menos en el llamado primer mundo, donde se frenó a tiempo. Y en España nos encontramos con un doble problema: el del tercer mundo (Top Manta) que no hubo voluntad política de atajar, con Rajoy de ministro de Interior, más el del primer mundo (las descargas ilegales de Internet), donde en países como los citados anteriormente (en el comentario de Pisando Flojo) se han tomado medidas al respecto. Aquí todavía nos la cogemos con papel de fumar para cerrar Webs. Por ejemplo como las que ofrecen descargas de películas “robadas” ¡durante la proyección del film en salas de cine! En cuanto al otro punto que mencionas decirte que no había pensado en lo de la casete. A mi personalmente, salvo lo de poder escucharlas en el coche, siempre me resultó molesto el formato. Tampoco he sido muy de grabar (más bien al contrario) y lo de la cinta que se salía y enganchaba, francamente me ponía de los nervios. Pero es algo muy particular que comprendo no sea asumible por la mayoría de la gente.

    Juan me gusta tu matización de “prácticamente”.

  15. Me temo que el Mundano anda por la Gran Manzana y no está demasiado pendiente del blog, Nacho. Si la cosa llevaba links, la culpa va a ser del akismet ese.

  16. Ayer mandé un mensaje y sigue “a la espera de moderación”.

  17. Los derechos de los creadores deben ser protegidos. Las empresas, sin embargo, juegan en esa piscina llena de tiburones que es el mercado, y en el mercado rige la ley del más fuerte o (en el caso que nos ocupa) la del más listo. Tomemos el ejemplo de Blockbuster frente a Netflix:

    Blockbuster y Netflix, historia de un éxito y un fracaso en ALT1040 (Economía y Empresas)

    ¿Los gobiernos deberían proteger a Blockbuster frente a Netflix? Ni de coña. Un modelo de negocio se ha ido al carajo y el otro sube como la espuma. Blockbuster lo hacía mal y Netflix lo hace bien. Punto.

    Blockbuster se largó de España en 2006 con la piratería como excusa. Cuatro años más tarde, esta empresa ha quebrado ¿Por la piratería? No. Porque, a diferencia de Netflix, no han sabido adaptarse a las nuevas reglas del juego.

    Veo a demasiados creadores en España aferrándose a un modelo de negocio moribundo, sobrepasados por una situación que va mucho más allá de las descargas no autorizadas o las webs de enlaces, tolerando que quienes deberían haber sido simples gestores de sus obras se hayan comportado como sus amos y señores y poniéndose de su parte en lugar de aprovechar las nuevas tecnologías y las oportunidades que éstas ofrecen para ponerlos en su sitio (“gestióneme esto por una tarifa fija, señora compañía de discos, y olvídese para los restos de conservar la propiedad de mi grabación a perpetuidad o de quedarse con la mitad de mis derechos editoriales por la puta cara”).

    Veo una ignorancia asombrosa del fondo de estas cuestiones en gente como Bardem, Savater, Marías o Trueba, cuyas recientes manifestaciones en prensa están al mismo nivel que las del más atontado de los cibernautas del “todo gratis” y “la cultura libre”, pero sin la excusa del bajo nivel intelectual que podrían aducir estos últimos.

    Y una cosa que dijo Sinde (off the record) con la que estoy completamente de acuerdo, y que haría extensiva a muchos periodistas y opinadores en general:

    “Many politicians, she averred, have little information or understanding of the issue.”

    Wiki leaks Cable Viewer

  18. O profundador

    ¡Desde luego que hay que buscar nuevos formatos y nuevos modelos de negocio! El problema, creo yo, es que introducir nuevos formatos e implantar nuevos modelos resulta sumamente difícil (por no decir imposible) cuando se hace frente a unos competidores sin rostro (pero con cuenta corriente, es de suponer) que ofrecen LOS MISMOS PRODUCTOS a coste cero. No comparemos, por favor, el conflicto entre los “uploaders” y los profesionales de la música, el cine y la literatura con el que en su día existió entre los propietarios de las diligencias y los de las líneas de ferrocarril (comparación muy del gusto de los defensores incondicionales de las descargas). Para que la comparación fuese apropiada, los empresarios del ferrocarril deberían haberse dedicado, NO A OFRECER UN MEDIO DE TRANSPORTE MÁS CÓMODO Y MÁS RÁPIDO (un producto DISTINTO), SINO A FALSIFICAR BILLETES DE DILIGENCIA Y OFRECÉRSELOS GRATUITAMENTE A LOS VIAJEROS.

    Dicho esto, diré también que soy un apasionado defensor del papel de la red como facilitadora y universalizadora del acceso a la cultura; un papel del que son buena muestra lugares como éstos:

    http://classiques.uqac.ca/classiques/
    http://www.perseus.tufts.edu/hopper/
    http://bibliotecadigitalhispanica.bne.es
    http://www.bium.univ-paris5.fr/histmed/medica.htm
    http://gallica.bnf.fr/
    http://redalyc.uaemex.mx/
    http://www.persee.fr/web/guest/home/

    Y conste que a esta nómina se le podrían añadir, sin demasiado esfuerzo, veinte o treinta direcciones más.

  19. Pingback: Tweets that mention Unos apuntes sobre la denominada Ley Sinde | El Mundano -- Topsy.com

  20. Pisando flojo

    Yo echo de menos un gobierno que defienda a sus creadores y a sus empresas productoras de contenidos culturales, como hacen en Francia, UK y USA (por lo visto en Wikileaks los yankis son muy activos en este terreno).

  21. Adrían, varias cosas.

    1- Dices que me he atribuido una representación que nadie me otorgó. ¿Cuándo exactamente? Yo de este tema, como de muchos otros, informo y opino, nada más: no pretendo hablar en nombre de nadie más que yo. Nunca me he considerado representante de nada y lo he repetido cada vez que alguien me ha preguntado al respecto. Pretender representar a los internautas, en mi opinión, es tan estúpido como pretender representar a los usuarios de gas ciudad.

    2- Dices que uso enlaces que no funcionan para reforzar mis argumentos. ¿Qué enlaces? De ese post en cuestión que criticas, veo que todos funcionan. Si te refieres al otro post viejo que enlazo al pie del que tú hablas (http://www.escolar.net/MT/archives/2005/06/pirateria_infor_1.html), verás que lo escribí en 2005. No es que use enlace webs que no funcionan para reforzar mis argumentos, es que en algún momento de los últimos cinco años dejaron de funcionar y, como te imaginarás, no me dedico a mantener los varios miles de post que hay en el blog con todos los enlaces operativos. No haría otra cosa.

    3- Dices también que manipulo los datos, pero tú no me aportas ninguno nuevo, salvo la cuenta del disco de oro (que es una cifra arbitraria que decide la industria, no un indicador medible). Sí, los informes que enlazo son de hace dos o tres años (no encontré más recientes), pero que España es el país más pirata del planeta es algo que se viene repitiendo desde hace muchos más años (ver mi post de 2005).

    4- Es obvio que se venden menos CDs, también se venden menos máquinas de escribir y menos televisores de tubo. Y que algo así suceda no es una anormalidad española, tampoco va bien el CD en el resto del planeta. Que hay un problema con Internet y la industria cultural es una obviedad, que no niego. Lo que argumento es que España no es, como se repite constantemente, el país más pirata del mundo. Ese dato es falso, lo mires por dónde lo mires y estaría bien que, en vez de minimizar los informes que enlazo, me pases otro que diga lo contrario.

    5- Es cierto que no hablé en ese post de que España esté en una lista negra del Departamento de Comercio de EEUU. El post era un simple apunte a vuelapluma que escribí, como se puede ver, a las tantas de la mañana; no pretendía ser un estudio completo del tema. De la famosa lista de países a vigilar he escrito en otras ocasiones ( una de ellas: http://www.publico.es/ciencias/296741/la-industria-cultural-de-eeuu-presiona-a-espana-por-el-p2p ) Y que estemos en esa lista negra tiene sus motivos: España es uno de los principales países de Europa y, además, cabeza cultural del castellano, lo cuál nos convierte en un punto estratégico para este debate. Para la industria del copyright estadounidense (una de las primeras exportadoras de EEUU), es una batalla prioritaria. Pero insisto en la mayor: que seamos un objetivo prioritario para las discográficas no convierte España en uno de los países más piratas del mundo, que era de lo que hablábamos.

    6- Un simple dato: en los últimos diez años, la recaudación de las taquillas de cine en España (ya sabes, “el país más pirata del mundo mundial”) han pasado de 496 millones en 1999 a 671 millones en 2009 (las cifras salen del último informe oficial del Ministerio de Cultura). Supongo que a muchos les sorprenderá la cifra porque, a juzgar por lo que se escucha en algunos debates públicos, el cine no es que agonice, es que ya estaba enterrado.

    7- Tampoco sé a qué viene lo de que no haya acabado la carrera. Me has citado varias veces en este blog y es la primera vez en la que das ese dato. ¿Qué clase de argumento de autoridad es ése?

    8- Creo que, además, te equivocas de enemigo. Lee mi último post.

    http://www.escolar.net/MT/archives/2010/12/los-artistas-tienen-algo-de-razon.html

    A pesar de criticar la Ley Sinde desde el primer día -como sabrás, fui uno de los promotores del famoso manifiesto–, yo defiendo la propiedad intelectual. También creo que, por mucho que se vista, lucrarse con el trabajo ajeno por medio de una página de enlaces podrá ser legal, pero desde luego no es justo. Y estoy de acuerdo contigo en que quien se lucra de verdad con esta situación es Telefónica. Pero estaría bien, para centrar el debate, que evitásemos demagogias por ambas partes. Y tan demagógicos son los del “todo gratis” y “que se jodan los músicos millonarios” –tanto tú como yo sabemos que los músicos millonarios españoles se cuentan con los dedos de la mano–, como decir, alegremente, que España es el país más pirata del mundo o que sin Ley Sinde la “mitad de la cultura desaparecería”. Ya, claro.

    9- Por último, me parece de juzgado de guardia (literalmente) que insinúes que estoy a sueldo de Telefónica. Te ruego que presentes las pruebas que demuestran tan gravísima acusación o que, por el contrario, rectifiques.

    • Gracias por tomarte tanto tiempo en contestar. Paso a hacer lo mismo, siguiendo tus puntos.

      1: Por mucho que digas ahora que no te consideras representante de nadie lo interpreto como una rectificación. Ante voces críticas surgidas en su momento. Pero por mucho que lo repitas es la percepción que nos ha quedado. Al menos a mí. Te pasa como a muchos sectores y “actores” del mundo de la música, a los que has contribuido directamente a desprestigiar, y ahora no pueden resarcirse aportando sus verdades sin ser vilipendiados y acosados. Preguntas cuándo exactamente te atribuiste la representación que nadie te otorgó. De entrada eres un protagonista activo. Desde hace tiempo. Pero no hace falta remontarse muchos años. Desde que promoviste el Manifiesto es suficiente. Y cuando acudes al Ministerio ¿vas en calidad de qué? ¿En representación de quien? ¿En compañía de quién? Este último punto es preocupante (aquello del “dime con quién vas y te diré quien eres”). Visto el revuelo tanto tu como Berlín empezáis a matizar y ahora dices ” Pretender representar a los internautas, en mi opinión, es tan estúpido como pretender representar a los usuarios de gas ciudad.” En esto estamos totalmente de acuerdo. Pero todo ha sido a posteriori. Os traicionó vuestro afán de protagonismo, de destacar. Y no me sirven excusas como soy periodista “informo y opino”. En esa reunión ministerial estabais los del Manifiesto (ese que congregó a escasas decenas de personas en la manifestación de Madrid y a una sola en Santiago de Compostela). Insisto, por mucho que lo repitas tendrás que apechugar con la critica, te guste o no. Como lo hacen a los que tú les has colocado sambenitos injustificados.
      2: Si no te dedicas a mantener activos los miles de posts que hay en el blog, lo tienes muy fácil: no los uses. O verifica antes de publicar para ver si los enlaces funcionan o no. Es tu problema, no el de tus lectores.
      3: ¿Por qué tengo que aportarte nuevos datos? ¿Dónde está escrito que estoy obligado a hacerlo? En los enlaces del post -a mi blog- hay suficientes (y los míos sí que funcionan oiga). Me parece estupendo que pienses que la cifra de los discos de oro es arbitraria. Pero es la que es. Y es un ejemplo del termómetro de la situación del mercado. Y su valor radica precisamente en que lo decide la industria. Y no, por ejemplo, los firmantes y promotores del Manifiesto… Y sí no has encontrado nuevos informes es porque no te has aplicado a ello. En el caso concreto de la música grabada se publican cifras de forma continua. ¡Ah que no te valen porque es la industria! Me refiero a IFPI; Promusicae o las representantes de las indies como Impala y UFI. E imagino que los de SGAE, referidos a los ingresos por derechos de autor de cine, música y artes escenicas, tampoco te servirán por ser del ogro a batir…El concepto de que España es el país más pirata del mundo solo te lo he odio/leído a ti cuando lo niegas. Así que no sé de donde sacas tal información y tampoco das ninguna prueba de quien o quienes hayan afirmado semejante bobada. En cambio sí que he oído que estamos entre los más. Pero sinceramente no que seamos el numero 1 de la piratería mundial. ¿Otro mantra para adoctrinar a tus masas?
      4: Vuelvo a mi comentario anterior: al único que le escuchado afirmar lo de España como el país más pirata del mundo ha sido a ti, cuando niegas que lo seamos. Y me uno a tu negación. Pero es como decir que 1 + 1 no suma tres.
      5: Gracias. Pero sí somos de los países más piratas del mundo. Por eso aparecemos en las listas de “países a vigilar” o en las de USA. Y como apunta Pisando Flojo una de las razones es que nuestros gobiernos no defienden adecuadamente, a nuestros creadores y productores de contenidos culturales y de entrenamiento, y tan celosamente como hacen estadounidenses, británicos y franceses. Aprovecho y aporto otro dato, tan obvio como el del Disco de Oro, pero que viene al pelo porque mencionas a las discograficas (hay más productoras afectadas por la piratería, pero cine y música comparten Top Manta y descargas ilegales): en los últimos 20 años hemos pasado de una docena de multinacionales a tan solo 4. De estas cuatro, dos están en manos de fondos de inversión (EMI, británica, y Warner, estadounidense), una es francesa (Universal) y la otra japonesa (Sony). El resto son compañías independientes (algunas autogestionadas por autores y/o artistas). Las cuatro dominan el mercado en volumen de ventas, pero por cada una de ellas hay cientos de independientes. Que son las que más sufren, y probablemente las que más arriesgan en términos creativos.
      6: A mí no me sorprende la cifra del cine. Y te explicaré luego porque. Pero antes quisiera recordar que no hace tanto hubo unas cifras del Ministerio que luego tuvieron que corregir (a la baja). No sé si estás usando las primeras o las segundas. De todas formas a mi esa subida en 10 años no me parece tanta teniendo en cuenta estos factores: las películas mas taquilleras de la historia del cine nacional e internacional se han producido en estos 10 años; y ha habido incrementos en el precio de la entrada + la subida que supone la aparición del 3D. Te comento todo esto porque no sé si lo del cine agonizante o enterrado era irónico o no. Y de paso aprovecho y te recuerdo que la piratería en el cine ya existía en los 90: los VHS (en mercadillos, bares, Top Manta de la época).
      7: No me has leído bien: te defiendo. Por eso digo: “al que considero periodista aunque no tenga la licenciatura”. Argumento que he usado en defensa tuya -y de otros- en bastantes ocasiones. No es ningún ataque, pero si lo he oído comentar en varias ocasiones y me parece injusto. Y lo menciono antes de que aparezca algún amigo listo y lo diga. Y te he citado varias veces, y lo seguiré haciendo. Y tu blog está enlazado aquí. Y lo seguirá estando. Eres un referente y lo sabes. Y hay muchas más cosas en las que estamos de acuerdo que en las que diferimos. Estos asuntos son obviamente una de nuestras discrepancias.
      8: Te repito lo del punto anterior. Y aclaro: no eres enemigo. Ese es Telefónica (y por extensión las demás operadores). El problema es que tus argumentaciones y “mantras” son alimento para el enemigo. Me alegra leerte las matizaciones que ahora haces en este punto 8 de tu comentario. Para mi resultan una novedad. Hemos esperado a este mes de diciembre del 2010 ¡pero más vale tarde que nunca! Quizás ya falte un solo paso más: eliminar la lista negra de tu blog:
      http://www.escolar.net/wiki/index.php/Artistas_en_funci%C3%B3n_de_su_posici%C3%B3n_respecto_a_los_derechos_de_autor
      Y además en la lista contraria encontramos anacronismos como Beethoven, Jardiel (veo que habéis suprimido a Machado) o actores e intérpretes, más conocidos como artistas que como autores.
      9: Te equivocas: no me refiero a ti. Y tampoco lo insinúo. Es el párrafo de despedida y no guarda ninguna relación con el tercer apartado, el dedicado a tu post. Pero ya que estamos en el tema y dado que Telefónica es el mayor anunciante del país, te reto a que averigües quienes se benefician de su relación con la multi española: publicidad, organización y/o participación en conferencias, seminarios y paneles, esponsorizaciones, consulting, etc. Igual nos podemos llevar alguna sorpresa con algunos de los firmantes del Manifiesto. ¿Por qué no lo hago yo? Dos razones: no soy periodista y no me apetece.

    • Discrepo del punto 6. Para empezar échale un vistazo al EGM y mira la audiencia de las salas de cine en plena caída en picado. Imagino que eres un tipo listo, a juzgar por tu CV (¡tío! no pongas en tu web que no terminaste la carrera, ¡no hace falta ser tan sincero!). Probablemente yo lo sea un poco menos, pero me da la ligera impresión de que si la recaudación en taquilla ha ascendido tanto es porque una entrada de cine cuesta el doble (!!).

  22. Javier Sánchez

    Adrián coincido con los que te dan las gracias por lo bien documentado que está tu artículo. Muchos pérfiles y muchas perspectivas suscita este tema.
    Recomiendo leer la opinión de J.L. Godard al respecto, en una entrevista publicada en El Cultural del 3-9 de diciembre.

  23. Esta mañana he escuchado al pepero Carlos Floriano (creo que se llama así) comparar también la ley Sinde –en rigor habría que llamarla la “Disposición adicional segunda Sinde a la Ley de Economía Sostenible”- con la ley Corcuera en el sentido de que ésta suspendía derechos fundamentales al habilitar a funcionarios no judiciales para irrumpir en el domicilio de sospechosos sin autorización de un juez (la famosa “patada en la puerta”) y, del mismo modo, la disposición Sinde habilita a cerrar páginas internet sin intervención judicial (la no tan famosa, porque me la estoy inventando ahora mismo, “patada en los webs”). Entra en juego ahora, lo mismo que entonces, el análisis del equilibrio de derechos constitucionales a proteger por las leyes, es decir, qué derecho de ambos, el de los autores y el de los editores de webs o en el otro caso el de la inviolabilidad del domicilio, protegemos antes, equilibrio acerca del cual cada jurista y cada ciudadano tendremos nuestro propio criterio. Lo triste es que si no ha salido adelante la ley Sinde no ha sido por tan sesudo planteamiento, sino porque a Sánchez Llibre (CiU) le interesaba vincular el asunto con la nueva fiscalidad de la vivienda -¿qué cojones tendrá que ver?- y al Gobierno no le ha dado tiempo a procesar el asunto. Hoy se ha producido una inesperada abstención del PSC en el parlamento catalán que ha acelerado la investidura de Mas como presidente autonómico de Cataluña. ¿Tendrá que ver de cara al trámite de la LES y la disposición Sinde en el Senado?
    Yo estoy a favor de la disposición Sinde, pero seguro que me gustaría más una ley específica, mucho más consensuada y que contemplara el presente y futuro al que nos abocamos, caracterizados por la absoluta desvinculación de los contenidos con respecto a los soportes.
    Por último, no estoy de acuerdo con la doctrina de que cuando una ley se tumba en votación el que la presenta deba dimitir. Me parece muy muy peligrosa e incluso antidemocrática.

  24. Yo creo estar más cerca de tus postulados que de los contrarios, Adrián, pero te confesaré que estoy hecho un lío. No lo tengo nada claro.
    No sé si de ahora en adelante será tan inútil como poner puertas al campo, las leyes prohibitivas que ponga un gobierno, para proteger los derechos de autor. Tampoco sé si los autores y creadores tienen que tener derechos o si sus derechos/deberes se han de circunscribir a crear libros, películas, canciones, … para el consumo de todo el que tenga un ordenata conectado a intenet o que tenga un cuñado o vecino que sí lo tenga.
    No sé, no sé. Lo que sí tengo un poco más clro es que la SGAE viene funcionando últimamente como una institución mafiosa y que hace tiempo se cargó a la gallinita de los huevos de oro. ¡Mira que reclamar un impuesto revolucionario a los habitantes de Zalamea por representar popularmente la inmortal obra de un autor que inmortalizó a ese pueblo extremeño y que lleva muerto casi cinco siglos!

    Salú

  25. Excelente y bien documentad artículo el tuyo Adrián. Personalmente estoy de acuerdo con Fét, creo que hay que buscar nuevos formatos.

    Un abrazo.

  26. Y las ventas de CD,s seguirán cayendo, Adrian. No puede ser de otra manera porque ese formato está muerto, aunque haya puristas que braman que su sonido es infinitamente mejor que el del mp3 (también el vinilo era superior en matices al CD) y bla bla bla. Creo que en una ocasión ya coincidimos en que lo que hay que investigar, el futuro, es el modo de distribución y olvidar (aún no del todo pero a corto y medio plazo será un hecho) los soportes físicos más allá del puro almacenamiento (discos duros, discos virtuales de acceso remoto o soportes ópticos de gran capacidad…). Un modelo de negocio completamente diferente al actual y que desgraciadamente se llevará muchos puestos de trabajo por delante.
    Siendo malvado preguntaría:
    ¿Cuánto ha disminuido la venta de cassettes? ¿Es culpa de la piratería?

  27. En este tema practicamente coincidimos, gracias Adrian.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s