Archivo diario: diciembre 16, 2010

El timo de las pensiones

16 de diciembre de 2010

El timo de las pensiones es la realidad que nos toca sufrir. Suena fuerte pero es así. Porque su forma de recaudar es similar al denominado esquema de Ponzi  o a las pirámides financieras. A pesar de lo que normalmente se cree los ejemplos citados no son lo mismo, aunque hay evidentes semejanzas. Las diferencias básicas están en el reparto de lo recaudado y en cómo se incorporan a nuevos estafados. En la estructura piramidal se recluta a “socios”, quienes aportan una cantidad económica y obtienen beneficios según crece la cadena. Por tanto se convierten en agentes comerciales -o propagadores del fraude- desde el momento que ingresan en la base de la pirámide. En lo de Carlo Ponzi el recaudador promete beneficios a intereses superiores a los del mercado. Los “inversores” cobran las ganancias prometidas según el estafador va captando nuevos inversionistas. Es evidente que ambas estafas solo pueden funcionar en base a la captación de nuevas víctimas. Y esto es exactamente lo que sucede con nuestras pensiones de jubilación.

Una de las razones esgrimidas para la reforma de las pensiones es la demográfica. Nos hablan de un doble factor: el progresivo envejecimiento de la población y los bajos niveles de natalidad. ¿Qué significa esto? Tan fácil como que el “contrato social” del “yo contribuyo ahora para que tú puedas cobrar hoy” se resquebraja. Es decir, el sistema de las pensiones de la Seguridad Social se basa, al igual que los dos casos anteriores, en la incorporación de nuevos “clientes”. Y en este caso además la cotización es obligatoria (lo cual en principio debería ser positivo al garantizar la supervivencia del mecanismo).

El problema ahora mismo es triple:

  1. Se pretende retrasar la edad de jubilación 2 años. La medida pretende retrasar los pagos a la vez que aumentará los ingresos. Entre los países de nuestro entorno solamente en Dinamarca se produce a los 67 años. Por cierto esta propuesta estaba recogida en el último programa electoral del PP y ahora la hecho suya el gobierno socialista. Con una diferencia muy importante: la medida de los Populares era voluntaria y ahora será de obligado cumplimiento.
  2. La ampliación de los años de contribución, de 15 a 20, para el cálculo del importe a percibir también va en este sentido. Y ojo que se pueden pillar las manos con estas matemáticas (porque igual este incremento podría englobar justo los años de máxima retribución salarial).
  3. Los políticos que implementaran estas reformas, bajo el paraguas del Pacto de Toledo, no se han pronunciado sobre sus pensiones. Ni sobre la larga lista de familiares y enchufados que han ido colocando en las distintas Administraciones y Empresas públicas. ¿Vamos a pagarles nosotros su retiro dorado? A este paso se confirmará que lo suyo va a ser otro chollo como el de los controladores.

No propongo la denominada “capitalización” del sistema de pensiones. Tenemos un mal ejemplo: Chile. Pasó de ejemplo a modelo a evitar. Fue otro fracaso del FMI y la llamada “escuela de Chicago“. Quisiera saber más sobre el funcionamiento en Suecia.

Mi mayor problema con todo este asunto sigue siendo el mismo: ¿cómo confiar en los actores del mercado y la política que nos han llevado a esta coyuntura? ¿Qué credibilidad tienen? ¿Por qué confiar en ellos? Las movilizaciones de estos días en Inglaterra y Grecia -y antes en Francia– son un indicador de los tiempos revueltos en los que vivimos.

País Edad de jubilación legal
Hombres
Edad de jubilación legal
Mujeres
Edad media de jubilación (2004)
(salida efectiva)
Propuestas de modificación
y observaciones
 Alemania 65 65 61,3 a 67 (progresivo hasta 2029)
 Austria 65 60 59,8 (2005)  
 Bélgica 65 62 59,4  
 Dinamarca 67 67 62,1  
 España 65 65 68,2  
 Finlandia 65 65 60,5  
 Francia 60 60 58,9  
 Grecia 65 65/60 59,5  
 Irlanda 66 66 62,8  
 Italia 65 60 59,7 (2005)  
 Luxemburgo 65 65 57,7  
 Países Bajos 65 65 61,1  
 Portugal 65 65 62,2  
 Reino Unido 65 60 62,1  
 Suecia 65 65 62,8  

Edito para incluir este enlace al blog de Escolar:

Las pensiones en diez claves

1. España tiene una pirámide de población inusual: el baby boom duró hasta los 70 pero después la natalidad se hundió de golpe.

2. Esta singularidad demográfica va a provocar que cuando los nacidos en esa década –mi generación– nos empecemos a jubilar, seremos muchos más pensionistas que ahora en relación con el número de trabajadores que presumiblemente habrá.

3. A larguísimo plazo no se puede mantener el modelo tal cual está –donde las cotizaciones de unos sirven para pagar la jubilación de los otros– porque el número de pensionistas aumentará bruscamente, la esperanza de vida también sube y la natalidad no tiene pinta de mejorar.

4. España no gasta mucho en pensiones de jubilación: sólo el 8,4% del PIB, cuando la media europea es del 10,1%.

5. Si no hay reforma alguna y se cumplen los peores pronósticos de la Unión Europea, para el 2060 el porcentaje del gasto en pensiones en España será del 15,1%.

6. Es evidente lo difícil que resulta pronosticar cómo será la economía española dentro de 50 años; es tan ingenuo como hubiese sido imaginar en 1960 cómo sería España en 2010.

7. No es la primera vez que estas previsiones fallan estrepitosamente.

8. Pero incluso dando por buenas estas cifras –todas salen del último informe de la UE (PDF)–, ese 15,1% del PIB de gasto en pensiones será poco superior a lo que HOY (y no en 2060) gastan países como Francia (13%) o Italia (14%).

9. Hay dos soluciones: rebajar las pensiones y el tiempo en que se disfrutan para que salgan más baratas –en eso están–. También hay otra alternativa, de la que la derecha neoliberal no quiere ni oír hablar: que la diferencia se pague con cargo a los Presupuestos Generales del Estado, por medio de impuestos. Ya lo hacen así otros países, como Austria o Dinamarca.

10. Todo esto se sabe desde hace años y la prisa por reformar no viene por estos datos, sino porque a los mercados les encanta la austeridad. La de los demás.

15 comentarios

Archivado bajo Política