Archivo diario: diciembre 14, 2010

Enrique Morente ¡gracias Maestro!

14 de diciembre de 2010

No por esperada es menos dolorosa la noticia del fallecimiento de Enrique Morente. Respetado y querido. Excelente persona y mejor Artista, con A mayúscula.

En su día supuso el eslabón entre la tradición y los nuevos aires que empezaban a respirarse en el mundo flamenco. Su álbum de homenaje a Chacón es todavía una referencia.

Le conocí personalmente cuando editó su siguiente LP “Despegando“. Su único con CBS. Ambos entramos en la discográfica en el mismo año (1977).

A finales de los 70 se produjo la gran revolución del flamenco. Basado en dos pilares: Camarón de la Isla y Paco de Lucía. En 1979 apareció “La Leyenda Del Tiempo” de Camarón (la foto de portada era de Mario Pacheco): grabado junto a músicos de rock (como Alameda y Gualberto), jazz y fusión (Jorge Pardo y Rubem Dantas de Dolores) así como jóvenes guitarristas (Tomatito y Raimundo Amador). Simultáneamente Paco de Lucia incorporaba miembros de Dolores (el grupo de fusión creado por Pedro Ruy Blas) a su quinteto, luego convertido en sexteto. Y el brasileño Dantas incorporaba el cajón peruano al hasta entonces conservador genero flamenco.

Enrique Morente no era ajeno a esta mezcla de músicas, razas y nacionalidades. Por edad y afinidad. En la Web de RTVE han montado un excelente especial y  hay una muestra de por donde andaba el desparecido Maestro en 1980. El programa “Flamenco ayer y hoy” de Fernando Quiñones (con el asesoramiento de Manuel Espín) le dedicó un programa. Se titulaba “Ultimas aportaciones del flamenco: Enrique Morente” y el granadino se hizo acompañar por miembros del grupo Guadalquivir (Luis Cobo “Manglis”, Andrés Olaegiui y Pedro Ontiveros, a la flauta). También formaban parte del elenco Diego Carrasco (otro innovador), Manuel Soler y un joven Chocolate. Para los interesados pinchando aquí pueden ver el programa entero. Sorprende la ausencia de instrumentos eléctricos, principalmente la guitarra del Manglis y un bajo, pero imagino que sería por problemas de sonorización de la época (y presupuestarios). Décadas después Morente colaboraría con otros grupos como Sonic Youth y Lagartija Nick.

El excelente escritor Montero Glz, quien acaba de publicar su última novela “Pistola y cuchillo” (sobre Camarón), escribía lo siguiente en El Cultural:

“Fue el Capitán de la noche, nuestro jefe, cuando entonces todos éramos jóvenes flamencos. Le conocí a mediados los ochenta, época en la que Antonio Benamargo, desde la Vallecas flamenca, se empeñaba en dar a conocer nuestra música más libre. Amasada por levadura mora, gitana y morisca, su voz te envolvía con el misticismo de un espíritu consagrado al arte, destapando el tarro de las esencias cada vez que entonaba. Algo a lo que, una vez probado, era imposible resistirse a no probar de nuevo.

Nos corrimos algunas juergas juntos, tirando madrugadas en el Rastro de Madrid, donde los gitanos jaleaban a Morente llamándolo “Maestro”. Sin duda alguna, era el más respetado. Ahora lo recuerdo, acompañado siempre por su familia, sus cuñados Antonio y Pepe Carbonell, por Agustín Carbonell “Bola”, guitarrista heredero de Sabicas, también de su compadre, el actor Juan Diego. Para mí fue un catedrático que impartía doctrina en la cueva del Candela, la voz siempre a punto y la oreja pendiente de sonidos extranjeros ya fueran los Sonic Youth o las Voces Búlgaras.

Yo era un chaval, ya digo, que buscaba el olor a sangre que recorre lo jondo y con el que se emborracharían Federico García Lorca y tantos otros para aprender a escribir con ese dolor que hace temblar la hoja. Ese mismo dolor que hoy tanto me duele y que por puro egoísmo, no quiero compartir con nadie.”

Suscribo todo lo que dice y añado que se acabó la fiesta. Primero con la desaparición de Miguelito del Candela y ayer con la del Capitán de la noche. Por eso les dejo con el fin de fiesta del programa de Quiñones:

Anuncios

13 comentarios

Archivado bajo Cultura, Música, Recomendaciones