Archivo diario: noviembre 15, 2010

El Real Madrid sigue en cabeza

15 de noviembre de 2010

El enfrentamiento Preciado/Mourinho calentó la previa  del Sporting-Real Madrid. Guardiola y Garrido se las tuvieron tiesas en el Camp Nou, durante la disputa del Barcelona-Villareal. Todo esto a dos jornadas del Barça-Madrid. En medio nos queda la jornada del próximo fin de semana. El Athletic de Bilbao viene al Bernabéu y los culés viajan a Almería. Y Don Pep podría ser “el verdugo” de su amigo Juanma Lillo. Otros técnicos que también tienen la soga al cuello son Portugal (Racing), Camacho (Osasuna) y otro ex madridista Gay (Zaragoza). Y cuidado con el futuro de Michel, porque el Getafe no acaba de arrancar, fuera de casa.

Cuando Forlán y Agüero funcionan el Atleti gana. Se impusieron fácilmente al Osasuna: 3-0, con dos goles del uruguayo y uno del argentino. Tampoco tuvo problemas el Valencia ante el Getafe (2-0). Un gol en el último minuto de Negredo, quien se va afianzado tras su salida del Madrid, le dio el triunfo al Sevilla en Zaragoza. Otro jugador vinculado a la casa blanca, Drenthe, marcó un golazo de falta que supuso los tres puntos para el Hércules frente a la Real Sociedad.

El mejor partido de la jornada, sin discusión, fue el Barcelona 3 Villareal 1. El resultado no refleja la realidad del  encuentro. Ambos equipos fueron excelentes y se impusieron los campeones porque son mejores. Y además tienen a Leo Messi. Aunque es la primera victoria de Guardiola frente al submarino amarillo.

El primer gol de Messi, el segundo del equipo (antes había marcado Villa) es para enmarcar. La jugada y sobre todo la definición. No tenía mucho espacio ni el ángulo era el más adecuado. Y resolvió como solo sabe hacerlo él. Su segundo gol, el tercero del Barça, fue en fuera de juego, lo cual afea una buena jugada y su excelente colocación como ariete. El encontronazo en el Camp Nou, entre ambos entrenadores, se produjo a raíz de una jugada en la que se señaló un inexistente offside a Messi y Villa, quienes se plantaron solos frente a Diego López (otro canterano blanco). Mientras se cruzaban unas palabras de más entre ellos, Nilmar empataba para los castellonenses.

Pero con todo las dos polémicas jugadas, mencionadas anteriormente, no fueron determinantes. Si lo fue la roja que le perdonaron a Maxwell por derribar a Borja Valero (también de las categorías inferiores merengues), a punto de entrar en el área. La jugada se saldó con falta y amarilla. Parece que hay unanimidad entre los ex árbitros de los distintos medios, hasta el de la cadena de TV vinculada a Mediapro (la empresa de Roures). La jugada no admite dudas para mí. El defensa era el último jugador y le hace falta para impedir que entrara al área grande y encarar a Víctor Valdés.

Higuaín volvió a ser Higuaín. Estrelló un balón en el poste, en la primera parte (en la cual el equipo local solo remató una vez a puerta, bien atajado por Casillas).No consiguió batir en un mano a mano al guardameta de los asturianos, Juan Pablo (el mejor de los suyos). Y marcó dos goles (uno se lo anularon indebidamente, lo cual me recordó el empate a cero del año pasado en Gijón con otro gol mal invalidado, a Raúl). El que subió al marcador fue el típico de un caza goles, al aprovechar el rechace del portero, en su quizás único fallo, a gran cabezazo de Benzema (había sustituido a Di María).

La mala noticia para los madridistas es la confirmación de la irregularidad de Özil. Y en los partidos fuera de casa desaparece.

La primera parte fue áspera, brusca, trabada. Ese tipo de partidos tan difíciles de pitar. El Sporting daba la cara gracias a la labor de Eguren y Rivera (otro valor de la desaparecida Ciudad Deportiva). Mientras tuvieron fuelle el Sporting plantó cara. Pero la mejor oportunidad la tuvieron finalizando el partido: un excelente remate de cabeza de Barral (también ex canterano merengue) produjo el milagro de San Iker.

En la última jugada del encuentro Cristiano Ronaldo arrancó con una fuerza y velocidad sorprendente. A Botía se le fue la olla y le entró a destiempo. Roja directa. Me gustó lo rápido que se levantó el portugués y me disgustaron sus gestos de gallito. No venían a cuento, por mucho lío que hubiese entre Preciado y Mourinho (sancionado, cumplió el primero de sus dos partidos por su expulsión en Copa). Y no puedo dejar de mencionar las ya demasiadas frecuentes Pepadas. Estoy por abrir el club de “Pepe vete ya”.

18 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol