Evo Morales agrede a un miembro de la oposición

6 de octubre de 2010

Evo Morales debía sentir envidia del brutal jugador holandés De Jong y agredió a Daniel Cartagena, miembro de la oposición.

El partido era la inauguración del estadio Zapata en La Paz. El ayuntamiento decidió organizar un amistoso entre funcionarios gubernamentales y municipales. Estos últimos, donde jugaba Cartagena, estaban dirigidos por el alcalde Luis Revilla del partido Movimiento Sin Miedo, la oposición al oficialista Movimiento al Socialismo (a quienes ganaron la alcaldía de la capital en las últimas elecciones).  

Si ven el video con detenimiento observaran como el Presidente de Bolivia se acerca, sin haber intervenido en la jugada, y le propina un rodillazo en los testículos al jugador rival. Se señala su pierna para justificar lo injustificable. Y es obvio que se refiere a un lance anterior. Queda claramente demostrado el carácter vengativo del mandatario americano.

El agredido una vez recuperado fue ¡expulsado! El presidente aymara no fue sancionado. ¡Cualquiera se atreve! 

23 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol, Recomendaciones

23 Respuestas a “Evo Morales agrede a un miembro de la oposición

  1. Javier Sánchez

    Sepa usted querido Adrián que me resulta chocante que me traten de Don, sobre todo, porque no estoy acostumbrado a que lo dejen sólo, sin sus hermanos Excelentísmo y Señor.

  2. Javier Sánchez

    Posdata:
    Espero que los estúpidos confesos no seamos expulsados del edén mundano.

    • ¡A rehabilitación! Y la primera clase es leer a Gracián. Ya me cansa repetirlo y no quiero recurrir a lo de «la letra con sangre entra». No más excusas ni más off topics (por si no lo sabe Don Javier el off topic es alejarse del tema propuesto).

      • Javier Sánchez

        Entra con sangre la primera vez (Virgo potens).

        Como disfruto de una progresiva dislexia y de una enquistada inopia en el idoma inglés, me había llevado una gran alegría cuando me nombraste rey del off topics, mal entendí que era rey de los trópicos. Cancelaré el viaje.
        Otra «puñalá» que me da la vida.

  3. Javier Sánchez

    Adrián, no me puedo permitir aceptar recomendaciones que estén encarecidas.
    En lo del lacón, tal vez pueda, está barato.
    El aforismo no lo encuentro, aunque me suena a colegio de pago.
    La jaqueca intelectual se cura mejor leyendo el libro, que rematándolo de cabeza.
    Adrián mi problema no es que hable mucho, sino que digo poco.
    Tomo nota, a mi pesar, y a partir de hoy, en este escaparate, recurriré al lacón- prefiero el jamón ibérico-, para tratar de decir casi nada con pocas palabras.
    Señor, sí señor.

    • Don Javier:
      Insisto en Gracián y su inmortal «lo bueno si breve, dos veces bueno», porque no hay justificación posible para que tus comentarios sean más largos que tus microrelatos. Por no mencionar que tus percepciones y la realidad transitan por caminos divergentes. Tan sólo un ejemplo: Evo Morales ha pedido disculpas por su acción. Es decir: salvo tú todo el mundo reconoce lo sucedido. Eso sí, el presidente boliviano introduce un matiz para auto justificarse: cayó en la trampa del agredido. Lo que demuestra su poca inteligencia emocional: los hechos ocurrieron al poco de iniciarse el partido. .. Lástima leer que lo tuyo no es por el «fumeque», porque entonces solamente caben otras posibilidades: todas peores.

      • Javier Sánchez

        «Digo tan solo lo que pienso, y lo que piensen de mí, no me interesa en absoluto» -esto no es de Gracián (me pregunto si le llamaban así porque siempre estaba dando o haciendo gracias)-, sino de J.S. Papasseit.Como el resto de los mortales, e incluso los inmortales, lo que digo y pienso es fruto de mi estupidez.
        Muchos justifican la suya en el «fumeque», el «empineque»o el»pasar por caja»; el fundamento de la mía- como bien dices, peor- es que tiene mi edad, o sea, congénita.

  4. Y eso que tuvo dos oportunidades Moebius. Porque marcó 2 goles (el partido acabó empate a 4).

    Brutal e impropio también Don Diego.

    Javier ya me dirás que fumas para ver lo que ves. Y juzgar por la reacción de los compañeros me parece muy atrevido. Hay algo que se llama miedo y tambien existe el estupor. Porque Evo Morales es el Presidente del país. Por cierto te voy a nombrar «rey del off topic». Te has salido 2 veces del tema a tratar: una incomprensible -al menos para mí- mención a Harlem (que repites de nuevo al final) y el traslado a la situación de Correa en Ecuador. Yo sería más prudente en opinar sobre lo sucedido en esas tierras (tengo información de primera mano y de niveles bastante altos) que está todo muy confuso. E imagino que te refieres a la grabación en la que alguien habla de matar a Correa. El origen de ese documento es de la agencia oficial de noticias. Y creo que se atribuye a una conversación entre policías y no médicos, como comentas tú. Lo que no me admite ninguna duda es la imagen del Presidente -tipo «rasgándose la camisa»- ofreciéndose como diana humana. Y tampoco tengo ninguna duda sobre que sigue vivo… Por otra parte siento mucho que defiendas a un homófobo como Evo Morales.

    Supersalvajuan no sólo Clemente, cualquier equipo de David Vidal…o de Bilardo, que le pilla más cerca.

    • Javier Sánchez

      Adrián, desde mis 16 años, cuando le di mi primera y última chupada a pecho a un Bisonte, que me produjo un mareo y una caída al suelo- eso sí, menos teatral que la del supuestamente golpeado por Evo M.- he mantenido un divorcio total con esa actividad en sus múltiples variantes.
      En un regimen político como el que disfruta hoy-para bien o para mal- Bolivia, no creo que genere un pánico en los presentes, como para paralizarlos de la forma que muestran las imágenes. Con lo alterados que están los estados de ánimo en un partido de fútbol, no hay miedo ni estupor que detenga, en un grupo de jugadores, el impulso de devolver la agresión o cuanto menos, protestar airadamente.
      Adrián, sé que el mensaje humanitario no las pronuncia un médico, sino miembros de la policía. Jugaba con tu sugerencia de dar la baja 4 años a E.M., y como la baja la da un médico, combinaba en clave de humor-malentendido por lo que leo- ambas situaciones.
      En mi texto no defiendo la gestión política de Evo M.- podría ser materia para otra entrada-.
      No me gusta la homofobia, no sé hasta donde llega la homofobia de E.M., no sé cuáles son las políticas homofóbicas que está impulsando el actual gobierno boliviano.
      Dices que ,según tu información privilegiada sobre lo sucedido en aquellas tierras, todo está muy confuso; esto me genera unas preguntas, ¿estará allí todo más confuso que el todo de nuestro primer mundo?, ¿tendrán algo que ver nuestros intereses de primer mundo en aquella confusión?, ¿todos los grupos de poder montan sus teatrillos de confusión?, ¿será la confusión un signo perenne de los tiempos?….
      ¡Niñoooo, no preguntes tanto!Tras mi nacimiento
      la matrona le dijo a mi madre, «ha tenido usted un curioso preguntón».
      Un abrazo.

      • Javier te recomiendo encarecidamente a Baltasar Gracián («lo bueno si breve, dos veces bueno»). Dominaba el juego de palabras y usaba un lenguaje lacónico, lleno de aforismos y capaz de expresar una gran riqueza de significados. «El Criticón» es su gran obra maestra pero yo que tu empezaría por «El Discreto» (es uno de mis libros de cabecera: todas las semanas me doy en la cabeza con él).

  5. ¡Y encima se olvidó de hacer el cangrejo!

  6. Javier Sánchez

    Si lo miráis lentamente, observaréis que- aparte de que hubiesen cuentas pendientes de antes y durante el partido-, el que en el choque pone las pelotas, se dirige chulescamente al que pone la rodilla comentándole algo y tocándole con la pierna. Tratando de ser justo creo que hay «piscinaso» por ambas partes. Los compañeros del que se tira, testigos de los prolegómenos y del desarrollo del lance, no hacen ni el menor gesto de protesta, entendiendo y aceptando que «aquello» es una historia de los dos actores.
    Adrián, los 4 años de baja a Evo M. que sugieres, ¿los decretará el mismo médico que, en el vecino Ecuador, quería darle la baja definitiva al presidente Correa, con el humanitario y deportivo grito de «Matad a ese hijo de puta y se acabaran las protestas».
    En el Harlem neoyoquino de los 70, con toda su probremática socio-cultural-económica y en medio de un clima de desarraigos, de alcohol, de violencia, de drogas y de marginación, un profesor de instituto le pregunta a un alumno negro, «¿cuántas patas tiene un saltamontes?», a lo que el interpelado contestó- después de una breve pausa y con una mezcla de sorna y desesperanza-, «Ya me gustaría a mí tener sus problemas, señor profe».
    ¿Cómo evaluaría el profesor- habitante de otra realidad- aquella respuesta?
    Creo que esa misma respuesta recibiríamos nosotros, si les preguntásemos qué piensan de la actitud de Morales en este partido, a los millones de «invisibles y olvidados» -denominación de E. Galeano- ,indígenas o no, que pueblan la mayor parte del continente americano, por situarnos solo en América.
    Un abrazo.

    En el Harlem neoyorquino de los 70, con toda la problemática socio-cultural-económica

  7. Siempre puede nacionalizarse camerunés y que lo fiche el políglota Clemente

  8. Yo creo que es el opositor el que le da en la rodilla con todos los huevos a Morales. Si llega a ser la pierna de apoyo lesiona de verdad al presidente. No se puede entrar tan salvajemente con los genitales por delante como hachas. Para mí está muy bien expulsado.

  9. Gustavo

    Ya con la historia de los pollos, la alopecia y la homosexualidad se me había caído el «mito»: el hombre que venía a dignificar la causa indígena se me convertía en un payaso demagogo… Ahora con esto ya he perdido las esperanzas. Tendrá que currárselo mucho para ganarse mi respeto de nuevo.

  10. Oscar L.

    Ese no es Evo Morales, donde está su «chompa a rayas»…, no, no es…

    • Qué sí Óscar, es él: tiene que llevar puesto el uniforme del equipo… La culpa la tiene Cartagena, por poner todos los huevos en la misma rodilla. Por eso le expulsaron y Morales pudo continuar jugando. Es claramente él, la jugada lo confirma: la rodilla presidencial es intocable.

  11. Pingback: Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya

  12. Pingback: Bitacoras.com

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s