Un siglo de canciones 84: “Spinning Wheel”

1 de octubre de 2010

Alan Peter Kuperschmidt, más conocido como Al Kooper, ha pasado a la historia entre otras cosas por tocar el órgano Hammond en “Like A Rolling Stone” de Dylan, por haberle acompañado en su transición hacía el Rock, por sus grabaciones con los Who, B.B. King, Jimi Hendrix, Cream, Rolling Stones, etc. Por las bandas que creó como The Blues Project (junto a Steve Katz ) y Blood, Sweat & Tears, los intérpretes originales de nuestra canción de hoy.

La ironía del asunto es que el éxito de “Spinning Wheel” llegó tras su marcha de la banda. La que había formado junto a Katz (su compañero en The Blues Project, el grupo blanco de blues que era un fijo en los clubs de folk del Village neoyorkino), Randy Brecker, Bobby Colomby, el ex Mothers Of Invention y ocasional miembro de Buffalo Springfield Jim Fielder, Richard Halligan, Fred Lipsius y Jerry Weiss. Tras un sorprendente primer álbum “Child Is Father To A Man” donde fusionaban el Jazz y la Clásica con la Psicodelia y el Rock. Pero la salida de Kooper (se fue a grabar el “Super Session” con Mike Bloomfield y Stepehen Stills) cambió la dirección de la banda. Katz y Colomby querían que se concentrase en los teclados y abandonase su posición de cantante de la agrupación. Se negó a dejar el micro.

Blood, Sweat & Tears iniciaron su andadura en el Greenwich Village de Nueva York. Fueron el primer grupo en combinar el Jazz y el Rock. Y la búsqueda de un sustituto para Al Kooper resultó decisiva. Se barajaron los nombres de Stephen Stills y Laura Nyro. Pero una recomendación de Judy Collins, la reina de la escena musical del Village -junto a Joan Baez-, fue clave. Y así fue como David Clayton-Thomas, el canadiense nacido en Inglaterra, entró en la nueva formación que se estaba gestando tras la salida del líder.  

En 1968/69 Blood, Sweat & Tears eran David Clayton-Thomas, Steve Katz, Bobby Colomby, Jim Fielder, Fred Lipsius, Lew Soloff, Chuck Winfield, Jerry Hyman y Dick Halligan. Ellos fueron quienes grabaron el segundo LP “Blood, Sweat & Tears“, que incluía, entre otras composiciones del nuevo cantante, su primer éxito propio: “Spinning Wheel“. Mantuvieron algunos de los arreglos que Al Kooper había dejado escritos antes de su forzada marcha. Pero el arreglo de “Spinning Wheel“, ganó un Grammy al Mejor Arreglo, fue obra del saxo Fred Lipsius y se remataba con una melodía austriaca, de principios del siglo XIX.

Nuestra canción de hoy tuvo más recorrido en los Grammys: fue nominada como Disco Del Año y Canción del Año; y el long play se lo llevó como Álbum Del Año (¡superando al “Abbey Road“!).

Producido por James William Guercio, un viejo conocido de Katz y Kooper y que también produciría a Chicago, “Spinning Wheel” se editó como sencillo en 1969, habiendo reducido casi a la mitad la duración original. Alcanzó el nº 2 de las listas Pop en julio; en agosto encabezó la lista de Easy Listening y también apareció en las de R&B.

Blood, Sweat & Tears” vio la luz a finales de 1968, fue rápidamente nº 1 y se extrajeron tres singles: todos llegaron al 2. “Spinning Wheel” era la única composición de un miembro de la banda (Clayton-Thomas). Los otros dos eran: una versión de “You’ve Made Me So Very Happy“, un tema de Brenda Holloway y Berry Gordy (el fundador de Tamla y Motown) y “And When I Die.” de Laura Nyro.

No se pierdan la imagen de David Clayton-Thomas en el video. La canción es tan buena que es fácil sobreponerse al look.

Entradas anteriores en:

Un siglo de canciones (todos los posts)

Anuncios

5 comentarios

Archivado bajo Cultura, Música, Recomendaciones

5 Respuestas a “Un siglo de canciones 84: “Spinning Wheel”

  1. Elena Gabriel

    Es una de mis canciones fetiche desde que salió… me he pasado media adolescencia cantándola! 🙂 🙂 …el single apareció en mi casa y ya no salió de mi dormitorio (tenía tocadiscos propio)
    Spinning Wheel en realidad es una rueca (para tejer).
    No conocía los entresijos de la canción… 🙂
    Gracias, Adrián, estupenda información y documento… 🙂

  2. Estupendillo tema, amigo Adrián. Y esto me recuerda que Blood, Sweat & Tears siguen estando en mi lista de pendientes…

  3. ¡Qué alegría encontrar este texto tan bien documentado sobre BS&T, quizá mi grupo favorito de aquellos años. Un lujo de post, Adrián!
    Spinning Wheel –“La noria”, (“What goes up must come down”, en algo/alguien debía de estar pensando Clayton-Thomas)- es una canción tan sencilla como genial. En el video se suprime el vals pre-straussiano al que Adrián se refiere, que cerraba la canción en el disco, y un interludio jazzístico con solo de trompeta de Chuck Winfield (creo), pero verles con esa nitidez y ese “aspecto” lo compensa sobradamente. El arranque de aquel elepé –y yo creo que el corte final también, pero no me acuerdo del todo- era una no por divertida menos interesante aproximación jazzística a la primera de las “Tres Gimnopedias” (1888) de Eric Satie, gracias a la cual un servidor, como premio a ser devoto de BS&T, se enteró de la existencia de dicho compositor.

    • Antonio es que el video es la versión del single (editada a casi la mitad de la duración original, la del LP).

      Creo recordar que Clayton-Thomas se refería al consumo masivo de drogas -tan habitual durante el apogeo del “hippismo”- y pretendía advertir sobre ello: la frase que citas es muy elocuente al respecto.

  4. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s