El Sport contra la libertad de expresión

3 de septiembre de 2010

Esta portada es para los anales del pensamiento único. Ahora resulta que por expresar una opinión el boletín oficial del Barça arremete contra Mourinho y le insulta. ¿No se puede opinar? ¿Va a dictar el Sport a partir de ahora nuestros gustos y simpatías? No creo que exagere si digo que está portada debería ser llevada a la Comisión Anti Violencia del Congreso.

Además el técnico portugués no miente cuando dice que ha ganado varias veces a los azulgranas. La última vez fue en las semifinales de la Champions de la temporada pasada (con el colofón final del bochornoso espectáculo de los aspersores en el Camp Nou).

Y qué quieren que les diga: yo tampoco creo que Iniesta merezca el Balón de Oro. Es evidente que marcó el gol más importante en la historia de la selección española. Pero como bien recuerda Mourinho faltó -por lesiones- en muchos encuentros con su club (también con la selección en el Mundial). Estoy de acuerdo en los meritos de Sneijder: triplete en Italia –más la reciente Supercopa contra la Roma– con el Inter y finalista del Mundial con Holanda, compartiendo el nº de goles marcados por el máximo goleador del torneo. Pero también añadiría otros nombres: Xavi, Forlán (elegido el mejor jugador de Sudáfrica 2010) y Casillas. Algunos aficionados han mencionado a Piqué (y otros a Sergio Ramos). Pero yo pongo otro nombre encima de la mesa: Puyol. Y su gol a Alemania fue decisivo. Pienso que ahí radica la diferencia con Piqué (y Ramos).

Volviendo al tema inicial: lamentable portada del Sport, que debería tener consecuencias legales…

8 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol, Medios

8 Respuestas a “El Sport contra la libertad de expresión

  1. Hay una teoría que sostiene que esta portada sirve para tapar las corruptelas de Laporta, tan presentes estos pasados días. Es curioso observar como Sport no da ningún protagonismo a los chanchullos de la anterior Junta culé. Pero siempre ha dedicado espacio relevante para arremeter contra los desmanes de la Casa Blanca. En este sentido la prensa deportiva catalana, aunque mejor sería decir la prensa azulgrana, vuelve a quedar en entredicho: un ejemplo reciente fue la investigación de Marca que forzó la dimisión de Ramón Calderón (Marca ha sido también el medio que ha destapado el tarro de las esencias “laportianas”).

  2. Moebius

    En los dos bandos hay pecadores.

    Pero hombre, tanto como consecuencias legales… no sé. Porque de otro modo, se llenarían los juzgados…

    Saludos

  3. Pero, Adrián, ¿esperabas algo distinto?.

  4. Estoy de acuerdo con los dos antonios completamente: la prensa deportiva debería de pensarse los titulares dos veces antes de editarlos. Quiero rematar lo dicho por Piera con esta reflexión de hace tiempo: estoy hasta los ellos de que por ser de Madrid (que no del Madrid) tenga que odiar a los catalanes, y que haya catalanes que me odien por ser de Madrid: el deporte no deja de ser deporte, y empieza a haber ciertos elementos, extradeportivos la mayoría, que sobran. Han convertido el fútbol en un espectáculo repugnante en donde se enfrentan las actitudes políticas más exaltadas y en donde incluso el calendario lo manda el comercio.
    Y personalmente, Mourinho me cae mal (al menos lo que se ve de él).

  5. Es que has ido a parar al órgano de expresión y brazo armado de los “catalufos”, que son esos catalanes exaltados y tramposos por los que no siento el menor respeto. He vivido en Barcelona dos años, tengo grandes amigos catalanes a los que respeto y aprecio, algunos independentistas hasta la médula y otros no. Con los primeros discuto, sobre todo acerca de su muy particular interpretación de la Historia, y con los segundos charlo y bromeo lo indecible. Pero a los tipos de la calaña forofa y sin respeto, amparados en la institución del Barça para dar rienda suelta gratis a sus peores instintos, no les tengo ninguna consideración. La misma que me merecen los fachas vikingos del Madrid o los descerebrados del Frente Atlético.

  6. Antonio Perea

    El Barcelona me cae cada vez mejor. A algunos de sus jugadores les he cogido verdadero aprecio. Puyol demostró su educación y señorío cuando protegió a Canales de la saña del Camp Nou con motivo de su visita la temporada pasada vistiendo todavía la camiseta del Racing, aunque ya había firmado por el Madrid. Márquez acababa de haber podido retirarle del fútbol a los 18 años con una patada monstruosa aplaudida irresponsablemente por parte del público. Busquets cada día juega mejor y hace unas declaraciones más inteligentes. Iniesta es imposible que caiga mal, Xavi, … y el equipo juega que da gusto verlo. El problema del Barcelona es alguna gentuza que lo rodea -los que aplaudieron la patada de Márquez, por ejemplo- acomplejados, resentidos y sin capacidad alguna para disfrutar del fútbol como un espectáculo de gente civilizada ni siquiera cuando todo les va bien y están ganando. Y Sport es el abanderado de ese sub-barcelonismo desde hace demasiados años. En efecto, esta portada es incitación a la violencia, una provocación sin mediar partidos, una vergüenza. Pero una de tantas, eso es lo peor.

  7. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s