Archivo diario: agosto 9, 2010

El Presidente caprichoso

9 de agosto de 2010

El Presidente caprichoso no es Florentino Pérez en este caso. Me refiero a José Luis Rodríguez Zapatero. Y más en concreto al último show que ha montado: los candidatos por Madrid a las próximas elecciones autonómicas y municipales. En esta producción ha contado con la inestimable colaboración del palmero de Fomento.

Precisamente el Sr. Blanco está en el origen de esta batalla. Porque fue él quien impuso a Tamayo y Sáez en las listas, en agradecimiento a los servicios prestados en las primarias que auparon a Z a la secretaría general del partido. Esa decisión condujo al fatídico tamayazo y a la posterior repetición de las elecciones a la Comunidad de Madrid. Nuestro amado líder convenció a Don Gregorio Peces-Barba para que encabezase la candidatura para estos nuevos comicios. Pero Rafael Simancas dio un puñetazo en la mesa y se negó. Volvió a ser el candidato. Hay un paralelismo entre aquella historia (Simancas/Peces-Barba) y la actual (Gómez/Jiménez).

Tomas Gómez se situó al frente del socialismo madrileño auspiciado por Rodríguez Zapatero. El mismo que ahora se lo quiere quitar de encima. En cualquiera de los casos ambas decisiones son producto del capricho del Presidente. Avalado por datos más o menos fiables (tirón electoral en Parla -el alcalde más votado de España– y encuestas internas que señalan a la Ministra de Sanidad como la mejor opción). El problema es que las decisiones presidenciales, respecto a los candidatos en Madrid, siempre han sido erróneas y no han ganado ninguna elección desde que él está al frente del partido.

A Blanco nunca le gustó el nombramiento de Gómez. Cuentan que aguantó estoicamente porque tocaba apoyar: lo había decidido su señorito. En otras palabras se sentó a esperar ver pasar el cadáver de su enemigo. Y desde hace unos meses añadió su propio combustible: intoxicó a los medios con sus encuestas. Primero se señalaba que TG no era conocido y después demostraba que Trinidad Jiménez era el caballo ganador. La airada reacción pública del secretario general del PSM, contra el ministro gallego, tiene su razón de ser en estas maniobras .

El problema es variopinto, al menos desde mi perspectiva. Porque estoy de acuerdo en que Tomás Gómez no es un buen candidato (y su paso de la política municipal a la autonómica me ha decepcionado profundamente). Pero tampoco creo que lo sea Trinidad Jiménez. Y si las encuestas reflejan poco nivel de conocimiento lo que el partido debería hacer es mejorar este aspecto. Uno se queda con la sensación del poco apoyo recibido desde la cúpula de Ferraz (Blanco es el vicesecretario general del PSOE). Más bien -como han demostrado los hechos- sólo ha encontrado chinas en el camino. Aparte de las que se ha plantado el propio Gómez (su no asistencia a los actos por las víctimas del 11-M, el pacto contra natura con Aguirre para el reparto de cargos en Caja Madrid, la abstención en los presupuestos de la CAM facilitando la privatización del Canal de Isabel II sin levantar polvareda, etc.).

Además las encuestas “a la carta” no son de fiar. Están “cocinadas” por quien las contrata. Y cada una de las partes aporta datos favorables a sus candidaturas. Así que el asunto no está nada claro.

Lo único meridiano es que van a ir a primarias. Lo cual me parece estupendo y sanísimo. Aunque tengo varias dudas al respecto:

  • Los socialistas madrileños tampoco es que sean una maquina de ganar elecciones que digamos. ¿Serán capaces de elegir a los mejores? Creo que rondan los 20.000 militantes. Estos tienen la responsabilidad de decidir sobre quien tiene que seducir y movilizar a millones de votantes. Los mismos a los que no dejan participar y opinar en la vida del partido (imbuidos de no sé qué falsa posesión de la verdad absoluta y de un medieval derecho de pernada). Pero pretenden que les voten.  
  • Mucho me temo que estamos ante un caso en el que todos pierden. La derrota es obvia para quien no se imponga en las primarias. Y quien se haga con ellas no ganará las elecciones (este dato es de la encuesta de mi propia cosecha).
  • ¿Será capaz Trinidad Jiménez de conseguir las firmas necesarias para poder presentarse? Quizás lo lógico sería una pregunta previa: ¿se arriesgará a dar el paso al frente? Porque nadie ha escrito una línea sobre su apoyo dentro del partido en Madrid…

Tomás Gómez le ha echado un pulso al Presidente. Se ha rebelado contra su protector, la mano que le dio de comer. Veremos cómo avanzan los acontecimientos, que de un asunto local se han convertido en un debate nacional. Zapatero ha vuelto a quedar muy expuesto (¡que habilidad para meterse en todos los charcos!).

Y una reflexión final: me parece fatal que asuntos partidistas, de política local, se diriman en La Moncloa. Los partidos tienen su sede: el PSOE en Ferraz y el PSM en su polémico nuevo local de Callao. Y ambos contendientes son Secretarios Generales de sus respectivas formaciones y actuaban como tales…

Anuncios

25 comentarios

Archivado bajo Madrid, Política