Los cursos de verano, el alcohol y el síndrome de “Sálvame” (por Rodri)

3 de agosto de 2010

El pasado jueves, 22 de Julio, acudí al Hotel Felipe II donde se imparten algunos de los Cursos de Verano 2010 de la Universidad Complutense. Iba a participar en el curso “Cinco Décadas del Pop Rock Español” que dirigía José Ramón Pardo.

Mi primera intervención, a las diez de la mañana, respondía al título: “La música desde los dos lados: bajista y periodista”. Mi intención fue hacer una charla amable, muy musical, combinando los aspectos que los veinteañeros de los años sesenta tuvimos para captar la esencia del pop y del rock que tardó en calar en nosotros por muchas influencias, emisoras de radio, discográficas, artistas a los que había que acompañar, música de baile que había que hacer en una Sala de Juventud…

A las doce, José María Cámara, Presidente Ejecutivo de Drive Entertainment, productora de teatro-musical, dio su charla sobre “Los años 70. La gran explosión de talento pop

Tuve que ir a una sala para atender la llamada de una emisora de radio de la sierra (como casi todos los ponentes invitados imagino) y me perdí unos treinta minutos de su intervención. Peri sí tuve tiempo para llegar a la sala y ver como mostraba un recorte de periódico donde, en 1982, él ya había hablado de la crisis musical que se avecinaba.

A las cuatro y media, dio comienzo una Mesa Redonda bajo la idea clave de: “1990-2010. ¿Crisis industrial o crisis de ideas?”. Yo era el moderador y los participantes eran: Pilar Tabares, vinculada con los programa musicales de TVE durante mucho tiempo. Pedro Herrero, cantante, compositor, componente de Pecos. Óscar Gómez, productor discográfico y compositor. Teo Cardalda, cantante, compositor, componente de Cómplices  y Golpes Bajos.

Tras una hora y media larga de animada charla en que los intervinientes hablaron desde Operación Triunfo al próximo estreno de un musical con las canciones de Cómplices en el Calderón, pasando por las experiencias de Pedro y sus composiciones y los trabajos de Óscar en España y en América.

Aún quedaban preguntas por hacer y temas por soltar cuando del fondo de la sala se elevó la voz de José María Cámara pidiendo la palabra. Se le concedió y la tomó. La tomó durante una media hora, agotando el tiempo que teníamos para los asuntos no tratados en la Mesa Redonda.

Si por la mañana mostró la hoja del periódico en él que en el 82 ya hablaba de la crisis, ahora, la exhibió, la esgrimió, la enarboló para acusar a todos los componentes de la mesa que hablábamos y hablábamos sobre la crisis sin aportar ideas o soluciones para acabar con ella.

La charla de Cámara era peripatética. Iba desde su asiento en la última fila de la sala hasta la mesita donde estaba el proyector en el medio del pasillo central ante el estrado de los participantes. Y con él iba el vaso. Vaso alargado, cilíndrico, de los llamados de tubo. Y el tintineo de los hielos sobre el vidrio animaban sus exposiciones y argumentos sobre la inoperancia de los que habíamos hablado. Depositaba el vaso sobre el proyector  y lanzaba una andanada. Cuando Óscar Gómez le respondía, con toda corrección, aprovechaba para trasegar algo de aquel líquido vivificador. Teo Cardalda reflejaba en su cara el estupor que le causaba la situación. Pedro Herrero era el más exacerbado (a uno de Vallecas no se le puede hacer esto) y Pilar Tabares, atónita, esperaba que le tocara el turno. Señalándola con el vaso Don Josemaría, le espetó: «¡Y a ti, ahora, te hablaré de Operación Triunfo!«

Yo esperaba que apareciera un cámara de Tele 5 y que le siguiera en sus idas y venidas. Era como uno del barrio que decía: «Yo, si voy a un sitio y no estoy a gusto, la armo.«

Ni que decir tengo que tampoco se aportó ninguna idea o solución a todo este show telecinquero. Hay otra forma mucho más ordinaria de decir lo que he escrito en cursiva y ruego a los mundanos que me disculpen pero es muy gráfica: “El que no puede follar, tiene que joder

José Ramón Pardo nos anunció que había que dejar la sala y, antes, como es preceptivo en los Cursos, la Secretaria hacía de “relatora” de lo hablado en la mesa redonda. María José Peláez, la secretaria, en su exposición, nos dedicó algunas frases a cada uno y pasó de puntillas por los comentarios de José María Cámara que, como él dijo en varias ocasiones, se había ido con la música a otra parte. Dejó las discográficas y se fue al teatro musical. Pero antes de irse y a pesar de haber vaticinado la “crisis”, en el 82, tampoco la arregló.

12 comentarios

Archivado bajo Cultura, Música

12 Respuestas a “Los cursos de verano, el alcohol y el síndrome de “Sálvame” (por Rodri)

  1. Sé que se arrepintió después de lo de Albert, entre otras cosas porque el catalán no se demostró influenciable ni dirigible (aunque sí que iba en globo), pero eso no quita lo dicho.

    De todas formas, si eres de su club de fans y tienes tus razones, que respeto (y más por hacerlas públicas) no seré yo quien te contradiga, porque mi relación con él se circunscribe a lo dicho…, y a las tremendas negociaciones con Aute.

    ¿Tabares en un evento de José Ramón Pardo? No me lo puedo de creer… (es broma).

  2. Aurora

    Pues..!qué bonito! Puedo adivinar la cara de jocosa sorpresa de Tabares, el inteligente desconcierto de Maria josé Pelaez, y el asombro de todos los que participabais…¿Cómo era aquello de la cabra que siempre tira al monte???

  3. anonimoveneciano

    este tio siempre ha sido un resentido desde los tiempos en que mantuvo un pulso con la direccion de CBS europa y por ser un paleto y no saber ingles y le impusieron a un sueco y su maxima fue hundir a la compañia de sus amores y llevarse a los artistas(sabina,victor,ana belen,manzanita,mocedades)y sobre todo creo un relacion entre compañias de lo mas cutre donde a los otros ni se ponia al telefono
    y por supuesto de temas como ceder artista u otros
    de colaboracion siempre se negaba y ademas disfruba de estas guerra que alimentaron un industria desunida y sobre todo llena de odios africanos. o no maese adrian?
    solo el sabia todo,era el mas guapo y el mas alto?
    evidentemente era el que mas sabia de la industria (en la industria habia pocos directivos que realmente sabian de musica y que les gustase la musica)ya que fue managillo antes que fraile pero a el nunca le importo el medio para conseguir el fin
    que era arruinar su excompañia (cbs) e incluso en sus paseos por el corte ingles de castellana el y otros se dedicaban a emplear tacticas de marketin
    como era tapar los discos de la competencia(que cutre eran).
    no me extraña su estado actual y le deseo lo mejor de sus exitos al que siempre se ha considerado el dios y salvador de la industria del disco.Algun dia se dara cuente de que ya no es nada .

  4. Pingback: Meneame: Los cursos de verano, el alcohol y el síndrome de “Sálvame”

  5. Antonio Perea

    Pero yo creo que en 1982 no había ni «top-manta» ni descargas de internet (y yo creo que ni internet propiamente dicha salvo para los científicos del CERN). Y tampoco me suena que hubiera hipotecas sub-prime. ¿De qué crisis hablaba Cámara en ese recorte?

    • Antonio yo no estuve en El Escorial pero sí había crisis discográfica en el 82. Se salió de ella gracias al «Thriller» de Michael Jackson y a la aparición del CD…no había ni Internet ni Top Manta, pero si algo parecido: las casetes piratas…No había subprimes pero sucedió algo similar con la crisis de los Savings & Loans estadounidenses: se pasaron concediendo créditos aprovechando la deregulización de su negocio. También se generó la crisis de la deuda latinoamericana:

      http://historiasigloxx.suite101.net/article.cfm/los_80_y_la_crisis_de_la_deuda

      En realidad los productores discográficos han vivido pocos momentos de expansión, casi siempre ha habido momentos difíciles o muy difíciles (como el actual). Y en los 80 además se arrastraba la crisis del petróleo de mediados de los 70 (el vinilo es un derivado petrolífero).

      • Antonio Perea

        Gracias por la aclaración, maestro.

      • En el libro «Hit Men» de Frederic Dannen
        http://www.amazon.com/Hit-Men-Brokers-Inside-Business/dp/0679730613
        se recoge de forma fidedigna cómo se llegó a aquella crisis en la industria musical de inicios de los 80. Aunque muchos encontraron en la hecatombe de la música disco una excelente cabeza de turco para echar las culpas, igual que ocurrió en el 73 (con los precios del petróleo) o en el 2008 (con las subprime), en todos estos casos había un transfondo común: los excesos de un montón de buscavidas disparando con pólvora del Rey hasta que se acabaron los barriles. El caso de la caída de la RSO (que llegó a tener hasta dos discos dobles en lo más alto con «Saturday Night Fever» y «Grease») y, sobre todo, de Casablanca Records, ilustran este punto.

        Y, como dice el anfitrión del blog, es cierto que «Thriller», y «Flashdance», sirvieron como revulsivo para que la gente volviera a comprar discos, hasta que las tecnologías volvieran a poner en un brete a la industria. Aunque no tengo claro que muchos aprendieran la lección de finales de los 70.

  6. Y también en su versión original, definida no sólo por los entrecomillados de Rodri: el niño en el bautizo, el novio en la boda y el muerto en el entierro. Quizás sea esto lo que mejor le caracteriza. Dicho lo cual paso a confesar que soy miembro de su club de fans. Un reducido y selecto grupo. Porque además es de bien nacidos ser agradecido: tuvo conmigo tres detalles de esos que no se olvidan nunca. Coincidimos en dos compañías. En CBS como compañeros, aunque era de rango superior al mío. Y en BMG, donde fue mi jefe (me contrató para llevar RCA y Zafiro).
    Por cierto Antonio, luego se arrepintió de haber fichado al Pla. Mejor le hubiese ido siguiendo su instinto inicial…

  7. El camarita en su versión esencial de hombre que nunca se equivoca. Todavía recuerdo cuando me rechazó de primeras a Albert Plá. La bronca que se llevaron luego, en mi presencia, sus ARs. Balones fuera, como digo.

  8. Pingback: Bitacoras.com

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s