Archivo diario: mayo 3, 2010

Golpe de autoridad

3 de mayo de 2010

El Barça dio un golpe de autoridad con su victoria por 1-4 frente al Villareal. Era un partido que los merengues teníamos marcado en el calendario. Albergábamos esperanzas de un empate o una derrota culé.

El amigo Antonio Piera en su blog Fútbol, mi amor –me cuentan que Juanma Lillo lo sigue- opinaba que la clave de la Liga pasaba por el Inter. Remontarles y volar hacia el titulo nacional sería todo uno. Caer eliminados significaría derrumbarse y decir adiós definitivamente al liderato. La otra posibilidad era que les metiesen cinco al Villareal. Porque los equipos grandes suelen reaccionar así ante la adversidad. Se lamen las heridas, reponen fuerzas y sacan casta y orgullo. Porque el talento se supone que ya lo tienen. Y es exactamente lo que ocurrió, aunque no fueran cinco.

Messi marcó dos goles (el primero y el cuarto), Bojan anotó un golazo y Xavi ejecutó una falta de forma soberbia (hizo que lo difícil pareciese fácil), además de jugar un gran partido dirigiendo a los suyos. Y quisiera destacar algo que empieza a ser evidente y se comenta por los corrillos futbolísticos que frecuento: Messi rinde mejor sin Ibra al lado.

Lo de la tarjeta a Busquets que luego fue para Llorente me resulta inexplicable. No entiendo nada de esa jugada. Empezando por no saber por qué saca tarjeta. Y a partir de ahí el despropósito de la expulsión.

Papá van a ganar. El Villareal está perdonando.

El Mundanito se refería a las dos ocasiones falladas por Nilmar en los primeros diez minutos. Poco después Messi abriría el marcador.

Si claras fueron las ocasiones del delantero brasileño, la de Masoud del Osasuna, con 2-2, fue clamorosa. Aunque no toda la culpa fuese suya, porque recibió un pase defectuoso de Vadocz, quien más bien se quitó la pelota de encima, cuando ambos encaraban a Casillas. Estaban solos frente a él.

El Osasuna de Camacho, muy bien plantado, ofreció muchas dificultades. Al igual que hizo en el Camp Nou. Se adelantó por dos veces (0-1 y 1-2) con goles de Aranda –otro canterano de la casa blanca- y del húngaro Vadocz. Ambos aprovecharon fallos defensivos: uno individual –una pésima cesión de Albiol, a los seis minutos- y otro colectivo.

Del Real Madrid sólo dos nombres propios: Cristiano Ronaldo y Marcelo. El brasileño volvió a dar una clase por su banda, desequilibrando al rival, subiendo y bajando constantemente. Su gol ¡de cabeza! (el 1º que mete) empató el partido a dos. Aprovecho un buen pase de Granero y se coló entre los dos centrales. El portugués por su parte marcó dos. El primero en una excelente jugada marca de la casa: carrera larga desbordando rivales por velocidad y regate, para rematar de un disparo seco y raso. El segundo a cinco minutos del final fue una gran aportación de Higuaín. Se fue de un par de defensores por el carril del 11 y puso el balón en el segundo palo. Apareció CR9 y cabeceó a la red. Y aún le dio tiempo, en el último ataque blanco, a estrellar un chut en el poste. Su actuación también fue un golpe de autoridad. Como lo fueron sus declaraciones al acabar el partido. Recordó que está la Liga en juego y hay distracciones que no se deben producir.

 Ya sólo quedan tres jornadas. Y cuando pase el fin de semana solamente quedará una. Porque el martes el Tenerife visita el Camp Nou. Lo lógico es pensar en los tres puntos para los blaugranas. Mientras, el Madrid tiene una difícil salida a Mallorca, fecha que imagino tendrán apuntada en su calendario los seguidores del club catalán. Será el miércoles y espero que no acusemos demasiado la baja de Marcelo (sancionado por acumulación de tarjetas).

Hoy lunes decidirán el horario de la penúltima jornada. En las dos últimas se juegan a la misma hora todos los partidos de los equipos implicados en descensos, titulo, posiciones europeas. Relaño piensa que se jugará el sábado y que el Madrid no se rinde…de momento hay que salvar el escollo de los de Manzano (vienen de ganar 1-3 al Athletic de Bilbao).

14 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol