Del cochinillo a los aspersores

29 de abril de 2010

Todos los aspectos del “calentamiento” previo al partido de anoche resultaron contraproducentes: el Barça fue despellejado. Y eso que el Inter quedó en inferioridad numérica desde mediada la primera parte.

El “retorno del espíritu del cochinillo” dio paso al numerito de los aspersores. No hay derecho. Enchufaron el riego del césped para molestar y acortar la lógica celebración del equipo milanés: acababan de clasificarse para la final de la Champions. Su primera en 37 años. Ahora pretenden, desde los despachos del Barcelona, decidir donde, cuando y como se celebra, quien debe sentarse o no en el banquillo del equipo rival, etc. Si esto no es prepotencia… No es fácil saber ganar. Pero que difícil es saber perder. 

Ayer me dejé en el teclado un hecho por si alguien lo mencionaba. Porque no es la primera vez que les sucede algo parecido a los culés: ocurrió cuando la final de la Copa de Europa, en Sevilla, contra el Steaua de mi ciudad natal. También crearon un ambiente equivocado. Una euforia que provocó un estado de ansiedad innecesario. Y fue mi progenitor quien les ganó el “otro partido” (los rumanos se llevaron el titulo a los penaltis tras empatar a cero después de 120 minutos).

La autoexpulsión de Motta se cargó el espectáculo. Los de Mourinho se encerraron y renunciaron al balón (admirable el trabajo defensivo de Eto’o). En los primeros 45 minutos sólo hubo una oportunidad blaugrana. Un excelente disparo de Messi desviado a corner por Julio César, con la punta de sus dedos. La reanudación solamente deparó una clara ocasión de Bojan. Y el gran gol de Piqué. ¡Menudas maneras de delantero! Como ya demostró el año pasado en su tanto del 2-6 del Bernabéu. El problema –doble- es que no sirvió para clasificar a su equipo y además estaba en fuera de juego.

Conviene no olvidar que para caer eliminado en semis hay que llegar para jugarla.

A Busquets habría que nominarle para el Oscar. ¡Qué diferente su actitud, ante la acción de Motta, y la de Javi Martínez, tras el cabezazo que recibió de Touré! Teniendo en cuenta su edad alguien debería recriminarle su actitud (y más teniendo en cuenta las elogiosas palabras de Guardiola hacía el jugador del Athletic).

El 22 de mayo nos espera la final BI: Bayern-Inter. Sneijder vs Robben. Toma nota Floren

Entradas relacionadas:

Retorna el espíritu del cochinillo

Otro gran triunfo europeo del Florentinato

22 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

22 Respuestas a “Del cochinillo a los aspersores

  1. He dicho “asiduamente” en europa (Champions, que es de lo que va este post, jolines). Y también “español”, y que yo sepa ni Liverpool ni Manchester ni Milan son equipos federados dentro de la piel de toro, Adrián.

    Si lo quieres entender lo entiendes, vamos.

    Por lo demás, Adrián, te aseguro que no pretendo autoengañarme (sería de estúpidos y no me lo considero), y lamento que me estimes como un fracaso con respecto a los demás. Y no sé de que rollos me hablas; o consideras rollo seguir una línea de pensamiento y afinidades a menudo alejadas de la tendencia editorial. Te lo dije una vez y te lo repito, soy del Barça (como es patente), Adrián, y si molesta me lo dices y en paz, pero ya soy lo suficientemente mayorcito para recibir siempre supuestas clases magistrales y menosprecios para con mis gustos futbolísticos y procedencia.

    • Arnau, tengo la impresión de que estás molesto. Lo lamento. No comparto nada de lo que dices, pero no deseo que te incomodes. Te esperamos en Madrid. Siempre hemos sido hospitalarios y tenemos mucho que ofrecer. En una de las zonas más recomendables de ser visitada en nuestra ciudad están la Biblioteca Nacional, El Prado, el Princesa Sofía, el Thyssen… y LA CIBELES. Algo más arriba, subiendo por la Castellana, encontramos el Palacio de Congresos y Exposiciones y, enfrente, LA FÁBRICA, como siempre la llamó Di Stéfano. Por orientarte, vaya.

      Al resto de comentarios sobre lo acomplejado que soy, debo decirte que pensaba contestarte hoy, pero no. Hoy no… ¡MAÑANA!

      • Antonio Perea

        Manolo, he oído esta mañana cómo te las has ingeniado para, a cuenta de que pinchabas esa bonita versión del “Paint it Black” de los Stones, aprovechar ingeniosamente el momento y volver a medir con tu vara verbal el “blando costillar” de los lenguas largas culés. (Para los demás: ha sido en el programa de Juan Ramón Lucas, que es tan del Atleti que a veces parece del Barça). Me he reído a gusto. Enhorabuena y gracias, maestro Fernández. (No he podido encontrar el audio, debe de ser todavía pronto ).

    • Mira Arnau el post lo he escrito yo. No tú. Por tanto creo que soy el que mejor conoce de que va. Lo comento porque ya van 2 veces que mencionas cual es el concepto del post. Y desde luego no es partir la historia de la Champions a tu antojo. Cuando se han celebrado 55 ediciones de la competición me resulta muy demagógico referirse a sólo una parte de las ediciones disputadas, con el único objetivo de ensalzar al Barça. Y “olvidar” (en mi opinión tu intención siempre es la de “ningunear” a los demás, especialmente al Madrid) a los otros que no sean los azulgranas. Que tu equipo está inscrito en la competición española es una obviedad. Y también un dato para redondear tus afirmaciones. También podrías decir que es el único equipo catalán en llegar (y ganar 3 veces) a finales de la Champions/Copa de Europa. O la ciudad portuaria del Mediterráneo cuyo club más finales ha disputado. Y quizás lo de “portuaria” sea lo más adecuado, vista la actitud portuaria que se desprende de parte de vuestra afición. Y este sí es uno de los temas de mi post. Recuerda que se llama “Del cochinillo a los aspersores”. Y no mencioné las botellas que se lanzaron tanto el día del baby pig como el del Inter. Tampoco la maleducada y despreciativa actitud de los jugadores culés que corrieron al vestuario sin despedirse del público, que tanto les animó y apoyó. Quizás sabían de antemano lo de los aspersores…

      La realidad de los equipos españoles en la Champions es:

      Atlético de Madrid. 1 final
      Valencia: 2 finales (consecutivas)
      Barcelona: 5 finales (3 ganadas)
      Real Madrid: 12 finales (9 ganadas); además posee el trofeo en propiedad.

      Si quieres acotarlo al periodo de las 3 que habéis ganado sólo decirte que, entre vuestra primera y la tercera, nosotros hemos ganado otras tres.

      Es evidente que es mejor llegar a semis que no pasar de octavos, pero aferrarse al dato de a cuantas semifinales se ha llegado me recuerdo a lo del COE: como no hay muchas medallas para justificarse recurren a los diplomas olímpicos.

  2. Arnau en estos últimos años NO; en el último año SÍ. Me refiero a la temporada pasada. Porque por ejemplo en las dos anteriores la Liga la ganó el Madrid y en una os sacamos ¡18 puntos! Y una vez más te recuerdo que existen el Valencia, Sevilla, Villareal, etc.

    • Me refería en europa, Adrián, que es de lo que va este post.

      Bien sabes que en los últimos años el único equipo español que ha llegado asiduamente a semifinales y finales ha sido, que yo recuerde, el Barça.

      • Cuatro de cinco si no recuerdo mal…El “modesto” Villareal también llegó. Y el Sevilla fue nombrado mejor equipo del mundo hace un par de años. Y en estos últimos 10 años no puedes olvidar a finalistas como Valencia o campeones (y también finalistas) como Liverpool, Milan, Manchester United, Real Madrid o Bayern. Pero vamos si te hace feliz manipular datos o contar historias tu mismo con tu mecanismo. Eres todo un experto en engañarte y un completo fracaso con respecto a los demás, que no nos tragamos tus rollos.

  3. Lenny

    Tu resumen del partido es patético. El Barça no hizo un buen partido, pero olvidar la mezquindad de Mourinho tanto a nivel de fútbol como personal es inaudito. Como aficionado al fútbol se debe reconocer que si no es por el árbitraje de San Siro el Barça estaría clasificado para la final de la Champions. Lo de los aspersores es criticable, pero más la manipulación de los medios de comunicación de nuestro país que hacen oídos sordos a la actuación de Motta, al gol anulado que es legal, a la colleja de Mourinho a Guardiola, o intentando argumentar que Valdés agredió al entrenador del Inter… Lo dicho vivimos en una España que da pena!!

    • Hablando de ser patético: La manipulación viene de los medios de comunicación que situaban en sus portadas tras el 4-0 al Arsenal “Si, si, si, nos vamos a Madrid”, por ejemplo. Me basta recordar la “clasificación” del Barcelona ante el Chelsea de hace unos meses. Viniendo al presente, supongo que es más que evidente que el gol de Piqué es ilegal, pues parte en fuera de juego; que lo de Busquets es el mejor ejemplo de las palabras pantomima, ridículo o desvergüenza; que Dani Alves debería ser incluído de forma inmediata en la selección brasileña… de natación (por los piscinazos); que Messi tiene un puesto seguro en cualquier consulta de odontología (arranca los dientes a pares), que Valdés es un ejemplo de cordura y buenas maneras; que Guardiola se va dando cuenta de que el humo que vende se disipa; que lo de Xavi ya no se cree ni él; que en España sabemos que una afición que abuchea el himno de nuestro país no nos acaba de convencer… y que el que tiene la lengua larga debe tener la costilla dura.
      Lo dicho: vivimos en una España que cada vez traga menos a los que nos dan pena.

      • ¡Cuánta inquina, Por Tutatis! Tú no has atravesado la delgada línea roja del acomplejado, te la has zampado a bocados, Manolo. Realmente tienes que haber sufrido mucho estos últimos tiempos para despotricar así de los jugadores y entrenador del Barça, porque si no es imposible entender estos absurdos espumarajos bucales.

        Además hablas de España como si fueras propietario de su esencia y valores, con ese típico paternalismo de quien se cree guardián de su existencia, cerrándola a cal y canto y menoscabando al diferente de lo que tú crees presuntuosamente correcto.

        Por otra parte, que no seas capaz de reconocer siquiera un gramo de gloria a todo lo hecho por el club catalán en estos últimos años indica no ya muy poca generosidad por tu parte, sino un absoluto desprecio por este magnífico deporte que algunos llaman FUTBOL.

  4. El detalle es más que feo
    y muy poco deportivo
    pero mientras más lo veo
    más se me hace divertido
    aunque por supuesto entiendo
    que soy muy poco objetivo
    porque a Italia no la veo
    nunca con ojos de amigo
    por su siempre sucio juego
    cuando están en un partido.

    Que soy de los que recuerdo
    aquel momento vivido
    con Luis Enrique sangrando
    con el tabique partido
    por el famoso codazo
    que le pegó el italiano
    en los Estados Unidos
    expulsándonos de cuartos
    de modo muy inmerecido.

    Así que a bañarse tocan,
    que tampoco pasa nada
    si una mijita te mojan,
    si después te dan toallas
    (aunque vayan bien bordadas
    con el escudo del Barsa).

  5. Tampoco está de más recordar que para llamar a Barcelona todavía hay que marcar 9 – 3.
    Pido perdón, oh Excelentísmo y Dadivoso firmante de los certificados de actitudes cabales y/o acomplejadas, y de quien da el beneplácito a las periodistas españolas o exige severidad al “anonimo responsable” de encender los aspersores en un “Camp” que es un “Clam”, ejemplo sublime del seny que, como el valor, se supone en esas tierras, lejanas a la Meseta… tal vez por suerte para los “mesetarios”. Veo que no se aprende de quienes, sin embargo, guardamos un respetuoso minuto de silencio por la desaparición de Lech Kaczynski, presidente de los polacos.

    • Coño, ¡¡flanco a la derecha!!, otro con puños de hierro y mandíbula de cristal.

      Lo dicho, hoy estáis todos invitados. La carnaza está fresca.

  6. Hombre, Adrian… No seas malpensado. Lo harían porque… porque… ¡Ah! Porque hacía calor y así se refrescaban… Sí, eso debe ser.
    No me gusta mucho el furgol, pero me gusta cómo lo cuentas tú: tu objetividad es intachable.

  7. Es la mar de curioso que ayer, a la finalización del partido Barcelona -Inter, la web del diario Sport tuviera “problemas técnicos” y que hoy publicite un grupo de facebook que se llama “Mourinho, hijo de puta del año”. También resulta chocante que en una encuesta en que te preguntan si consideras justa la eliminación del Barcelona, no te permita votar “si” (siempre da error).

  8. Antonio Perea

    Hoy están todos los analistas económicos atacando a la agencia de rating Standard & Poors porque ha rebajado la calificación de la deuda de España de AAa a AA, y todos ellos recuerdan ahora que cuarenta y ocho horas antes de la quiebra de Lehman Brothers, S&P había otorgado la máxima calificación a sus fondos estructurados, una cesta de mierda que se cuenta entre los máximos causantes del crack de 2008. Lo que pasa es que entonces esos analistas no dijeron nada, y tampoco dijeron nada cuando le bajó el rating a la deuda griega. Ahora vienen a por nosotros, pero ya es demasiado tarde. Yo sí lo dije en su día, y también cuando los griegos. Por eso digo ahora que S&P debería llevar dos años cerrado y sus directivos ante la justicia y en el talego.
    Y con parecidos argumentos digo también ahora que el Barcelona tiene un excelente equipo con el que puede llegar… a semifinales de Champions, no más allá. Y lo digo ahora a riesgo de que alguien me considere oportunista porque llevo año y pico afirmando que el juego del Barcelona me aburre como a una oveja. Su concepto del fútbol como un “rondo ostinato” caduca en cuanto los rivales se lo aprenden. Pasado el efecto sorpresa, que duró un año que a los amantes del fútbol se nos ha hecho eterno, las cosas vuelven a su cauce.
    Y el cauce al que vuelven es el de siempre, a juzgar por las tertulias que escuché anoche: el barcelonismo pone ya a punto su vieja máquina de picar carne y extrae de ella los trozos que aún quedaban de Ronaldinho para introducir a Ibrahimovic, su nuevo inquilino; la culpa de la derrota, como toda la vida en Can Barça, vuelve a ser del árbitro que señaló mano a Touré por el simple hecho de controlar el balón con la mano en la frontal del área, vaya tontería; Victor Valdés recriminó con un desplante chulesco la celebración de Mou, como si no supiera que aquel infierno que ahora intentaban apagar con los aspersores lo habían provocado cuidadosamente ellos mismos a base de camisetas y caceroladas. Ayer hubo, por cierto, un jugador en el campo que odió la profesión de futbolista y descubrió en carne propia que por la boca muere el pez.
    Pero he de reconocer algo en favor del Barcelona: si Messi llega a saltar al campo, las cosas hubieran sido muy distintas. ¿Por qué no jugó? ¿O se retiró deportivamente al vestuario para que fueran diez contra diez tras la expulsión injusta del exbarcelonista –y profeta- Tiago Motta (otro que conoce la picadora de carne)?
    Y por último, entre los comentarios al post “Cocido Mundano” de este mismo blog se lee el siguiente sarcasmo referido al restaurante El Schotis y colgado por un conspicuo culé: “Hace buena pinta el restaurante. Reserva para 40.000 el 22 de mayo, por favor.” Arnau, hoy a lo mejor nos pasamos por allí unos amigos a enjugar nuestras penas por la derrota del Inter anoche (1-0). ¿Quieres que te cancelemos la reserva o la mantienes? (En Europa, amigo, y ‘malgré’ la diosa Marilyn, los fantasmas ya no visten de blanco).
    Y perdonad todos este comentario tan largo.

    • Hoy no me busques porque no me encontrarás, amigo Antonio. Hay días en que es inevitable envainársela y saber perder; como todo un caballero que se precie (no como el crápula de los aspersores). Tenéis todo el derecho, si gustáis, de cebaros con el perdedor. Aunque advertiros que solamente es una fina y delgada línea roja la que separa una actitud cabal de una acomplejada, que tampoco está de más recordar que unos cayeron en el campo base y otros lo hemos hecho a un paso del cielo; ¿o no se va allí pasando por Madrid?

      PD: ¡Estáis todos invitados!

  9. Pocas objeciones a tus comentarios, Adrián. El exceso de ansiedad -como ayer ya apuntaste obteniendo mi beneplácito- jugó, como estaba cantado, en contra de los jugadores blaugranas, siempre excesivamente atenazados y responsabilizados. En otro orden de cosas me repateó el tema de los aspersores; como bien indicas en esta vida hay que saber ganar y saber perder (como Guardiola, que hizo una excelente y deportiva posterior rueda de prensa), y espero que la directiva aplique severidad en contra de los responsables de tamaño despropósito.

    Felicidades al Inter. Me caen bien los italianos. Y suerte en la final ante los alemanes. Iré con ellos en la final del Bernabéu.

    Como comentario aparte indicar que me hizo gracia una pregunta de una periodista española (no recuerdo su nombre) al técnico culé acerca de si el Barça esta temporada había muerto de éxito. La cara del de Santpedor fue un poema. Y su respuesta una lección: si no llegar a la final de la Champions por la falta de un sólo gol es morir de éxito, si no pasar en Copa frente al Sevilla en un partido memorable también por la falta de un sólo gol es morir de éxito, y sí de momento ir primeros en liga con un punto de ventaja frente a un colosal Real Madrid es morir de éxito, bienvenida siempre esta mortalidad. En este país la derrota siempre se espera, sabemos todos que el talento y la virtud son difíciles de digerir. España es tierra de buitres carroñeros y acomplejados que siempre sobrevuelan; avistando.

    En fin, fue bonito mientras duró. El año que viene prometemos más.

    No es como caes sino cómo te levantas. Y este Barça tiene aún mucho recorrido. Mal que les pese a algunos.

    PD: Mourinho tenía razón en una cosa: la final en el Bernabéu para los culés, además de una lógica ilusión, era también una gran obsesión. Pero en esta vida no se puede alcanzar todo, sería una patética e inhumana codicia. Felicidades, pues, a los merengues, a mí también me habría jodido una final jugada en el Camp Nou si hubiera sido disputada por el Real Madrid. Las cosas como son.

  10. susana

    No pude verlo, una pena. Lo escuché por la radio.
    El tema aspersores, què vols que et digi…

  11. Y eso que a Platini le faltó sólo bajar al campo a tirar las faltas. ¡Qué arbitraje! ¡Qué doble vara de medir! La entrada por detrás de Messi sin posibilidad alguna de jugar el balón, a la pierna y contra la valla (será que lesionar a Maicon es una prueba de amistad hacia Dani Alves) fue merecedora de tarjeta, sin duda alguna. Pero este chico bajito tiene bula, sobre todo para algunos árbitros de encargo. Luego, Motta pone la mano atrás, en la cara de Busquets, sin golpearle. Lo demás lo aporta el árbitro, al que le faltó tiempo para dejar al Inter con 10 o pitar gol tras flagrante fuera de juego.

    La tensión previa castigó al Barcelona con ansiedad, aunque disimulada a través de un juego pausado y predecible. Así, sin arriesgar en el pase interior y sin velocidad o paredes, no se abre una defensa tan abigarrada. Hasta Xavi parecía contagiado de ese juego de balonmano. Ibra, Keita y Busquets ausentes, y Messi bajando enteros como siempre que le tocan argentinos en su marca (Zanetti y Cambiasso le pillaban casi todas). Enfrente, un Inter roñoso y cicatero, con un 1/5/4 que ya lo era antes de la expulsión (arriba Milito ni contaba).

    De los aspersores, mejor no hablar. Una lección de elegancia y un certificado de que al seny, de la mano del trepa Laporta, ni está ni se le espera.

  12. La verdad es que el partido me defraudó como supongo a tantos telespectadores. El Inter iba a plantear un partido defensivo, porque entre otras cosas el Barça te obliga a hacerlo por su posesión de balón, pero con la expulsión de Motta (muy rigurosa en mi opinión y coincido contigo en el teatro de Busquets y la actitud de Javi Mtez) fue un frontón que no pasó de medio campo. También hay que darles su mérito, que el Barça apenas creara ocasiones dice mucho de su talento defensivo y con 1 menos además.

    Los que han salido trasquilados de la eliminatoria son los blaugranas. No dice mucho a su favor que jugándose una semifinal en su propia casa hicieran un partido tan nulo de cara a puerta. A ver cómo afrontan el difícil partido contra el Villarreal.

    Lo de los aspersores, por último, me parece que es una demostración bochornosa de no saber perder. También me pareció fuera de lugar la sobreactuación de Mourinho celebrándolo en el césped, una provocación en toda regla que no viene a cuento pero no justifica que le rocíen con agua.

  13. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s