En el centenario de la muerte de Mark Twain

21 de abril de 2010

Hoy hace 100 años falleció el genial Mark Twain, el seudónimo más conocido de Samuel Langhorne Clemens. Anteriormente había usado otros: Josh, hasta 1863 y Thomas Jefferson Snodgrass, para firmar una serie de cartas de humor.

Adoptó definitivamente el de Mark Twain en 1865. Hay al menos 3 versiones que explican su origen. Una pertenece al propio autor, quien en su libro “Life on the Mississippi” escribe que “Captain Isaiah Sellers no tenía una gran capacidad literaria, pero solía escribir breves párrafos informativos sobre el estado del río, que enviaba al New Orleans Picayune y firmaba como MARK TWAIN”. A esto tenemos que añadir que su experiencia laboral a bordo de los barcos de vapor, que surcaban el vasto río estadounidense, le habría familiarizado con el termino “twain”, forma arcaica de “two” (dos). “Mark twain” sería la voz usada por los operarios una vez marcada la profundidad de las aguas: necesitaban un mínimo de dos brazas –cuatro yardas, poco menos de 4 metros- para navegar sin encallar.

La versión del escritor es refutada por el biógrafo George Williams III, el periódico Territorial Enterprise y Paul Fatour (de la Universidad de Purdue). Sostienen que mark twain se refiere a la cuenta que mantenía abierta en el bar John Piper de la ciudad de Virginia (estado de Nevada). “Marca dos” (o “apunta dos”) podría estar relacionado con la segunda versión. En cualquier caso las tres son compatibles…

Tom Wolfe viste de blanco en homenaje a MT. William Faulkner le definió como “el padre de la literatura americana”. La necrológica del New York Times del 22 de abril de 1910 le menciona como “el maestro americano del humor”. Recomiendo, para quien sepa inglés, que pinche en el enlace y lea las 2 paginas del PDF del NYT.

Muchas de sus citas son atribuidas a otros. Principalmente a Groucho Marx. Por eso me atrevo a afirmar que si no hubiese existido tendríamos que haberle inventado.

Viene esto a cuento por el discurso pronunciado por el presidente Bolivia, Evo Morales, en la I Conferencia Mundial de Pueblos sobre el Cambio Climático y la Madre Tierra  (un encuentro alternativo promovido por el país andino). Afirmó en su ponencia que la existencia de la calvicie en Europa y de la homosexualidad en todo el mundo es fruto de la ingesta de alimentos modificados genéticamente:

La calvicie que parece normal es una enfermedad en Europa, casi todos son calvos, y esto es por las cosas que comen, mientras que en los pueblos indígenas no hay calvos, porque no comemos otras cosas

El pollo que comemos está cargado de hormonas femeninas. Por eso, cuando los hombres comen esos pollos, tienen desviaciones en su ser como hombres

Ante semejantes planteamientos “científicos” me viene a la cabeza una cita clásica de Mark Twain: “Es mejor mantener la boca cerrada y parecer tonto que abrirla y despejar todas las dudas.” (“It is better to keep your mouth shut and appear stupid than to open it and remove all doubt.”)

Finalizo con una filmación de 1909 realizada por un grande de la ciencia: Thomas Edison.

6 comentarios

Archivado bajo Ciencia, Cultura, Política

6 Respuestas a “En el centenario de la muerte de Mark Twain

  1. Algunos de “la verdadera izquierda” siguen siendo tan homófobos como los que torturaban psiquiátricamente a los homosexuales, por “enfermos pequeñoburgueses”, en su añorada Unión Soviética. No me sorprende su amistad con Castro y el “machote” Hugo Chavez.

  2. Pingback: A Sueldo de Moscú: Socialismo del Siglo XXI vs Socialismo científico

  3. Antonio Perea

    Qué centenario tan bueno. También forma parte, obviamente, de mi formación lectora juvenil, como cincuentón que soy. La frase del tonto es genial. Yo creo que se basa -para mejorarla con un sentido del humor brillante- en la atribuida a Séneca que alguna vez nos escribía Manuel Mindán en el encerado durante mi bachillerato en el Ramiro: “Stultum si taquerit videbitur sapiens” (el tonto si se calla parece un sabio). Lo que pasa es que los tontos cuanto más lo son menos callan (ver Evo), con lo cual la de Mark Twain es una sentencia de más aplicación.

  4. Pingback: Bitacoras.com

  5. Al tiempo que redescubro a Mark Twain (mi tía me regaló el Tom Sawyer), descubro lo imbécil que es Evo: la esperanza indigenista-socialista se ha esfumado en una nube de gilipolleces…

  6. Noelia González

    Sí que es de los que, de no existir, tendrían que haber sido inventados.

    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s