Quedan 9 finales

29 de marzo de 2010

La (justificada) alegría azulgrana, al finalizar su partido frente al Mallorca, representa a la perfección la trascendencia de su victoria. No celebraban ningún titulo: simplemente eran conscientes que se trataba de algo más que 3 puntos. Superaban un difícil escollo –el cuarto clasificado de la Liga– en un campo donde sólo había ganado el Sevilla y –de acuerdo con mis cuentas– obligan al Real Madrid a repetir el logro, en su visita a la isla el próximo mes de mayo.

Esta era otra jornada marcada en rojo en el calendario de ambos equipos. Y como en ocasiones anteriores ninguno falló. Quedan 9 encuentros, 9 finales, incluyendo por supuesto la del 10 de abril (Real Madrid-Barcelona)

En Mallorca, con Xavi y Messi en el banquillo, los azulgranas tan sólo pasaron apuros al principio. La salida de los de Manzano fue fulgurante. Los palos y un gran Víctor Valdés les impidieron marcar. Cada vez tengo más claro que VV debe ser el portero titular de la selección española.

En el Bernabéu, según le comentaba a mi vecino de localidad que la clave del partido podría estar en la banda izquierda madridista, el Atlético de Madrid se adelantaba a los 10 minutos de juego. Mi razonamiento era que el Atleti, y más concretamente Reyes, intentaría buscarle la espalda a Marcelo. Mientras que las subidas al ataque del brasileño desgastarían al rojiblanco, mermando su capacidad ofensiva. Pero un descuido de los centrales blancos, aprovechado con maestría por Agüero tocando la pelota hacía Reyes, permitió al utrerano lograr un gran gol. Marcelo se desplazó a tapar el hueco en el centro de la defensa madridista, pero nadie cubrió su lugar y Reyes estaba solo.

Las lesiones de Valera, quien jugó de lateral, y de Reyes, forzaron cambios no previstos por Quique. Uno, el del defensa, poco antes de finalizar la primera parte, y el otro en el descanso. Ambos cayeron en combate. Ante un Marcelo que los destrozó “físicamente” con sus constantes incursiones por la banda izquierda. Y fue precisamente el joven defensa brasileño lo mejor del Madrid en esta primera mitad. En la que los rojiblancos dominaron el tempo del partido. Los locales dispusieron de pocas ocasiones (Higuaín y Marcelo), un par de disparos de Van der Vaart y otro de Cristiano Ronaldo. Pero no cundía el pesimismo –a pesar del marcador adverso- porque la pareja GagoXavi Alonso mostraba solvencia. Y la mala racha de Granero, que nos dejaba en inferioridad numérica frente a los centrocampistas rivales, tenía fácil solución (Guti).

En apenas trece minutos el Madrid metió tres golazos. El primero fue a los cuatro minutos de la segunda parte: Alonso bien situado aprovechó un remate de cabeza de CR9 Albiol, que se iba fuera. Es ya el segundo que marca así. Luego vino el gol de la noche. Un balón largo en diagonal del tolosano, de izquierda a derecha, le llega a Álvaro Arbeloa. Magnifico control, enorme sangre fría para recortar y amagar en el área y anotar ante el delirio de la afición. Como sería que El Mundanito pensó que lo había logrado Ronaldo. Hasta que no vio la repetición, en la tele, no se creyó que no le engañábamos cuando le decíamos que el autor era Arbeloa… El tercero fue de pillo, de delantero depredador. Higuaín roba un balón en la frontal del área, aprovechando un despiste defensivo tras una perdida de Granero, se interna y ante la salida del excelente De Gea coloca el esférico en la red. Y el estadio se viene abajo.

Alonso realizó su mejor faena en un partido importante desde que está en el Madrid. Atrás quedan decepciones como las del Alcorcón (Copa), Camp Nou, Bilbao y Sevilla (Liga) o ante el Olympique de Lyon (Champions). Algunos los jugó y otros no. Pero el caso es que “no apareció” en momentos decisivos. Ayer sí. O por lo menos hasta el estúpido penalty que cometió y transformó Forlán. A partir de ahí se “deprimió” y el equipo lo acusó. Pero el contrario no estuvo a la altura.  

Las siguientes finales son Barcelona-Athletic de Bilbao y Racing de Santander-Real Madrid. Dani Alves, Sergio Ramos y Xabi Alonso forzaron tarjetas para asegurar su presencia en el Madrid-Barça, por lo que se pierden la próxima jornada. ¿Lo aprovecharan Athletic y Racing?

4 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol

4 Respuestas a “Quedan 9 finales

  1. Antonio Perea

    Paciencia con Valdés, todo llegará… Por fortuna la selección con Del Bosque apuesta por alineaciones estables, igual que el Barça toda la vida y al contrario que nuestro ingeniero chileno, que sigue haciendo probatinas, sobre todo para castigar a los que le discuten en el vestuario. Así es que Valdés irá primero en lugar de Diego López, y luego ascenderá.
    Y no te vuelvas loco con la explicaciones Adrián. Lo que necesita el Madrid en el banquillo y en el césped (y en la dirección deportiva) son MA-DRI-DIS-TAS. La mitad del éxito del Barça es que está de barcelonistas hasta arriba, qué gusto. No digo yo que no haya que tener grandes figuras (Kaká, CR9, VdV. Xabi…) pero el sustrato para que germinen lo tienen que aportar los Arbeloas y Graneros de turno. Y en el banquillo tiene que haber alguien que comprenda que en el Bernabeu simplemente no está permitido encajar un gol, y menos perder. En el Plus ví un momento una reacción de Pardeza que me encantó, dando un puñetazo en el brazo del sillón cuando vió la indolencia no me acuerdo de quién de los nuestros. En ese momento el gran Miguel se lo habría devorado. (Mientras tanto, a su lado Valdano con cara de esfinge, y supongo que con su insignia de oro y brillantes del Barça en el bolsillo, para que le diera suerte).

  2. El editorial de Relaño sobre Valdés aporta algunas claves, pero se refiere a él como tercer portero no como titular de la selección:

    http://www.as.com/opinion/articulo/victor-valdes-lista-mundial/dasopi/20100330dasdaiopi_3/Tes

    P.D.: el cambio de VdV antes que el de Granero puede obedecer a varias razones. Desde el evidente cansancio del holandes a un exceso de zurdos pasando por no señalar al canterano que ya había sido silbado por una parte del público.

  3. Tienes razón, resulta preocupante la forma y actitud de Granero, que da toda la impresión de que la cosa le viene grande, aunque a mí me preocuparía más si fuera acérrimo madridista que el ingeniero no sea capaz de verlo. Incluso cambió antes a VdV que por lo menos trotaba y se esforzaba, aunque con escaso éxito, que al pirata. Higuaín, en su gol de pillo, aprovechó precisamente el balón perdido por un Granero que se metió entre la defensa atlética sin saber muy bien para qué.
    También me pareció preocupante la gamba de un Albiol muy aturrullado e indeciso (parecía que estaba más firme en anteriores partidos) y la poca solvencia de la zaga madridista, en general, para sacar la bola jugada ante cualquier presión. Dudas, dudas…

  4. A este paso no nos dejaréis más alternativa que ganar otra vez en el Bernabéu. Y me sabe mal. O no. 🙂

    Gran gol el de Arbeloa. Por su gol y por el magnífico pase de Xabi.

    Y sí, es evidente que a día de hoy el mejor portero de España es Víctor Valdés (que no se entere Antonio).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s