Archivo diario: marzo 22, 2010

Otros 3 de Messi

22 de marzo de 2010

Terminaba el lunes pasado el post “La Liga sigue igual” escribiendo que barruntaba que podría haber cambios en la cabeza. Pues no. La igualdad entre Real Madrid y Barcelona se mantiene intacta en puntos y goal average. Nosotros ganamos 3-1 al Sporting de Gijón y ellos 2-4 al Zaragoza.

El sábado bromeábamos en mi zona del estadio con aquello de “Alcorcón, Lyón y Gijón”. Y durante la primera parte parecía posible. Los asturianos dominaban el tempo del partido, muy bien plantados en el campo, tanto en ataque como en defensa. Y como ejemplo de su buena disposición táctica y atrevimiento estaban los saques de su portero: se incorporaban hasta 4 jugadores a la delantera, forzando a Xabi Alonso a incrustarse entre los centrales -formando una línea defensiva de cinco- retrasando nuestra salida.

Muy mal el Madrid en este primer periodo. Tan sólo Van der Vaart, algunas incursiones de Marcelo por su banda y las ganas de Higuaín (el único que remató varias veces con peligro, el primero fue a la media hora). Si a esto le añadimos que Garay y Arbeloa mostraron su solvencia defensiva es fácil darse cuenta por donde discurría el encuentro.

 El gol del ex canterano Barral despertó a los blancos: un minuto después empató Van de Vaart al recoger un rechace del portero, tras una falta sacada por CR9 (ambos goles han suscitado polémica arbitral). Alonso de cabeza (desviando un defectuoso cabezazo de Ronaldo) e Higuaín, en excelente jugada individual, marcaron los otros dos tantos.

No me convence la posición de Granero por la izquierda. Empieza ahí pero pronto busca el centro, para acabar a la derecha y volver a buscar el centro. Es un interior derecho a la antigua usanza: de fuera hacia dentro. Hacerle jugar a pierna cambiada no parece la mejor solución para aprovechar su “rosca”, su mejor recurso. A esto además Lass y Xabi parecen estorbarse (el francés no atraviesa su mejor momento). La entrada de Gago vislumbra esperanzas. Urge recuperar al argentino, canchero donde los haya.

A Guti le voy a dedicar un párrafo aparte. Su entrada en la segunda parte –el cambio se produjo en el descanso- tuvo como primera consecuencia el gol visitante. Un balón perdido en el centro del campo, en su área de influencia, sirvió para comprobar como sigue siendo un espectador privilegiado: siguió la jugada con la mirada, no se molestó en correr detrás del balón o defender persiguiendo al jugador rival… De los tres goles del Madrid ¡no intervino en ninguno! Y el momento cómico se produjo a unos diez minutos del final cuando se dedicó a ordenar el “trafico” dando instrucciones manuales, como si fuese un agente de la circulación, mientras andaba pausadamente sobre el césped.

En un partido duro –pero noble, sin violencia como la del Valladolid de la semana pasada- el Barça demostró que también tiene músculo, no sólo talento. Con un centro del campo con Toure, Keita y Busquets, dieron buena replica a los maños. Y ya se sabe, en el intercambio de golpes siempre gana el mejor. En este caso Messi, quien puso el talento, el juego, la garra y los goles. Tres. Más el penalty que supuso el cuarto gol, anotado por Ibra (¿qué le pasa a este goleador, no es el de principios de temporada ni el que salió capo cannonieri del Calcio?).

De Messi siempre me ha admirado como termina los partidos. Donde resulta aún más letal. Aprovecha a la perfección la fatiga de los demás, a pesar del castigo que sufre a lo largo de la contienda (aunque no es el futbolista de la Liga que más faltas recibe). La jugada en la que le hacen penalty es buena prueba de ello: faltaba un par de minutos más o menos para finalizar y el Zaragoza acababa de conseguir su segundo gol (2-3). Su tercer gol se produjo poco antes, a doce minutos del final. Y el segundo fue una impresionante jugada individual: le roba la pelota en el centro del campo a Ander Herrera (quien sí es el jugador que más falta recibe); forcejea y se zafa de él; corre derecho hacía la portería superando y driblando a unos cuantos rivales –a uno de ellos dos veces- y marca. Una jugada muy maradoniana.

Esta semana es otra de esas de 9 puntos, pero de los de verdad. Además del pasado finde y el próximo hay jornada a media semana. Y volviendo a mis cuentas, la victoria de ayer en La Romareda obliga al Madrid a repetir faena en su visita a Zaragoza. Mientras tanto afrontaremos dos derbis: en Getafe el jueves y el domingo nos visita el Atlético de Madrid. Son dos obstáculos a superar. No será fácil. Y no soy muy optimista, porque damos una de cal y otra de arena. Vamos, que no somos fiables. El Barcelona por su parte recibe al Osasuna de Camacho y viaja a Mallorca. Tampoco lo tienen sencillo. Veremos…

4 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol