Archivo diario: marzo 21, 2010

Cerveza Solidaria: una iniciativa para ayudar a los músicos más necesitados

21 de marzo de 2010

El viernes pasado, en Tres Cantos, se celebró el primer concierto de esta iniciativa solidaria a cargo de los legendarios Coz.

Me había hablado Juanjo Castillo de KO sobre esta curiosa acción solidaria. Y lo vi reflejado en los boletines de ACAM. A continuación reproduzco lo leido en la Web de la Cooperativa de Músicos y que incluye una carta de Coz:

[…] Música, cervezas y solidaridad, protagonizada por los músicos y para los músicos, es la propuesta que los músicos madrileños ponen en marcha en esta Comunidad Autónoma.

Corren tiempos duros para muchos sectores y sus trabajadores, los del campo, los de la construcción y, desde luego, también para los músicos. Unos trabajadores que, aún hoy en día, continúan sin representantes ni el apoyo de los sindicatos y abandonados por las administraciones.

Los músicos de la Comunidad Autónoma de Madrid impulsan Cerveza Solidaria una iniciativa que se inicia en un pequeño local de la localidad de Tres Cantos dirigida a “aliviar algunos casos sangrantes”, para ayudar a “pagar el alquiler” y que aspira a dar trabajo a los músicos que más tiempo lleven en el paro al mismo tiempo que la iniciativa  se extiende libremente (no es una franquicia) por toda España.

La carta firmada por el grupo Coz (en la foto, durante una actuación reciente en la sala Heineken de Madrid), banda pionera del rock español creada en 1974 de la que surgiría en 1980 Barón Rojo. Los músicos de Coz fueron responsables de los himnos pop rockeros “Las Chicas Son Guerreras” o “Más Sexy”. […]

Y la carta de Coz es la siguiente:

LA SOLIDARIDAD DE LOS MÚSICOS (EN UN CONCIERTO QUE YA NO SE HACE)

“El día 20 de  marzo en La Riviera (Madrid) Coz iba a participar en un concierto, con lo más florido del Heavy nacional en solidaridad con Haití y ya no se hace. No sabemos las razones pero sabemos, por experiencia, lo difícil que es organizar un acto de este tipo y, si sale, que salga bien.

En el terreno económico, las más de las veces, los gastos suelen superar a los ingresos, el resultado, si lo hay, a veces no llega a los destinatarios, se queda en manos de intermediarios o, peor aún, en  dictadorzuelos varios, del impacto mediático salen principalmente beneficiados los que lucen palmito en el escenario y, sacudidas puntualmente las conciencias de los que aún las atienden, poco a poco, las victimas se van difuminando en el recuerdo (ahí está África muriéndose mientras los traficantes de armas que robaron lo recaudado en aquel macro festival llamado Live Aid deben estar riéndose todavía del fastuoso organizador de aquello, que pasea por el mundo hablando del hambre en hoteles de 5 estrellas).

EL SINDICATO DE LOS ROCKEROS Y LA SOLIDARIDAD CON UNO MISMO

Hace más de 30 años, los músicos, mayoritariamente rockeros, formamos un sindicato unitario (después de dinamitar el antiguo Sindicato Vertical) y para dotarlo de recursos con los que atender el proyecto y los casos que necesitaban especial ayuda, hicimos un festival, Rocktiembre 78, en la Plaza de Toros de Vistalegre con (por orden alfabético) Coz, Cucharada, Leño, Mad, Teddy Bautista y Topo. Hubo un lleno total pero la mayoría se coló y sólo pagaron entrada unos pocos (a pesar de haber contratado al servicio de orden del PCE) así que ruina, y nadie quiso saber nada más, por mucho tiempo, de aquella vía de financiación, luego cada partido político tiró de los suyos y el romántico proyecto de un sindicato unitario se desintegró.

De todo aquello, lo único que quedó fue la película “Nos va la marcha” (desaparecida también en combate) y un colectivo abandonado a su suerte, individual, mientras los distintos Ministerios de Industria o de Trabajo, o no veían industria más allá de las compañías que grababan discos o no veían trabajadores en esos chicos que se lo pasaban tan bien tocando que deberían pagar en vez de cobrar que, curiosamente, es lo que está pasando ahora; la inmensa mayoría de los músicos tienen que pagar un llamado alquiler de sala para actuar en público, mientras las salas parece que van a conseguir que sus locales se declaren “espacios culturales”, con lo que si antes, cuando actuabas, el empresario estaba obligado (aunque no lo hiciese la mayoría) a pagar la Seguridad Social a los músicos (igual que a los camareros, por ejemplo), ahora parece que no; así que seguiremos pagándonosla nosotros, cuando sea posible, que no siempre lo es, si quieres trabajar o, perdón, disfrutar tocando.

Mientras, los espabilados empresarios de salas pillarán las pocas subvenciones, que parece que va a dar el Monasterio de Cultura que, elaborando una Ley de la Música, parece haber descubierto el huevo o está en clave electoral anticipada, porque, hasta ahora,  parecía que se lo gastaba solo en el cine y en la música culta, fina, de ópera y terciopelo, vamos la “Serious Music” así llamada

NUESTRO TURNO

Los que morimos torciendo hierros, quizá, solo quizá, debiéramos dejar que sean los poderosos de todo tipo los que organicen grandes eventos por grandes causas (ayer fue un festival en Cuba, hoy puede ser uno por el terremoto en Chile, mañana puede que sea para la reconstrucción de Afganistán, de Irak no, que ya sabemos que eso es otra cosa y, además, culpa de Aznar, etc.) y dedicarnos a lamer nuestro rencor y desesperación en pequeñas batallas contra la injusta situación de muchos que tras muchos años dejándose la piel en el escenario y haceros pasar a muchos muy buenos ratos y alimentar vuestros corazones con algo, tan difícil de definir pero tan fácil de sentir, como la música, esos músicos que participaron en, por ejemplo, grandes festivales de Miguel Ríos, o conciertos de Ñu, o las, en teoría, humildes orquestas de las fiestas de tu pueblo, están ahora en la cuneta, porque nadie les da una oportunidad de tocar, o por la edad, o porque su estilo ya no se lleva, o la puñetera crisis, de la que sólo los bancos parecen haber salido bien librados (con nuestro dinero) o porque ya habéis crecido, olvidando lo que algunos os dieron para crecer, y ya sólo prestareis atención a Michael Jackson o de Bisbal para arriba. Pues si así fuese, si no es por lo que os puedan dar en el futuro, que se pueda seguir diciendo que en esta tierra, se es bien nacido y se es agradecido, e invitarles a una cerveza por los viejos tiempos.

UNA CERVEZA Y UN DISCO POR LOS MÚSICOS EN PARO

Te pedimos una cerveza para nuestros músicos en paro. A los que tocamos de vez en cuando y/o nos las hemos bandeado alternando esto con alguna otra actividad (que se paga muy caro porque no consigues despuntar en ninguna de las dos) las más de las veces nos invitáis a unas cervezas, pero nadie invita al que no le dejan ya tocar, o hasta que vuelva a hacerlo. De comer ya se encarga él, que para eso es músico y está entrenado a pasar hambre pero, esa cerveza que podrías ofrecerle, es el alimento para seguir queriendo hacer música.

En el concierto del viernes 19 de marzo, en la sala Trece y Medio en Tres Cantos de Madrid arrancamos con una modesta iniciativa para recaudar dinero para los músicos en paro (que alguno dirá que son casi todos, pero entendámonos, para los que lo están por mucho tiempo seguido y los realmente necesitados) que inicialmente llamamos «Cerveza Solidaria» y que planteamos así:

Los que asistan podrán comprar por 1 euro un ejemplar de unos discos del grupo que hemos regalado para este fin. Para los que no le guste nuestra música pero también quieran colaborar podrían tomarse una cerveza y pagar dos, y que lo que se obtenga, junto con lo de los discos se envíe a la asociación de músicos UMTRADE y, ya puestos, a los que no le guste nuestra música, ni tampoco la cerveza, ni quiera salir por Tres Cantos o ir al Trece y Medio en particular, o a cualquier otro concierto en el que se repita esta iniciativa, puede contactar con la asociación (secretaria@umtrade.org) e ingresar en una cuenta corriente lo de su cerveza solidaria. Se admiten sugerencias, y si alguien conoce otra asociación de músicos de la que se fie mas, pues que lo envíe allí y ellos sabrán qué hacer con la ayuda.

Siendo conscientes de que con este tipo de iniciativas, y aún con otras más ambiciosas, no se llegará a poder constituir un fondo asistencial que pudiera atender un mínimo de casos, le propusimos a UMTRADE que pretenda simplemente aliviar algunos casos sangrantes y cercanos y que algunos músicos tengan una puerta más a la que acudir (de las pocas que tienen) cuando los vientos soplan gélidos para este tipo de lirica, organizando, por ejemplo, algún concierto en el que contratar a los músicos que más tiempo lleven en el paro y/o los más necesitados. Si eso no fuese posible pues simplemente ayudar a alguno a pagar el alquiler, en los casos más desesperados, que haberlos, los hay.

Pues eso, amigo, puedes sonreír benévolamente de la ingenuidad de esta propuesta, llamarnos cutres o pasar de todo esto, preocupado, con razón, de cómo está el panorama en general para interesarse ahora por la suerte de unos pocos, o muchos, feriantes, pero eso es lo que lleva ocurriendo en esta tierra desde hace mucho, mucho tiempo. Tu mismo.

Sin acritud y con respeto, recibe un cordial saludo,

Los músicos de Coz: Socios de Unión de Músicos por el Trabajo y sus Derechos (UMTRADE)”

PD: Si quisieras comentar algo sobre lo anterior, puedes contestar a este correo o participar en nuestro FORO, en nuestra página web: www.coz.es «

3 comentarios

Archivado bajo Cultura, Madrid, Música, Recomendaciones