Archivo diario: marzo 1, 2010

El indispensable Dani Alves y el “Piponazo” Higuaín

1 de marzo de 2010

La jornada mantiene la distancia entre los dos equipos que encabezan la clasificación. Con una pequeña diferencia, que igual se antoja decisiva al final del campeonato: el “goal average” general ya favorece al Real Madrid.

Los merengues ganaron el sábado 1-5 en Tenerife. Un resultado engañoso que no refleja algunas –preocupantes- lagunas en el sistema defensivo del equipo. Y que obligaron a intervenciones decisivas de Iker Casillas. Aparte de un larguero (que igualaba otro del ex “Pipita”, que ya se graduó y es todo un “Piponazo”).

El centro del campo sufrió la apatía o falta de atención de jugadores como Granero y Lass. Este último ayudó a cubrir las espaldas de Sergio Ramos, que volvió a jugar de lateral derecho. En cambio el canterano no aportó ni en ataque ni en defensa, cambiado de banda y perdido en una posición que no es la suya. La entrada de Van der Vaart, quien le sustituyó mediada la segunda parte, mejoró la producción de juego.

Higuaín marcó su quinto doblete de la temporada, asistió a Kaka’ en el tercero del equipo y estrelló un balón en la madera en una esplendida vaselina. ¿Qué más se le puede pedir a un delantero?

El bajón del Barça de las últimas semanas –reconocido hasta por el entorno (Cruyff)- ha coincidido con la ausencia de Dani Alves. Un jugador desequilibrante, como el madridista Marcelo, e indispensable para su equipo. Si nuestro defensa desconcierta a su propio equipo en defensa y a los rivales en ataque (su jugada en el primer gol madridista es de enmarcar: evita de un taconazo, en el centro del campo, que la pelota se vaya fuera, le hace una ruleta a un rival y consigue su séptima asistencia de gol en un pase magistral), Alves es una garantía a lo largo y ancho del campo. Mejora el rendimiento de los suyos. Especialmente el de Messi, quien andaba reñido con el gol desde que el brasileño ha estado ausente.

El Barça-Málaga del sábado, a continuación del Madrid, fue todo un espectáculo. El 2-1 también resulta engañoso. Porque el aluvión de juego blaugrana y sus oportunidades, especialmente en la primera parte, merecieron un marcador más amplio. Pero el rival cuenta y juega. Vaya que si juega: el Málaga realizó un partidazo y a punto estuvo de dar la campanada.

La próxima jornada podría acortar o ampliar la diferencia de dos puntos. Los culés van a Almería. Les espera el equipo de Lillo: en las elecciones que Laporta le ganó a Basset, Don Pep era el Director Deportivo de la candidatura del publicista y Juanma Lillo era el técnico previsto para el primer equipo.

Por nuestra parte recibimos al siempre difícil y competitivo Sevilla, en lo que desde hace unas temporadas suele ser un gran partido (de suerte dispar para nosotros).

La Liga sigue viva…una semana más.

12 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol