Un siglo de canciones 49: “Sunny Afternoon”

21 de diciembre de 2009

Uno de los grandes ausentes en las 48 semanas que llevamos con la serie “Un siglo de canciones” ha sido Ray Davies, el genial compositor de The Kinks. Uno de mis grupos favoritos de siempre: en su momento los situaba a la altura de Beatles y Rolling Stones. Con el paso del tiempo los Beatles han ganado posiciones en mi clasificación (todo el pop-rock que se ha hecho durante y después de su reinado ha tenido origen en sus canciones). Pero los Kinks siempre ocuparán un lugar destacado en mi corazón.

Elegir una canción para abrir el fuego no me ha resultado fácil. Hay tantas y no quiero enumerarlas todas. Tan sólo decir que al final la elección fue entre “Sunny Afternoon” y “Celluloid Heroes”. A esta ultima la descarté finalmente porque pensé que siempre podría volver a ella en un post sobre composiciones que tienen a varios personajes como protagonistas (“Qualsevol Nit Pot Sortir El Sol” de Sisa, “Garden Party” de Rick Nelson o “Walk On The Wild Side” de Lou Reed tendrían cabida y sólo una de ellas ha aparecido en nuestro “siglo de canciones”).

¿Y por qué “Sunny Afternoon”? Por razones sentimentales. A fin de cuentas estas son las que cuentan. Y los momentos especiales de mi experiencia vital siempre han tenido una o varias canciones. En este caso se trata del verano de 1966. Hoy comienza el invierno, otro, y una cierta añoranza por los veranos pasados -y por los que me quedan- me evocan esta canción.

Tenía 10 años cuando se editó este single. Que fue la canción de mi verano. Y también nº 1 en UK aquel mes de julio, desplazando ni más ni menos que al “Paperback Writer” de Lennon y McCartney.

Entonces los veranos eran largos, muy largos. No sé como se las apañaban los padres para atender durante casi cuatro meses a sus hijos (bueno, en realidad las madres no trabajaban y existía la figura del “Rodríguez”).

El verano del 66 fue muy futbolero en casa. El Madrid venia de ganar su sexta Copa de Europa, con el equipo de “los ye-yes”. Aquel veraneo, aparte de la habitual estancia en Londres, que además coincidía con el Mundial de Inglaterra, se dividió entre la Costa del Sol y Benidorm.

Pepe Santamaría y Di Stefano, quien se acababa de retirar del fútbol (el Español fue su último club), se habían comprado unas casas en una urbanización que se estaba construyendo en Marbella. Ahí pasamos un mes con ellos.

En Benidorm, en una colina sobre La Cala que marca la frontera con Villajoyosa, estaban los apartamentos Mirador. Propiedad de Kubala, Daucik y Osterreicher. Kubala había dejado el Español la temporada anterior y estaba a punto de comenzar su segunda –y última temporada- en el Zurich, el primer equipo fundado por Gamper. Fernando Daucik había sido el entrenador del Barça de “las 5 copas” y luego sentó cátedra en San Mamés (1 Liga y 2 Copas, incluyendo el doblete en 1955/56). También ganó la Copa con el Zaragoza en ¡1966! y entrenó entre otros al Atlético de Madrid, Oporto, Betis, Sevilla, etc. Emil Osterreicher fue entrenador del gran Honved (Koscis, Czibor, Puskas,..), Vasas y trabajó como Secretario Técnico en el Valencia de los 70 y anteriormente en el Real Madrid, sustituyendo a Ipiña. Fue el quien fichó a Puskas. Desde luego ese pequeño apartotel, el verano del 66, futbolísticamente hablando era comparable al Chelsea Hotel de Nueva York o al Chateau Marmont de Los Angeles.

Mis recuerdos de “Sunny Afternoon” recorren mis tres puntos de destino vacacional. Con la misma cadencia perezosa e indolente que transpira el tema de Ray Davies. Formaba parte del cuarto LP “Face To Face” y dio titulo a la recopilación de éxitos de los Kinks que se editó al año siguiente, 1967.

Cuentan que el colapso nervioso sufrido por Raymond Douglas Davies, justo antes de comenzar las sesiones de grabación del disco, fue a causa de la presión que sufría ante el cambio temático de sus composiciones. Más enfocadas hacia un realismo social y urbanita, por decirlo de alguna manera. El miedo al rechazo era enorme. Pero el cambio ya se había iniciado con dos singles anteriores “A Well Respected Man” y “Dedicated Follower Of Fashion” que habían obtenido muy buena acogida. En mi opinión pesaba más la idea subyacente en “Face To Face”, disco al que muchos consideran el primer álbum conceptual del pop. Originalmente todas las canciones iban ligadas, con efectos de sonido y “cortinillas”. La mayoría fueron eliminadas. Se dudaba de las posibilidades comerciales de un larga duración de estas características (los LPs de la época no eran como los de ahora). Con el paso del tiempo este periodo –de 1966 a 1971- es considerado como su edad de oro. Aunque las ventas de “Face To Face” no fueron las deseadas. Y la compilación “Sunny Afternoon” (a base de éxitos y excelentes Caras B) superó las despachadas por el álbum que contenía originalmente nuestro temazo de hoy.

Sunny Afternoon” presentaba varios aspectos a destacar. Confirmaba el alejamiento del grupo de un sonido más rockero. Algo que les caracterizaba desde sus inicios. Su primer sencillo fue “You Really Got Me”, a la cual considero como el proto Punk por excelencia. En cambio aquí recogían la tradición del Music Hall inglés. Asimismo contaban con la participación de Nicky Hopkins al armonio, que dotaba al tema de una sonoridad muy especial. Y también me gustaría destacar que en la letra se hablaba del recaudador de impuestos. Era la primera vez en mi vida que oía hablar de Hacienda. Curiosamente unos meses después los Beatles editarían “Taxman”, de George Harrison y primer corte de “Revolver”.

Vagueando en una tarde soleada de verano” fue mi estribillo ese verano de 1966…porque la ironía del tema la descubrí años más tarde.

 

Entradas anteriores en:

Un siglo de canciones (todos los posts)

Anuncios

7 comentarios

Archivado bajo Cultura, Fútbol, Música, Recomendaciones

7 Respuestas a “Un siglo de canciones 49: “Sunny Afternoon”

  1. John

    La calidad del video es una eme, pero es muy apropiado para las fechas

    Feliz lo que sea

  2. John

    si puedes, busca el concierto del 25 aniversario del R&R Hall of Fame. Hay varias super bandas haciendo de ‘House Band’, entre ellas Metallica, U2 o la E-Street Band.

    Metallica se marca un glorioso “You really got me” con el Sr. Davies (justo despues de haber tocado ‘Sweet Jane’ con Lou Reed…)

    Realmente merece la pena; tu admirado Boss con Tom Morello de RAM, es de premio, o U2 con Springsteen y Patti Smith haciendo “Because the Night”

    debe estar todo o casi todo en youtube

  3. Moebius

    Vaya genialidad de canción. Ray Davies, un tio grande

  4. Pet

    Es una canción que viene al pelo en tiempos de crisis: La decadencia del imperio, la subida de impuestos, el papel del gobierno (BigFatMama), los lujos a crédito… Pobrecitos ricos que no tienen para pagar los IBIS.

  5. ANTONIO

    Grandioso post y grandiosa canción, Adrián. Coincido contigo en que Ray Davies y los Kinks deben tener un lugar de honor en la antología del siglo. Gracias.

  6. Una gran canción, Adrian. Pero yo prefiero, sin desmerecer, la que podría ser su contrapunto: “Dead-end street”, con toda su furia proletaria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s