Un siglo de canciones 30: “Chain Of Fools” (par Christophe Magny)

10 de agosto de 2009

Chain of

Con este post se termina mi trilogía de las tres más grandes intérpretes del siglo pasado (a mi modo de ver), empezada con Edith Piaf y Billie Holiday. He de reconocerlo, las intérpretes me interesan más en este caso que las canciones, pero me he aprovechado desvergonzadamente de esta brillante serie de El Mundano para hablar de (unas de) mis cantantes favoritas. Fétido, en un comentario de mi post sobre “La Vie En Rose”, sugería Janis Joplin, que estaría en su sitio aquí – he vuelto a ver hace poco parte de su actuación en Monterey, espeluznante-. Pero tuvo pocos hits, y una carrera muy corta, con altos altísimos y bajos bajísimos.

A la hora de elegir una canción de Aretha Franklin, mi criterio ha sido sencillo: busqué en YouTube y Dailymotion una canción famosa, en vivo (nada de playback), de los años 60 (cuando Lady Soul tenía su voz entera). Así cayó “Chain Of Fools” pero si no fuera por esos criterios, también podría haber sido “Say a Little Prayer”, “Respect”, “Natural Woman”, “The House That Jack Built”, “Spanish Harlem” o diez otras.

Aretha Franklin es, quizás con Ray Charles, el mayor fenómeno vocal del siglo XX. Billie Holiday era todo emoción, con poca potencia y tesitura mínima – lo mismo se puede decir de Piaf, que sí tenía potencia, pero no tesitura. En cambio, Aretha lo tenía todo: potencia increíble, agudos sobrehumanos, y emoción total – potencia y tesitura también tiene Whitney Houston (o ¡Céline Dion!) pero jamás llegaron a emocionarme.

Hija de un pastor famosísimo en la escena gospel, inmersa en el gospel desde que nació (Memphis, 1942), Aretha fue muy pronto seguida por los cazatalentos. La fichó John Hammond para la Columbia en 1960, sin saber que hacer con ella. Hizo unos discos de jazz con poco interés y escasos éxitos. En 1966, la ficharon los genios de Atlantic Records, Ahmet Ertegun y Jerry Wexler. Allí empezó la leyenda: ellos sí sabían que hacer con ella…

Wexler estaba fascinado con Stax (distribuido por Atlantic), legendario sello de Memphis que inventó el rhythm’n’blues sureño. Tuvo la gran idea de llevar Aretha a Muscle Shoals (Alabama), reconectándola con sus raíces gospel – y dándole grandes canciones-. Los éxitos no pararon hasta los principios de la moda disco, diez años más tarde. Falta de repertorio, fobia del avión que no facilitaba la promoción y las giras, pérdida de parte de su tesitura (esos agudos…): son muchos los motivos de su decaimiento aparte de la moda disco. Ejerció sin embargo, y sigue ejerciendo, una influencia decisiva sobre muchas cantantes femeninas que la siguieron. Y ganó ¡18! Grammy Awards.

 

¿Y la canción? No he dicho nada de la canción… La escribió Don Covay y salió por primera vez en single en 1967. Covay también venía del gospel, escribió hits para el gran Solomon Burke, Gladys Knight and the Pips, Wilson Pickett y muchos más. Para Aretha escribió también “See Saw”. Hay pocos versiones de “Chain of Fools” que destacar, pocos son los (las) intérpretes que se atrevieron a medirse con Lady Soul, y lo mismo se puede decir de la mayoría de sus éxitos.

No es ninguna casualidad si fue ella a quien invitó Barack Obama para cantar en el día de su inauguración (ay, que sombrero…).

Entradas anteriores en:

Un siglo de canciones (todos los posts)

Anuncios

6 comentarios

Archivado bajo Cultura, Música, Recomendaciones

6 Respuestas a “Un siglo de canciones 30: “Chain Of Fools” (par Christophe Magny)

  1. Pingback: La Música de El Mundano: Las pioneras del pop | Efe Eme

  2. La verdad es que la voz de esta mujer no es de este mundo. Claro, “One prayer”, y luego quieren que no crea en Dios. La voz de Aretha sí que debía estar hecha a semejanza de lo alto.

    Sencillamente dar gracias por tener dos orejas. Saludos

  3. Christophe Magny

    Menuda versión has encontrado, Adrian! Una pregunta: ¿a quien Smokey Robinson, Rod Stewart y Elton John aceptarían de hacerle los coros? Muy, muy, muy pocos artistas, desde luego. Esa versión ilustra lo que decía en mi post: Aretha ya habia perdido sus agudos, pero compensa con una maestría y un soul inmejorables.

  4. Qué gigantesca dama, Maese Christophe. No sé como pude obviarla en aquel comentario.
    Me ha hecho mucha gracia la mención a la Houston en el post, porque recuerdo que hace años, viendo (vía tv) una actuación de Lady Soul, un buen amigo y yo comentábamos algo como: “¡Cuántas lecciones podría darle esta mujer a las Whitneys de turno!”
    Una diosa.

  5. Tercera entrega de Christophe. Lo cual me obliga (sólo llevo dos). Mientras me pongo a ello ¿por qué no escribes tu primera colaboración para esta serie? Faltan muchos (Serrat, Beatles, Kinks, Stones, Brincos, etc.). Anímate y manda tu texto por email a: adrianvogelarrobagmailpuntocom.

    Mientras tanto os dejo otra maravilla de Lady Soul: “Don’t Play That Song”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s