El marciano y sus frutos (by Julio Valdeón Blanco)

7 de julio de 2009

ET

Cuesta sacudirse el hedor, mientras los buitres saborean la carcasa del muerto. Aceptémoslo, Michael Jackson fue un flipao, un monstruito, un freak cuyo comportamiento, siquiera cara a los medios, extendía la noción del músico como inadaptado social, consagrado a la banalidad. Y está el laberinto de su muerte. Las últimas dos semanas han sido pasto de hormigas. Todo Dios ha opinado. Sucede, por ejemplo, que en España sirve para corroborar el analfabetismo musical de nuestros intelectuales. No han pasado de la inopia en la que vivía la Gauche Divine. Dado que el rock, el pop, etc., son dinastías ajenas, forjadas entre el imperialismo, de un lado, y la futilidad de unos tiempos inanes, del otro, se estancaron en los Beatles (con suerte). ¿El resultado? artículos solemnes, repletos de costurones, pensamiento sonámbulo, juicios risibles y falta de poso: patéticos ejemplos de como el aislacionismo franquista, y también la estupenda, pomposa seriedad autoimpuesta de sus enemigos, todavía lastran su pensamiento. Quizá influya, uh, el que la mayoría ya ejercieran como columnistas de guardia hace treinta años. Es lo que tiene la esclerosis.

Volviendo a Jackson. Olviden, si pueden, sus chuminadas. Olviden aquellos vídeos que revisados hoy dan vergüenza ajena (en materia de vídeos, lo siento, los mejores los más sencillos, el grupo tocando y punto, la música como única protagonista). Aparquen, también, sus apariciones doradas rodeado de niños, los escándalos, el barullo de Neverland, la noria, la obsesión por Peter Pan, la amistad con un crío tan aborrecible como Macaulay Culkin, el que quisiera levantarse siempre rodeado de infantes, la boda cocinada en el infierno con, cielos, Lisa Marie Presley, el bebé asomado al balcón, la increíble nariz menguante, terrible, y la decoloración de una piel que nació orgullosamente negra y encalló en todos los matices del gris cadáver. Borren de la disquetera mental la indefensa imagen de un marciano con calcetines blancos, mascarilla, guante de pedrería y sombrero, adicto a la pirotecnia visual y las coreografías (ese cáncer), que en la dialéctica arte/espectáculo parecía siempre del lado del segundo. Olvídenlo todo, o no, pero sepan que Jackson no fue el heraldo de ninguna Britney Spears. Sus discos, desde el arranque deslumbrante con sus hermanos y desembocando en “Off The Wall”, “Thriller” y “Bad”, lo salvan de cualquier jibarización. Tarado o no, deja un legado asombroso, drapeado de joyas incandescentes, tributo al mejor soul, funk y pop facturado desde principios los setenta. Grande, a pesar de si mismo.

ENTRADAS RELACIONADAS:

Michael Jackson: Primer Contacto (Efe Eme)

Apuntes dominicales

Michael Jackson (1958-2009)

La noche que Michael Jackson rompió todos los esquemas

Anuncios

5 comentarios

Archivado bajo Cultura, Música

5 Respuestas a “El marciano y sus frutos (by Julio Valdeón Blanco)

  1. Mario García Bartual

    Hola Julio, no conocía ninguno de tus escritos hasta que leí una reseña tuya en “El Mundo” sobre la película “The Reader”. Fue lo único impreso que realmente me gustó de todo aquel montón insulso de páginas. Y respecto a Jacko, pues estoy en lo de funk (sobre todo), soul como aderezo, y, normalmente olvidado, rock and roll. Sí, y esto es mérito de Quincy Jones que quería que “Thriller ” incluyera una canción rockera. Y el resultado fue “Beat it”, y desde entonces Eddie Van Halen se ganó un lugar a la derecha del Padre.

  2. julio ruiz

    Hago la nota media de lo que dice mi tocayo y lo que apuntala/matiza Adrián y me sigo quedando con la parte del Michael Jackson-músico y con algo en lo que hay una aplastadora coincidencia. Dejó una trilogía de discos in-su-pe-ra-ble.

  3. La Gauche Divine nunca existió… Si hay alguien que se considere que pertenece a ella, pues allá él.
    Es difícil para mucha gente hacer lo que propones, separar al artista del personaje, no de la persona. Hay cosas sobre Michael Jackson que se han dicho aquí en l’España de las cuales unas eran verdad, otras no, y otras a medias. By example: el otro día, recién muerto, en A3 decían que compró una burbuja de oxígeno para “mantenerse joven”; mi hermano saltó: no, la compró y la donó para investigaciones médicas.
    Y ahora salen con el vídeo de “News of the World”, que como todos sabréis, un buen día de 1966 o así decidió limpiar el mundo del pop de degenerados y drogatas, sin dudar para ello en inventarse las cosas. Lo peor es que aquí, las informaciones de ese tabloide, sobre cualquier cosa, se toman al pie de la letra. Es decir: cierto periódico español dirigido por un tal J. R. no les llega ni a la suela de los zapatos.

  4. Julio Valdeón

    Jajajaja, enorme discusión ayer, cerveza va, vídeo de Los Tempations, Ike&Tina y Aretha viene, respecto a las coreografías… Tiene razón mi chica, Mónica, y tienes razón tú, con una afirmación tan genérica parece que me cepillo todas las coreografías, de las Ronettes a James Brown… Y eso sería una burrada… En realidad no me expresé bien. Supongo que quería decir que hoy, en muchos casos, hay artistas que han hecho de la coreografía, y de paso las pantallas, los fuegos artificiales, etc., la pantalla que oculte su falta de ideas y/o talento…

    Respecto a los vídeos, mmm, obsesión mía, cada vez me emociona más ver a un artista cantar, y me aburren más y más los vídeos elaborados, artísticos…

    En fin, abrazoootes desde NY, de nuevo,

    Julio.

  5. Don Julio hoy voy a discrepar con usted en dos puntos:

    1: La coreografía como cáncer: así de entrada entre otras cosas se ha cargado todo el soul. Sea James Brown, Motown o Atlantic. Que sería de The Temptations, Supremes, Jackson 5, etc. sin sus bailes. Y tantos otros. Y también pregunto ¿Qué sería de nosotros sin sus pasos?

    2: Los videos de Michael Jackson son la bomba. Reinventaron y definieron el genero. Varias veces. Hicieron bueno aquello del “video killed the radio star” que cantaban Buggles años antes de sus clips. Y como recordaba Alfonso Eduardo en un comentario Motown (y yo añadía que Beatles y el resto de grupos británicos por extensión) inventaron una nueva herramienta de comunicación…

    Le he dejado este video de “In The Closet” con Naomi Campbell como muestra. O revise el de “The Way You Make Me Feel” como maravillas de sencillez, elaboración, sofisticación, sensualidad (e incluso aires flamencos en la coreografía del segundo). Y el de “In The Closet” me da pie para reivindicar “Dangerous”. Entre nosotros, porque el público que siempre es sabio adoró ese disco en su momento. Su primero de la era CD (los anteriores siempre tuvieron en mente la duración del LP). Aparte de la canción mencionada hay otras memorables como “Remember The Time”, “Heal The World” o “Black Or White”, su single de más éxito desde “Billie Jean”. Empezaré la reivindicación esta misma tarde. En la tele, en el programa “Tal Cual” de Antena 3 y si me da tiempo luego en la 1 de TVE, que también preparan un especial MJ.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s