El País no es Interviú

9 de junio de 2009

BERLUSCONI NUE

Les imagino conocedores de las fotos publicadas por El País de la villa de recreo del primer ministro italiano. Francamente lo que se trasluce de ellas no me sorprende en absoluto. Por varios motivos: al personaje se le conoce y se le presupone y además su televisión es su gran escaparate; las bacanales romanas son algo propio de la madre patria de la latinidad; y en tiempos más recientes el maestro Fellini ya retrató los usos y costumbres de cierta parte de la sociedad italiana.

Entiendo que las fotos sean una exclusiva periodística. Y más teniendo en cuenta que Don Silvio ha prohibido su publicación en Italia. Pero no creo que El País sea el medio adecuado para esta exposición. Al menos “mi” País, del que soy fiel lector desde su nacimiento.

Por muchos editoriales que escriban explicándolo, no me convencen. Por mucho “scoop” y repercusión que haya tenido el reportaje fotográfico. Me da igual. Es más, creo que es síntoma de debilidad. Porque si El País toma esta vertiente claramente amarillista es por la caída de ingresos. No encuentro otra explicación.

De hecho la deriva que está tomando el diario últimamente me preocupa. Un antecedente claro y reciente fue el de la foto en portada de Letizia Ortiz y Carla Bruni (error que también cometió Público, dicho sea de paso). Esa imagen tenía toda la intención del mundo. Desde el ángulo de la toma y la perspectiva.

Hubiese preferido ver en El País fotos a pie de avión de Berlusconi y sus amistades, resaltando claramente el carácter público del medio de transporte para asuntos privados. Eso si es un  foto-reportaje de denuncia. Lo que han publicado no es propio de El País. Puede serlo de Interviú u otros medios, más proclives al sensacionalismo y el escándalo. Donde el fin justifica los medios y son terreno abonado para los paparazzi. Es decir, lo contrario a lo que El País –y otra prensa seria- ha defendido hasta ahora.

Para publicar artículos como el de Miguel Mora, cuya lectura recomiendo,  no debería ser necesario recurrir a las ya mencionadas imágenes. Y tampoco para encargarle al Premio Nobel Saramago su excelente La cosa Berlusconi. Con contar a toda página como las editoriales del magnate le tienen vetada la publicación debería ser suficiente.

No se confundan, no estoy defendiendo a Silvio Berlusconi, del cual tengo una pésima opinión. Defiendo un estilo, una forma de hacer periodismo. Al que afortunadamente estaba acostumbrado. Y desafortunadamente parece que tendré que desacostumbrarme.

berlusconi

Anuncios

10 comentarios

Archivado bajo Medios, Política

10 Respuestas a “El País no es Interviú

  1. Gracias por vuestros comentarios. Sólo me queda por añadir lo que me decía La Mundana hace unas semanas (cuando Don Silvio quiso colocar a las azafatas en la lista electoral de las europeas): “Menos mal que no somos italianos”. Desde luego, porque el bochorno sería mayúsculo, y a estas edades volver a cambiarse de país, de nacionalidad, no me apetece nada…

  2. Luego decían los clásicos de Tiberio… seguro que no era ni la mitad que el extraño cavaliere.

    Si no fuera porque es Italia, me llevaría las manos a la cabeza ante las continuas reelecciones de Berlusco. Porque seguro que no hay modo de hacer pucherazo, ¿no?

    Y sí, El País, empieza a ser cada vez más como el país.

    Saludos

  3. Fernando

    Pues sí, puede ser que las imágenes del reportaje de marras no encuentren en El País el mejor acomodo; pero tampoco está tan mal que se vean ahí. Personalmente no las habría visto jamás si se hubieran publicado en Interviú o cualquier otro medio impreso. Y aunque al personaje ya le tuviera bastante poco respeto, la contemplación de esas fotos me hacen aumentar mi desprecio hacia él. Su publicación contribuye a desenmascarar más a un sujeto repugnante que se retrata junto al Papa para exaltar la familia tradicional católica, que promulga leyes tan vergonzantes como la del retorno de los inmigrantes o se permite decidir sobre una pobre chica desahuciada para que pueda o no “desenchufarse” de una vida artificial y sin retorno.
    Verle coquetear con jovencitas, da cuenta de la catadura moral del individuo, o de la “doble” catadura moral. Eso sí, no basta con ver las fotos, hay que leer lo de Mora, para alucinar más con el uso y abuso de fondos ymedios públicos para sus “aventuras” y fiestas.
    Y la última sorpresa: ¿En qué piensan los italianos que vuelven a votarle y vuleven a darle ganador de las europeas en Italia?. Vale que aquí tenemos al inefable tandem Rajoy-Oreja, pero, en serio, no es ocmparable.
    Salud! y no preocuparse. Que haya ganado aquí también la extrema derecha, como en Holanda, servirá para que en la próximas generales salgamos todos a frenarles.

  4. mediotontino

    Sobri el desnú de los italianus, no me sorprendi ná
    tiendin al pavuneu y despues no jadin ná, no pueu muchu opinal polque no entiendu de esu y me pueu equivocal perdoninmi si entremetu una pata y corvejón porque estremeñu yo soy y con jorra lo defiendu perdoninmí si os ofendu que no es esa mi intención.

  5. Por culpa de la foto del trasero de dña. Letizia, casi me hago monárquico.
    Ahora bien, podrían haber tenido algo más de delicadeza: si era por documentar visualmente, haber colgado la foto sólo en la edición digital y bajo un enlace o descarga. Aunque también soy de la opinión de que la chorra de Berlusconi carece de cualquier interés informativo o erótico (aunque hay gente para todo).

  6. julio vinilo

    Lo de El País quisiera pensar, inocentemente, que forma parte de la crisis general que estamos viviendo. El problema puede ser instalarse en esa corriente en la que las cifras están por encima de los códigos éticos con que se lanzaron el día que publicaron el número cero. Por otro lado, porqué competir en ese terreno con la prensa amarilla, cuando eres el líder?
    Estoy de acuerdo contigo, este no es El País que yo leía, pero no sólo por haberse escorado de su línea original. El dominical hace tiempo que no hay por donde cogerle, los deportes vendidos al ministro de deportes culé sin un ápice de objetividad cuando se trata de crónicas del barca, las páginas culturales han dejado de interesarme, sobre todo las reseñas musicales. El problema es que cuando te acercas al quiosco ¡¡¡ no encuentras alternativa !!!

    • Creo que la sección deportiva de ELPAIS es magnífica, ojalá hubiese un periódico deportivo formado por Samano, Ros, Torres, Besa, Giovio, Arribas…y que recuperen a Segurola, que en Marca se está atontando.

      De lo demás, totalmente de acuerdo. Lo del dominical es insufrible.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s