Archivo diario: mayo 26, 2009

Los anti Sinde del domingo pasado

26 de mayo de 2009

libertad de expresión

La foto que encabeza esta entrada no tiene nada que ver con los abertzales. Aunque lo parezca dado el sesgo demagógico y oportunista. Está tomada el domingo pasado en Madrid durante la manifestación anti Sinde (y anti canon, anti derechos de autor, etc.). No llegaron a trescientas personas y en mi opinión fue un rotundo fracaso. Es más, diría que hicieron un ridículo tan sólo comparable al de los presuntos aspirantes a la Presidencia del Real Madrid, quienes han acabado convirtiéndose en “no candidatos”.

Señores la Libertad de Expresión es algo bastante más serio. No jueguen con ella. Y menos en este país donde tanto dolor y sangre se ha vertido en su defensa. No se apropien de ella (como han hecho con otros símbolos). El derecho a la Libertad de Expresión viene recogido en la Constitución de 1978 en su artículo 20, siendo uno de los derechos que dispone de más garantías jurídicas (recurso de amparo, recurso de inconstitucionalidad, reserva de ley y aplicabilidad directa, procedimientos sumarios en la jurisdicción competente, difícil reforma del articulado en la Constitución). Este derecho puede ser suspendido si se declara el estado de excepción según el artículo 55 de la Constitución española.

Comentaba la jugada ayer por la tarde con Antonio Cambronero, cuando apareció J M aka doctorprofessormun, y la conversación derivó (será el post del sábado para Efe Eme, unido a algo que he leído en El País de ayer y que seguramente influyó en JM). Tanto Antonio como yo mencionábamos el post de César Calderón, del que extraigo varios párrafos que resumen perfectamente la situación:

Hoy es un día triste para los derechos de los internautas, un día muy triste.

Los organizadores de la manifestación, con su estrechez de criterio se han convertido en los mejores aliados de la SGAE, dejándonos a los pies de los caballos tras una gestión partidista e interesada de algo que debería haber sido de todos y ha terminado convirtiéndose en un acto minoritario en el que muchos, muchísimos, no hemos podido participar dado el cariz fundamentalista y excluyente que tomaba la convocatoria.

Enrique de Diego ex-subdirector del diario ultra “Época”, colaborador de las ultramontanas Intereconomía o La Nación y presidente de la curiosa plataforma de las clases medias, una organización que entre otras lindezas propone:

– La supresión de las Comunidades autónomas

– Prohibir constititucionalmente el déficit

– Endurecer el código penal

– Acabar con las subvenciones a los sindicatos

Antonio está más cerca de los planteamientos de Calderón que un servidor: no comparto sus puntos de vista sobre los copyrights. Del software libre no tengo ni idea así que no opino y escucho lo que me cuentan “los sabios”. El problema es que muchos de ellos –y no lo digo por Cambronero– si lo hacen sobre la propiedad intelectual de cine, libros y música sin dominar el tema (confunden los términos de Autores con los de Artistas, Interpretes o Músicos y también organizaciones y sociedades de gestión como AIE, AGEDI, Promusicae, CEDRO, VEGAP, UFI, SGAE, etc.). Y qué decir de muchos comentarios “profesionales” que se leen en blogs y artículos de medios online. Lo cual me lleva al principio de esta nota: la Libertad de Expresión. Y añado el mundo de las opiniones. Porque uno es muy libre de expresar lo que quiera, pero, sintiéndolo mucho, no todas las opiniones son respetables. A mi me puede gustar la física quántica o tener interés en aprender sobre el Open Source. Pero de ahí a atreverme a emitir una opinión va un trecho. Y desde luego mi opinión no será digna de respeto, porque parte de mi ignorancia en esos asuntos.

Evidentemente, no todo el mundo actúa como yo (ni yo mismo a veces). Y desde luego los De Diego, Dans o Domingo, cabecillas del esperpento del domingo pasado no siguen mi norma.

Sobre Dans y Domingo ya he expresado mi opinión aquí y aquí. Y le comentaba al amigo Antonio que lo de esta peña no me sorprende en absoluto. Ya vengo diciendo desde hace años que manejan una agenda oculta donde se mezclan intereses personales, económicos y aspiraciones políticas. Afortunadamente se les va viendo la goma de la careta…

Anuncios

23 comentarios

Archivado bajo Consumo, Cultura, Medios, Política