Archivo diario: mayo 3, 2009

Y Xavi impuso su ley (set del Barça en el Bernabéu)

3 de mayo de 2009

juan-aguado-marca

Xavi impuso su ley. Mandó, ordenó, repartió juego, presionó (provocó el fallo de Lass, el primero desde que fichó, y se la puso a Messi en el tercero), colocó a su equipo tanto en defensa como en ataque. 4 pases 4 de gol (el del segundo de Messi, y quinto de su equipo, es sencillamente antológico). Toda una lección. Por algo fue elegido mejor jugador de la pasada Eurocopa. La que ganó España. Simplemente soberbio. Aunque el Bernabéu despidió a Iniesta entre aplausos, quien se merecía la ovación unánime de ambas aficiones fue Xavi. Pero se la perdió porque no fue sustituido.

Cuando juegas en casa y el mejor de tu equipo es tu portero, es que algo va mal, rematadamente mal. Como así fue. Y lo podemos simbolizar en Sergio Ramos, cuya temporada no está siendo buena: capaz de lo mejor (gol y asistencia a Higuaín, quien estrenó el marcador) y de lo peor (un fallo suyo supuso el primero de los dos goles de Henry, a quien no vio en toda la noche, y todo el peligro del Barça vino por su banda).

Cada gol del Madrid fue contestado con tres del Barça. En cada parte los blancos abrieron el marcador. Y ambos periodos terminaron con idéntico resultado: 1-3. Que sumados dan el 2-6 final. Un set.

Indudablemente el otro triunfador de la noche, además de Xavi y Henry (que esta temporada si está rindiendo como se espera de él) fue Pep Guardiola. Sorprendió con la colocación de Messi en el centro del ataque, entre líneas, buscando la espalda de los rivales y las diagonales con Eto’o y Henry, que ocupaban las bandas. Messi marcó dos tantos, que pudieron ser más pero se encontró con San Iker. Juande no supo reaccionar y en mi opinión se equivocó cambiando a Marcelo en vez de a Heinze, quien reaparecía para frenar a Messi (pero no jugó por su banda).

Gran partido del Barça, con una primera parte muy disputada por ambos equipos y una segunda donde los culés se pasearon. Corría el balón y ellos parecían ir andando. Es más, un central como Piqué tuvo arrestos para incorporarse al ataque en el 83’y marcar el sexto. Con eso queda dicho todo. Y nos despertamos del sueño de la persecución, que tan entretenidos nos ha tenido estos dos últimos meses. Salvo catástrofe el Barça será el justo campeón de Liga.

Anuncios

31 comentarios

Archivado bajo Deportes, Fútbol